Se emitió el pasado lunes Polémica por un reportaje de Telemadrid sobre el catalán

"Ciudadanos de segunda" acusa a la Generalitat de relegar el castellano

El reportaje "Ciudadanos de segunda", que acusa a la Generalitat de relegar el castellano y que Telemadrid emitió este pasado lunes en prime time, desató ayer la polémica en Cataluña.

El objetivo del documental era demostrar que en esta comunidad no se respeta la ley que reconoce el derecho a recibir educación en castellano hasta el tercer curso de educación primaria.

Para ello, los reporteros, armados con cámara oculta, recorrían tres colegios sin que la supuesta madre lograra en ninguno de ellos que admitieran dar clase en castellano a su hijo de 6 años.

A continuación, la voz en off concluía que "en Cataluña, si el catalán se cruza en la vida de alguien que no lo hable, se convierte en ciudadano de segunda". La locutora sostenía que todo se debe a "la revancha nacionalista que asola Cataluña".

El reportaje, ofrecido a las 23:00 horas, obtuvo una discreta audiencia del 6.4% de share y 149.000 espectadores.

VÍDEO DEL REPORTAJE EN YOUTUBE

Rechazado por todos los partidos menos PP y Ciutadans

El consejero de Interior, Joan Saura, se preguntó ayer si la difusión del programa responde a la voluntad del PP de abrir "una nueva batalla contra Cataluña". Desde el PSC, Joan Ferran lamentó que Telemadrid "se dedique a atizar bajas pasiones con fines electorales".

Por su parte, Artur Mas (CiU) declaró: "Cuando veo la burda manipulación de la realidad me produce pena y asco". El líder de los populares catalanes, Josep Piqué, sin embargo, se mostró partidario de rehuir la polémica y negó que haya un problema "general" lingüístico.

El reportaje fue rechazado por todos los partidos menos el PPC y Ciutadans. Albert Rivera criticó las formas del reportaje, pero dio por bueno el contenido, mientras que el líder de los populares catalanes fue más rotundo al asegurar que TV3 sale "bastante peor parada" que Telemadrid en la "acumulación de tópicos antiespañoles".

En el Parlament, CiU pidió al presidente de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió, Joan Majó, que proteste ante la FORTA --que agrupa a las televisiones autonómicas-- y ERC reclamó al Govern que estudie cómo denunciar el asunto ante la justicia.

Por su parte, los sindicatos CCOO, UGT y CGT de Telemadrid rechazaron "el enfoque del contenido y la forma" del reportaje, que calificaron de "partidista", y acusaron a la televisión de "fomentar el odio entre los ciudadanos". Subrayaron, además, que el programa es obra de El Mundo TV y que ningún trabajador de Telemadrid participó en su confección.

Telemadrid asegura que su documental "no tergiversa" la realidad

Por su parte, la cadena autonómica asegura que el reportaje incluía "todas las opiniones" acerca de la situación del castellano en Cataluña.

Telemadrid afirma que es un trabajo "plural y equilibrado" en el que se recogen "todas las opiniones" acerca de la situación de la lengua castellana en Cataluña y que "no tergiversa la realidad".

"Con la emisión de este reportaje no se ha pretendido ofender a nadie en ningún momento, sino constatar cuál es la realidad que hoy se vive en Cataluña", indicaron.

Señalaron también que no se ha buscado "enfrentar a aquellos que hablan catalán con los que hablan castellano", aunque, -añadieron- "sí hay quien pueda intentar agitar un enfrentamiento en beneficio de sus propios intereses partidistas".

Testimonios de los afectados

Según informaba Telemadrid en una nota, "Ciudadanos de segunda" pretendía mostrar una radiografía de cuál es la situación actual de Cataluña y las circunstancias en las que viven aquellos que siguen defendiendo el castellano como su lengua materna". 

En la misma se asegura que "el equipo del programa ha hablado, entre otros, con Francisco Caja, profesor de la Universidad de Barcelona, que tuvo que recurrir a un escolta para poder ir a clase, porque, según declara, era agredido por defender el castellano en la vida pública".

"Ciudadanos de segunda" también da a conocer el caso de Carmelo González, un padre canario que lleva desde los años 80 viviendo en Cataluña y al que le ha sido imposible escolarizar a su hija en castellano, un derecho reconocido por la Ley".

"Los comerciantes de Barcelona hablan de las sanciones que se les han impuesto por tener los carteles de sus establecimientos en castellano".

"Por otra parte, el actor Joel Joan, el periodista Miquel Calzada y la escritora y Directora de la Biblioteca Nacional Rosa Regás, entre otros, defienden su idea de unos Países Catalanes independientes del resto de España. Critican "la opresión" que, según ellos, están sufriendo por parte de España.", concluía la nota.

"Ciudadanos de segunda" es el primero de una serie de reportajes de investigación de El Mundo TV para Telemadrid en los que se abordarán temas como la Operación Malaya, el Caso Roldán o el negocio de la prensa del corazón.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba