El programa acusó el cambio Así fue el primer 'Punto Pelota' sin Pedrerol: "Mando un abrazo a Josep"

Así fue el primer 'Punto Pelota' sin Pedrerol: "Mando un abrazo a Josep"
Así fue el primer 'Punto Pelota' sin Pedrerol: "Mando un abrazo a Josep"

Carlos García Hirschfeld comenzó el programa recordando al antiguo equipo y con miedo a las redes sociales: "Me habéis dado una cera tremenda". Ha explicado toda la situación en su blog: "Llevo casi un año pasándolas más que canutas con mi empresa", y se lamenta de las reacciones: "Menos mal que mi madre no tiene Twitter"

"Hola muy buenas noches, no soy Josep Pedrerol, soy Carlos García Hirschfeld, bienvenidos a esta nueva etapa de Punto Pelota que comenzamos hoy, y en la que como pueden comprobar va a haber algunas cosas nuevas". Así saludó ayer el nuevo director y presentador del programa de Intereconomía a los espectadores del, desde ayer, su programa.

Hirschfeld, que poco después se dirigió al antiguo equipo del espacio en tono cordial, quiso también dejar claro que "lo que no va a variar es que este va a seguir siendo un programa futbolero y divertido que vamos a hacer con nuestros tertulianos y con todos ustedes, con lo que vayan contándonos durante el programa".

"Durante la tarde han ardido las redes sociales. Muchos dándome una cera tremenda"

"Yo sé que durante la tarde han ardido las redes sociales. Ha habido algunos mensajes cariñosos de ánimo y otros muchos dándome una cera tremenda. Y muy normal. Todos los que quieran decirnos algo, como siempre, van a tener varios caminos", continuó antes de ceder la atención a Rocío Cano, que se encargó de leer los mensajes como hasta ahora hacía Irene Junquera.

Tras Cano, retomaba su speech inicial: "Habrá mensajes cariñosos y no tan cariñosos, pero todos esos mensajes que lleguen a favor y en contra yo los agradezco. Y a todos, pero a los críticos especialmente, les invito con todo el respeto a que se queden con nosotros en esta noche un poquito especial".

"Mando un abrazo a Josep y a los que no están aquí hoy"

Tras eso, quiso acordarse brevemente del antiguo equipo del programa que ahora él dirige y presenta: "Mando un abrazo a Josep y a los que no están aquí hoy, y saludo ya a los tertulianos que esta noche van a estar con nosotros: Chus Galán, José Vicente Hernáez, Monica Martínez, Isidoro San José y Melchor Miralles".

El programa quiso centrarse rápidamente en su nueva etapa, y no hacer más evidente los problemas de esa misma tarde. Sólo Chus Galán quiso, cuando se le concedió su primer turno de palabra, acordarse también de Pedrerol y el resto de compañeros y enviarles un saludo.

También se solidariza en su blog: "Lamento la situación que ha vivido Pedrerol"

A través de una entrada en su blog personal titulada "El hijoputa" (refiriéndose a sí mismo, no a otra persona), Hirschfeld también ha querido apoyar a Pedrerol y al resto de trabajadores: "Lamento la situación que ha vivido Josep Pedrerol al que no conozco personalmente y al que deseo lo mejor. Por supuesto me parece tremenda la angustia de los trabajadores de Intereconomía a los que se les debe dinero".

"No fue fácil. La mitad del equipo habitual del programa no estaba allí"

En el mismo texto, el periodista explica cómo se gestó su fichaje. Recibió una llamada esa misma tarde en la que le ofrecían presentar el programa, y reconoce que "no fue fácil. En ningún sentido. La mitad del equipo habitual del programa no estaba allí. La otra mitad, lógicamente, estaba bajo el impacto emocional de saber que el que hasta anoche había sido su jefe dejaba la casa y era sustituido por otro al que no conocían".

"Hubo que montar deprisa y corriendo un programa sin que se notase en exceso que habíamos empezado a hacerlo a las siete y media de la tarde y encontrar a no menos de 6 tertulianos para que nos acompañaran en el plató. Las últimas 4 horas antes de arrancar estábamos llamando a amigos periodistas y ex jugadores de fútbol para intentar cubrir un hueco que había quedado vacío y que había que tener lleno a las 12 de la noche. Y llegamos", continúa.

"No fue el programa ideal de ninguno de los que estábamos allí. Ni en el plató, ni fuera de él. Pero lo hicimos y esta noche tenemos el compromiso de hacer otro y conseguir que la nave vuelva a navegar sin zozobras cuanto antes", concluye.

Explica por qué aceptó: "Llevo casi un año pasándolas más que canutas con mi empresa"

Aún sin tener por qué hacerlo, Hirschfeld también ha querido explicar por qué aceptó el puesto: "Además de periodista, soy empresario. Como nos pasa a todos por la cadena de impagados en la que se ha convertido este país, llevo casi un año pasándolas más que canutas con mi empresa para llegar a fin de mes y poder pagar las facturas. Hace meses tuve que despedir a todos mis trabajadores. En este momento mi productora no tiene ningún programa en el aire".

"Estoy felizmente casado y tengo tres hijos y llevo más de un año sin poder pagarme un sueldo porque mi empresa no se lo puede permitir. Y no pretendo dar ninguna pena, porque soy un tío inmensamente feliz y sé que hay millones de personas que lo pasan mucho peor que yo. Pero ¿debo en estas circunstancias decir que no a una oferta de trabajo que me hace una cadena de televisión? Yo creo que no", confiesa.

"Menos mal que mi madre no tiene Twitter. Y lástima que no sea analfabeta"

El periodista también ha querido reflejar la ola de insultos de la que ha sido foco por aceptar el puesto: "Menos mal que mi madre no tiene Twitter. Y lástima que no sea analfabeta, porque si hoy entra, por ejemplo, en algunos periódicos digitales no leerá cosas bonitas sobre su hijo".

Luego, también añadía: "El otro día escribí una entrada que titulé 'La Hijaputa' hablando de la liberación de la etarra Inés del Río. Hoy el Hijoputa soy yo. En las redes sociales, sin profundizar demasiado, he leído a gente diciéndome, además de hijo de mala madre, traidor, esquirol, mal compañero, ladrón, imbécil, arrastrado… Algunos aventuraban sobre (dicho finamente) mi tendencia a practicar el coito con las novias de mis amigos y no sé cuántas lindezas más que les ahorro. Y yo entiendo el cabreo, pero pido también a la gente que comprenda".

"Prefiero que me llamen hijoputa personas que no me conocen"

"Me da igual. Yo me considero una buena persona, creo que soy un buen profesional y anoche, como esta noche y las que vengan, intentaré hacer el mejor programa de televisión posible. Y si a alguien le parece mal, lo lamento muchísimo. Si tengo que elegir, sinceramente, prefiero que me llamen hijoputa personas que no me conocen, a que me llamen tontolculo mi mujer y mis hijos por renunciar a un trabajo en un momento como este", finaliza su texto.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba