Confidencial ¿Quo Vadis Paolo Vasile?

El futuro inmediato del consejero – delegado de la cadena de Mediaset se empieza a perfilar a la par que el de Telecinco

Paolo Vasile seguirá en España tres años más y emprende una cruzada para recortar el gasto en Telecinco. El ejecutivo tiene como absoluta prioridad mejorar la rentabilidad de la cadena más rentable para afrontar la competencia de Antena 3.

Los buenos resultados de audiencia no son suficientes para relajar al equipo directivo de la cadena de Mediaset. Paolo Vasile es consciente de que Maurizio Carlotti, perteneciente a su misma escuela italiana, luchará por mejorar la rentabilidad de Antena 3 y de levantar su audiencia y no se trata de que les coja desprevenidos.

Los objetivos de Carlotti son claros: pretende ganar 85 millones de euros en el año 2004 y subir por lo menos un punto la cuota media de pantalla de la cadena de Planeta. Si consigue pasar de 80 millones de euros negativos a 85 positivos, habrá cumplido la primera parte de su plan. Juega con la ventaja de que buena parte de las pérdidas ya fueron contabilizadas en el ejercicio del 2003 que ha quedado atrás, con lo cual empieza el año con muy buenas perspectivas y con parte de los deberes hechos: una salida a Bolsa enormemente exitosa.

Telecinco prepara la salida a Bolsa

Ahora le toca a Telecinco dar el paso. Telecinco ha tenido como objetivo su salida a Bolsa, siempre que el mercado viva un buen momento, y parece que este momento llegará en 2004. Paolo Vasile lo quiere hacer con todas las garantías. No le basta con haber acabado el año con unos beneficios antes de impuestos que superan los 120 millones de euros, ni de haber rozado en el mes de febrero el liderazgo, pisándole los talones a Televisión Española. Sabe que en este negocio cualquier debilidad es aprovechada por la competencia y que el éxito, lamentablemente, es cíclico. Y quiere asegurarlo.

Para empezar, Vasile ha aceptado la invitación de seguir dirigiendo la cadena de Mediaset en España tres años más. Los rumores de su inmediato relevo para irse a Italia, donde vive su familia, impregnan la cadena desde hace un par de años. Y él sabe que esto no es bueno, ni para la cadena, ni para él, ni para cumplir los objetivos que se propone. Ha cortado las especulaciones de raíz anunciando que ha decidido renovar su compromiso y que se queda, por lo menos tres años más dirigiendo Telecinco. Si las cosas van bien, o muy bien, siempre es posible marcharse antes, rodeado de éxito. Tiene 51 años y le quedan aún quince intensos años de actividad profesional. A su lado, su hombre de confianza, Massimo Mussolino, es la garantía de una buena gestión “italiana” y a nadie le extrañaría que en un futuro próximo fuera el ejecutivo llamado a relevar a Vasile. Pero tiempo al tiempo.

Objetivo: la rentabilidad

Vasile sabe que todas las organizaciones, inevitablemente, tienen tendencia al caos. A pesar de las medidas que se toman para garantizar rentabilidades, el día a día acaba degradando las decisiones y provocando “rotos” que deben remendarse. Para preparar la salida a Bolsa, los gestores económicos de Telecinco han abierto una amplia auditoría de toda la cadena. Y muchas de las cosas que han encontrado no les han gustado. Por ejemplo, una plantilla que, a pesar de su ligereza, consideran demasiado grande. Creen que podrían funcionar igual de bien con cincuenta personas menos de plantilla. O quizá cien. Las contrataciones a través de empresas de trabajo temporal son ideales para un equipo humano flexible y adaptado a las circunstancias. Los sindicatos, inquietos por lo que ven venir, han empezado a reflejar sus inquietudes en las hojas sindicales.

La Unión General de Trabajadores difundía hace pocos días el siguiente comunicado, titulado “La CIA en Telecinco”. Decía, entre otras cosas, que “la inminente salida a Bolsa del Grupo Telecinco conlleva la realización de una auditoría interna·. Tras afirmar que “esto último es obligatorio y aconsejable” señalaba el sindicato que “para ello creemos que no es necesario instaurar un "Estado Policial" en la empresa, con interrogatorios en pasillos a trabajadores sin ninguna responsabilidad”. La misma nota indicaba refiriéndose a las bajas laborales que “sólo en caso de citación por escrito para la realización de pruebas médicas debéis ir y os aconsejamos que nos informéis para la realización de las oportunas denuncias en caso de ilegalidad”.

Tensiones con la Dirección de Producción

Los problemas no solamente se producen en la relación entre empresa y trabajadores. También ha habido tensiones entre distintos Departamentos de Telecinco. Hace una semana un confidencial de internet hablaba de que algunos altos cargos de la cadena estaban en la “cuerda floja” porque su gestión era criticada. Según noticias de Vertele, la Dirección más afectada por esta fiscalización es la de producción, a la que se reprocha la realización de contratos de larga duración con presentadores a los que no se les saca demasiada rentabilidad, pero que cobran cifras multimillonarias. En algunos casos los contratos no son exclusivos y los conductores siguen trabajando para otras cadenas de televisión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba