Estreno Una comedia basada en el Presidente de EE.UU. George Bush bate récords de audiencia

Los creadores de South Park vuelven a triunfar en América con el primer capítulo de su nueva serie

Una comedia de situación basada en la primera familia norteamericana está triunfando en Estados Unidos. ¡Ese es mi Bush! es una parodia de las series clásicas de televisión, sólo que tomando al presidente de los EE. UU. y su esposa como personajes centrales.

Lo que sería imposible o impensable en nuestro país, fue sin embargo un éxito en la noche de su estreno el pasado 4 de abril. Obtuvo, con su escasa media hora de duración, unas cotas de audiencia que superaban todo lo experimentado por la cadena, Comedy´s Central. Lisa Chader, portavoz de este canal de cable, confirmó que se había llegado a un acuerdo por el que se comprometían a emitir ocho capítulos de la serie a cambio de la cantidad más alta que hayan pagado jamás. No reveló el importe exacto, pero sí dijo que ha sido un gran esfuerzo económico para ellos.

Sin embargo, el esfuerzo ha merecido la pena. En su presentación contó con 2,9 millones de espectadores, la cifra más alta alcanzada por una serie en su noche de estreno en los diez años de vida de Comedy’s Central.

De los creadores de South Park

That’s my Bush!, título original de la comedia, pertenece a los productores Trey Parker y Matt Stone, responsables del popular South Park. Ellos se justifican diciendo que no es ésta una crítica al presidente americano ni a los republicanos, sino una sátira de ese prototipo de series con las que hemos crecido, con personajes estereotipados y situaciones donde el bien y el mal están claramente diferenciados. Parker afirma: “Queríamos hacer una comedia de situación puramente americana, pero que a medio camino se fuera transformando en una serie británica”.

Los personajes son los típicos de toda comedia de situación: un marido adorable pero incompetente; la esposa con una gran moral y “los pies en la tierra”; el consejero cuerdo y cabal del presidente; la secretaria un poco tonta pero muy sexy (y, como no, rubia); la criada graciosa y ocurrente (como no, negra); y el vecino meto-me-en-todo e inoportuno. El reparto recae en Timothy Bottoms (The last picture show), Carrie Quinn Dolin, Kurt Fuller (Los cazafantasmas II), Kristen Miller (Cherry falls), Marcia Wallace (la voz de Edna Krabappel en Los Simpsons) y John D'Aquino (Sea Quest y Shades of L.A.).

Según sus creadores, este show no pretende tratar temas políticos. “Queríamos hacer una comedia de situación donde los más importantes asuntos políticos fueran la subtrama, mientras que asuntos como mentir es algo malo fueran el tema principal” –afirma Parker.

Censura

Un rumor aseguraba que las hijas gemelas de Bush aparecerían en el show como dos lesbianas, algo que Parker se ha apresurado a calificar de “mito nacido en Internet”. Según el productor, “desde un primer momento se decidió que no había sitio para ellas en la comedia. Después se pensó que estuvieran fuera de la ciudad, en un colegio. Entonces llegó esa carta sobre No toquéis a mis hijas, así que tendremos que decidir cómo aludir a ellas indirectamente”. La carta citada no es otra que la que la Casa Blanca envió a Parker y Stone para que las gemelas no aparecieran en la serie.

Y es que una producción que tiene su origen en las cabezas de los creadores de South Park, una de las series de animación más irreverentes de la televisión, asusta al mismísimo Presidente de los Estados Unidos. Ahí es nada.

Volver arriba