El paracaidista José Manuel Lucia, "destronado" Pulverizan al último 'recordman' de "Pasapalabra" en Telecinco

Un experto en Marketing consiguió el bote histórico de 450.000€

"Ha sido una locura, como si hubiese salido de mi propio cuerpo y hubiera visto una película. Salté, grité, abracé a Christian... No sé si fueron dos minutos ó 15 segundos, pero ha sido algo imborrable".

Éstas son las primeras impresiones de Antonio García, un especialista en Marketing, tras ganar ayer los 450.000 euros del bote más alto de la historia de “Pasapalabra” en Telecinco, y arrebatar de este modo este récord al paracaidista asturiano José Manuel Lúcia, todo un símbolo del concurso presentado por Christian Gálvez.

[VerteleVideo]

El premio más alto del programa

Con su triunfo, Antonio García supera a José Manuel Lúcia, concursante que batió en abril todos los récords del programa. En este sentido, el participante ha reconocido que “para mí es un orgullo, porque él tiene una capacidad y una lucidez mental que poca gente posee”.

Ha explicado también que “todo concursante tiene su ‘rosco’. Todos tienen una dificultad similar e incluyen tres o cuatro palabras más complicadas para unos y no tanto para otros. Lúcia fue batiendo uno tras otro a 37 contrincantes y el bote fue incrementándose día a día hasta que llegó su ‘rosco’.

“Ha sido llegar y besar el santo”

“En mi caso han sido necesarios cuatro programas y en cierto modo ha sido ‘llegar y besar el santo”.

Casado y con dos hijos, Antonio García, que trabaja en el departamento de Marketing de una empresa de Telecomunicaciones, ha indicado que “ha sido una experiencia espectacular, tanto por el resultado como por el tiempo que he pasado en el programa gracias sobre todo al equipo, que consigue que te encuentres magníficamente y más aún con gente ajena al mundo de la televisión, como es mi caso”.

“No tenía en mente el objetivo de ganar el bote”

El participante, de 34 años y Licenciado en Marketing, ha explicado que “sin querer parecer prepotente, estaba bastante tranquilo porque al llegar al ‘rosco’ contaba con una diferencia bastante grande de segundos respecto a mi rival y, además, no tenía en mente el objetivo de ganar el bote”.

“La clave era intentar hacerlo lo mejor posible y si podía estar un programa más, mejor”.

“Fue como si saliese de mi propio cuerpo”

Antonio García ha explicado que después de haber completado 14 definiciones consecutivas “escuché a Christian gritar un ‘¡Siiií!’ y todo el mundo comenzó a gritar, me puse a botar y, a partir de ahí, ya no recuerdo lo que sucedió”.

“Fue como si saliese de mi propio cuerpo y viera una película sobre mí; recuerdo que salté, me di la vuelta, vi que Christian venía corriendo hacia mí y nos pusimos a gritar como locos… No sé si fueron dos minutos o quince segundos, pero fue imborrable. Una locura”.

“Es necesario templar los nervios”

García, que ha afirmado no ser “concursante profesional”, se ha referido a las claves que a su juicio le han llevado al triunfo final: “La verdad es que todo ha ido aderezado con un poco de suerte, pero ha sido clave acumular bastantes segundos y contar con la gran ayuda de mis compañeros: Alaska y Chema Martínez”.

“Aparte del poso cultural que uno debe tener, es necesario templar los nervios y -aunque pueda sonar un poco ‘ñoño’- yo lo conseguí visualizando en esos momentos imágenes de mis hijos. El contraste tan grande me relajaba y me hacía esbozar una sonrisa”.

“Alaska y Chema estuvieron a la altura, incluso más allá”

Antonio García ha competido en “Pasapalabra” acompañado por la cantante Alaska y el atleta Chema Martínez, medalla de oro en la prueba de 10.000 metros en los Europeos en Munich 2002 y plata en los de Goteborg 2006.

Ambos han ejercido como perfectos “porteadores” del concursante en su camino hacia el triunfo final al proporcionarle 54 segundos extra para afrontar la prueba de “El Rosco”.

“Estuvieron muy bien, a la altura de la situación e incluso más allá. En mi segundo programa, por ejemplo, me quedé bloqueado por los nervios y ellos estuvieron ahí para ayudarme. De hecho, Chema en los dos últimos programas en la prueba de ‘La palabra imposible’ consiguió varios segundos inesperados”.

“Antes de participar me encerré para ponerme a prueba”

Reconocido seguidor del “Pasapalabra”, el participante ha indicado que “las dos semanas anteriores a mi participación me encerraba a ver el programa en mi habitación alejado de los gritos de los niños para ponerme a prueba."

"Y, realmente, es como cuando te sacas el carné de conducir, que el día antes haces mal los test. A mí me ocurrió igual, no conseguí acabar un ‘rosco’ ni de broma e incluso me ponía más nervioso”.

El concursante ha asegurado que la versión para teléfonos móviles de “Pasapalabra” le ha ayudado también en determinados momentos: “También he practicado con el juego para el móvil. Me servía para aliviar los nervios y a la vez para prepararme”.

Liquidará la hipoteca y viajará a Finlandia

El bote de 450.000 euros servirá para que su brillante ganador pueda “básicamente liquidar la hipoteca, como una gran mayoría de los españoles”, aunque también reservará una parte para permitirse “algún capricho en forma de viaje”.

"A mi mujer le apetece presenciar una Aurora Boreal, así que viajaremos a Finlandia. Además, les prometí a mis hijos que si ganaba nos iríamos a ver a todos los personajes de Disney a Eurodisney, así que el verano que viene ya lo tengo completamente comprometido".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba