TV Internacional Polémica en EE.UU. por un reality donde inmigrantes ilegales compiten por el permiso de residencia

En "Win the green", los aspirantes deben tragar gusanos vivos, defenderse de perros de ataque y saltar entre dos camiones

Varios grupos defensores de los derechos de los inmigrantes exigieron la cancelación de un reality show para indocumentados, que ofrece a los ganadores asesoría gratuita para obtener la residencia en Estados Unidos, informa Asocciated Press.

Los grupos señalan que el concurso "Win the green" ("Gana la verde"), producido por Liberman Broadcasting, se aprovecha de la desesperación de los inmigrantes ilegales por obtener una tarjeta de residencia "Green Card" -forma coloquial con la que se conoce el permiso de residencia en Estados Unidos- y trabajar legalmente en el país.

La introducción del programa, que es difundido por cadenas en español en Los Angeles, San Diego, Houston y Dallas, muestra a seis concursantes peleando por conseguir su meta, en medio de imágenes como alambres de púas y helicópteros de la patrulla fronteriza.

El concurso del canal de televisión hispana KRCA Canal 62 sigue el esquema de populares programas como "Fear Factor", donde los concursantes tienen que superar pruebas que les producen miedo o repugnancia para alzarse con la victoria. Así, deben tragar gusanos vivos, defenderse de perros de ataque, atrapar a un cerdo untado en manteca, limpiar los vidrios de un rascacielos o saltar entre dos camiones remolque de 18 ruedas, entre ortos desafíos.

Los grupos acusaron al programa de dar una impresión falsa de cómo funciona el proceso legal de inmigración y de humillar a quienes buscan una residencia legal en Estados Unidos. También dijeron que los participantes son convertidos en blancos potenciales de detención de parte de agentes de inmigración de Estados Unidos.

"Da el mensaje erróneo de que a través de varios trucos uno puede obtener una tarjeta de residencia, además de poner a las personas en peligro de ser deportadas", señaló Angela Sambrano, directora ejecutiva del grupo defensor de los inmigrantes Central American Resource Center.

Los grupos también acusaron al programa de "hacer la tarea" para las autoridades de inmigración al proporcionar detalles sobre posibles inmigrantes ilegales. Los representantes de los grupos dijeron que quieren reunirse con ejecutivos de Liberman Broadcasting para pedirles que hagan una presentación más realistas del sistema de inmigración.

Los grupos advirtieron que si la productora no acepta reunirse con ellos o cancelar el programa, analizarán la posibilidad de convocar a un boicot contra los anunciantes del espacio, así como posibles acciones legales por difusión de supuesta información falsa y asesoría ilegal, dijo Víctor Nieblas, representante del grupo American Immigration Lawyers Association.

Lenard Liberman, codueño de la productora con sede en Burbank, dijo que no se opone a reunirse con los grupos pero que no planea cancelar su programa. "Nosotros sólo tratamos de ayudar a las personas. Yo no sé por qué hay tanta controversia", dijo. "Si nosotros regaláramos implantes de pecho u operaciones de cirugía plástica, a nadie le importaría, pero si intentamos ayudar a alguien para que deje de ser niñera y sea una enfermera, entonces todos protestan".

No garantiza la obtención de la "Green Card"

Los ganadores reciben la promesa de recibir un año de asesoría legal para la obtención de la residencia legal, pero el programa no les garantiza que vayan a recibir al final la tarjeta "Green Card".

Liberman dijo que los concursantes son adultos como para tomar sus propias decisiones y que cualquier inmigrante ilegal ya enfrenta el riesgo de deportación sólo con ir al supermercado.

El programa ya ha transmitido más de 20 episodios y se encuentra en segundo lugar de audiencia entre los telespectadores hispanos de entre 18 y 49 años, según Liberman.

"Ya tenemos a dos personas en proceso de conseguir las tarjetas de residencia. Hay una persona que está a cuatro a seis meses de terminar. No tenemos ninguna queja de los participantes", dijo.

Aunque en el programa participan indocumentados dispuestos a todo con tal de obtener una tarjeta verde, de los que se da su nombre y apellido, por el momento los servicios de inmigración no han tomado ninguna medida contra los concursantes.

Hasta la fecha, tampoco ha sido entregado ningún permiso de residencia entre los ganadores.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba