Caso abierto La Púnica investiga la gestión de un concierto de Bertín Osborne

La Púnica investiga la gestión de un concierto de Bertín Osborne
La Púnica investiga la gestión de un concierto de Bertín Osborne

Anticorrupción investiga a Navalcarnero por el contrato con Waiter Music para la actuación del cantante en un momento en el que la localidad tenía una gran deuda. Además, en un pueblo cercano, el mismo documento se firmaba por más de 11.000 euros de diferencias

La pieza 7 de la trama Púnica, se ha bautizado como "hechos referentes a Waiter Music". Esta trama está salpicando a más municipios madrileños que contrataron a la empresa de eventos y festejos. Según El Confidencial, ahora se investiga a Navalcarnero por la adjudicación de un concierto de Bertín Osborne en las fiestas de septiembre de 2013.

Un ayuntamiento en quiebra y famoso por 32.670 euros

Al parecer, el contrato que el anterior gobierno del PP adjudicó a la localidad para tal evento, no contó con el visto bueno ni del interventor municipal ni de la tesorera, debido a la situación de quiebra por la que pasaban las arcas municipales.

El contrato para que Bertín Osborne cantara en Navalcarnero fue firmado por el alcalde, Baltasar Santos (imputado en tres procesos judiciales) y José Luis Huerta, propietario de la empresa de fiestas e imputado. Dicho documento comprometía al artista primero a dar el pregón de las fiestas de ese año y después a actuar en el municipio el 5 de septiembre. El precio fue de 32.670 euros, IVA incluido.

Pero la realidad es que en esos momentos, Navalcarnero estaba en quiebra técnica y arrastraba una deuda de 90 millones de euros, de las mayores de la Comunidad de Madrid.

Diferencia de 11.600 euros entre una localidad y otra

Aunque el interventor municipal reconocía que la ley de Contratos del Sector Público permite a los ayuntamientos adjudicar directamente este tipo de conciertos, cuando no exceda de 100.000 euros y siempre que se negocie directamente con el artista o su representante, desaconsejaba la actuación de Bertín Osborne debido a la delicada situación financiera del Consistorio.

Navalcarnero tenía una deuda de 90 millones de euros y a día de hoy, en septiembre de 2015, "técnicos municipales cifran la deuda en 201 millones de euros", explica un portavoz municipal (ahora el Consistorio está gobernado por el PSOE).

Pero lo más extraño es que en la denuncia que tiene Anticorrupción, se compara el contrato que el Ayuntamiento de Alcorcón también firmó en 2013 con Bertín Osborne para que diera el pregón y actuara por 21.000 euros, 11.600 euros menos que lo que costó en Navalcarnero. Los investigadores creen que Waiter actuaba en connivencia con Francisco Granados, el principal exdirigente del PP implicado en el caso, para contratar a la empresa a precios inflados y repartir luego comisiones.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba