Internacional ¿Quiere hacerse millonario... en vivo y en directo?

El formato se atreve a emitir en tiempo real en su 10º aniversario

“¿Quién quiere ser millonario?” cumple este mes su décimo aniversario con una magnífica salud en la mayoría de los territorios en los que se emite.

Licenciado en 106 países y actualmente en emisión en más de 50, sus últimos hitos han sido entrar en China y Nueva Zelanda, pero sobre todo, atreverse con su primera emisión en directo en Australia y en Noruega.

Se trata de una importante novedad, ya que prácticamente todos los concursos de entretenimiento, tanto diarios como semanales, se ofrecen desde hace años en emisión grabada para ahorrar costes.

Australia y Noruega han sido pioneros en ofrecer el “Millonario” a sus espectadores en vivo y en directo, con todo el incremento de tensión e imprevisibilidad que ello conlleva.

La versión con famosos en ITV ha superado a la BBC

“El millonario” nació el 5 de septiembre de 1998 en Inglaterra y desde aquellas fechas se ha emitido ininterrumpidamente en las islas británicas. Actualmente lo difunde ITV en prime time y en sus últimas entregas, protagonizadas por famosos, ha mantenido cuotas de pantalla del 23% con casi cinco millones de personas, superando en su franja a la BBC, que se movía en este horario en el 19% de cuota de pantalla.

“El Millonario” forma parte ya de los concursos de la televisión legendarios junto con otros ‘best sellers’ como “La ruleta de la fortuna”, “Pasapalabra” o “Deal or no deal” (“¡Allá tú!”).

Único concurso occidental que se asienta en la televisión japonesa

“¿Quién quiere ser millonario?” se ha emitido en lugares tan diversos como Japón, país en el que es el único concurso occidental que ha conseguido introducirse en sus cadenas, o Nigeria.

Éxito de la primera versión en directo

Pero siguen teniendo un éxito considerable las versiones de Francia, Alemania o Italia y, últimamente, de países como Rusia, Australia y Noruega -con la particularidad de que se emite en directo-, Filipinas, Kazajstán, Grecia, Polonia, Singapur, Filipinas, India o Estados Unidos -donde esta temporada vuelve a ofrecerse en sindicación-.

2waytraffic consiguió vender el programa a China el año pasado garantizando la emisión de cien capítulos por temporada. Los responsables de la compañía aseguran que “es emocionante entrar en un país que tiene 300 millones de aparatos de televisión y más de mil millones de espectadores potenciales”.

A lo largo de su historia, en varios países ha cambiado de horario de emisión, duración, presentador e incluso de cadena emisora, pero siempre ha regresado a las pantallas con éxito.

“Una emisión casi obligada en todos los países”

“Con la atomización de audiencias que se está generando en la mayoría de los países, este formato es una referencia en sí mismo y vemos que su emisión es casi obligada” según el productor ejecutivo mundial del formato, que en España ha emitido Antena 3 desde el verano de 2005 hasta enero de 2008, y anteriormente Telecinco entre las temporadas 1999/00 y 2001/02.

El presentador de la versión india, considerado un Dios

En India el presentador es uno de los grandes actores de Bollywood, Amitab Bachan, que ha provocado que se escribiera una novela de gran éxito que ha sido llevada al cine. Una parte de sus espectadores le consideran casi un Dios y algunos fanáticos han llegado a escribirle cartas usando como tinta su sangre.

Un “Millonario” solidario

A lo largo de los años el formato del “Millonario” ha ido sofisticándose y ha generado todo tipo de especiales: parejas, profesores y alumnos, famosos, y jóvenes. La versión Junior ha contado con concursantes de escuelas de Austria, Colombia, Georgia, Hungria, India, Japón, Polonia, Romania, Singapur y Eslovaquia.

En estos casos el dinero obtenido se pone al servicio de la educación de los ganadores, para garantizarles educación universitaria en países pobres, o para comprar bienes para las escuelas, como el autobús que un niño de 10 años, Dario Jaramillo, ganó para su centro escolar en Colombia participando en el “Millonario” de Caracol TV.

Algunas curiosidades

Uno de los concursantes de la versión que se emite en Oriente Medio y Norte de Africa fue uno de los cien ganadores que el premio máximo ha tenido en todo el mundo. Mohammad, palestino y licenciado en Farmacia, viajó durante 24 horas desde su domicilio en la franja de Gaza hasta los estudios de El Cairo, Egipto, donde se producía el programa.

Había anunciado que si ganaba el premio máximo le propondría matrimonio a su pareja, lo que hizo nada más salir de la grabación del programa. A continuación viajó hasta Dubai para ver a su familia a la que no había podido ver en los últimos siete años.

En Islandia un joven sacerdote ganó también el premio máximo y dedicó el dinero a renovar la pequeña iglesia que regentaba.

Otra curiosidad proviene de Rusia, país en la que los concursantes tienen que analizar cuidadosamente las respuestas que les dan los amigos que se ponen al teléfono porque parece que deliberadamente dan respuestas equivocadas a los participantes.

En todo el mundo sólo hay dos mujeres presentadoras del “¿Quién quiere ser millonario?”: Meredith Viera que presenta la versión de USA y Dian Sastro, que es la conductora del programa en Indonesia.
Intento de fraude en el programa

Entre las anécdotas tragicómicas que ha protagonizado el concurso está el intento de fraude que un militar británico, el Comandante Charles Ingram, intentó perpetrar junto con la complicidad de su mujer Diana, y de un universitario, Tecwen Whittock, para ganar el millón de libras que prometía ITV.

El oficial adivinó las quince preguntas siguiendo las indicaciones que le hacía el universitario tosiendo tras cada pregunta que formulaba Chris Tarrant. El equipo del programa sospechó de este extraño comportamiento e Scotland Yard se puso a investigar y descubrió un sofisticado sistema para transmitir información inalámbrica con las respuestas correctas.

La evolución de los comodines

A lo largo de estos diez años de vida el programa ha puesto a la disposición de los concursantes una serie de “comodines” que han ido variando. Desde los tres primeros tradicionales, el 50/50, la llamada telefónica y la ayuda del público, los creadores de la idea han incorporado últimamente otras opciones que han renovado el formato: rechazar la pregunta y cambiarla por otra, los tres hombres sabios y la posibilidad de elegir dos respuestas posibles en lugar de una.

Algunos datos interesantes: en los dos primeros años en los que se vendió en Inglaterra el juego de mesa de “¿Quién quiere ser millonario?” se consiguieron vender un millón de unidades. También se ha trabajado intensamente en su adaptación a las nuevas tecnologías: interactividad, TDT, internet y teléfonos móviles.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba