Un popular actor, la primera víctima Polémica en Egipto por un programa que simula secuestrar a famosos a punta de pistola

Polémica en Egipto por un programa que simula secuestrar a famosos a punta de pistola
Polémica en Egipto por un programa que simula secuestrar a famosos a punta de pistola

"El zorro del desierto" es un espacio de cámara oculta que se ha estrenado con éxito de audiencia, pero que ha generado fuertes críticas por la supuesta crudeza y el realismo de las imágenes

Un programa que simula el secuestro de un personaje popular a manos de una banda terrorista es el último éxito de audiencia en la televisión egipcia y, como es lógico, el origen de un sinfín de críticas.

Se trata del programa Ramz, The Desert Fox (El zorro del desierto) que se emite en el canal Al-Hayat. Este espacio, que se ha estrenado esta misma semana coincidiendo con el inicio del Ramadán, está conducido por Ramz Jalal, un controvertido personaje que el año pasado encerró a una celebrity en un ascensor con un león para otro proyecto de televisión.

Grupos religiosos dicen que el programa va en contra de las enseñanzas islámicas

El zorro del desierto pretende ser un programa de cámara oculta y humor, aunque la crudeza y el realismo de las imágenes pongan en entredicho este fin. En su estreno ha cosechado protestas de espectadores y grupos religiosos porque dicen que va en contra de las enseñanzas islámicas.

En el primer programa aparece un famoso actor egipcio, Izzat Abu Auf, en un autobús lleno de pasajeros que se dirige a una zona turística cercana al Mar Rojo que el popular intérprete cree que va a promocionar, según recoge LaVanguardia.es.

El popular actor, obligado a salir de un autobús a punta de pistola

En medio del desierto aparece, de repente, una camioneta con hombres enmascarados que a punta de pistola obligan al autobús a detenerse. En un punto de la carretera aparece otro vehículo, del que desciende un hombre con un bazoka. Su disparo impacta en el autobús, que se detiene.

Es en ese momento cuando los supuestos secuestradores suben al autobús a punta de pistola, obligan al actor a bajar y le ponen de rodillas, con los ojos vendados, como si estuvieran a punto de ejecutarle. Finalmente, le quitan la venda de los ojos y el actor, al reconocer al presentador del programa la emprende a puñetazos y patadas contra él.

* Síguenos en Twitter (@Vertele) yFacebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba