Sigue la puja El R.Madrid negocia con Murdoch sus derechos de TV por 1.000 millones

La oferta casi duplica la presentada por Telemadrid

Hace dos semanas eran 600 millones, el pasado martes 800 (así lo oyeron peñistas madridistas en Segovia de labios de su presidente) y ayer 1.000, según publica hoy La Razón.

Lo bueno para el Real Madrid es que las cifras que se barajan son de ingresos, los que podría tener durante siete años por la venta de sus derechos televisivos, los mismos que tiene hipotecados hasta la temporada 2007/2008 con Sogecable. Pero el maná no llegará en esta ocasión al club blanco desde Tres Cantos sino desde Australia, de la mano de Rupert Murdoch.

El presidente del club madridista, Ramón Calderón, no citó ayer al citado magnate, ni tan siquiera a su grupo mediático News Corporation, pero sí dijo en voz alta que "vamos a firmar un contrato que va a rondar los 1.000 millones de euros, porque nuestros derechos tienen ese valor".

Como no podía ser de otra manera, viendo las cantidades, confesó que "espero que la operación se haga porque nos dará solidez y nos permitirá afrontar el futuro sin problemas", y adelantó que "creo que el asunto se resolverá a finales de esta semana o principios de la que viene".

Cuatro candidatos

En una entrevista a "El partido de la una", de Onda Madrid, Calderón puntualizó que no tenían prisa, "porque nos queda año y medio de contrato y es lógico que los interesados se muevan y nosotros intentemos sacar el mayor partido".

En este sentido, resaltó que "cuando llegué a la presidencia me ofrecieron la mitad de lo de ahora", y subrayó que había cuatro operadores interesados en los derechos televisivos del club pero que "ya se ha elegido uno". Los implicados en este negocio a los que hizo referencia el presidente madridista eran Sogecable, Mediapro, Telemadrid y Murdoch, que habría sido finalmente "el elegido".

Sogecable quería renovar a toda costa los derechos que tiene hasta el final de la próxima temporada sabedor de que este es el club que más audiencia tiene en televisión y, lo que es más importante, el que proporciona mayores ingresos en el pago por visión, la principal modalidad que tienen las cadenas de pago para rentabilizar sus inversiones.

Por otra parte, en el pasado mes de julio, en plena fiebre mundialista, Mediapro, que ya se había hecho con los derechos del Athletic de Bilbao, Zaragoza y Barcelona (los azulgranas recibirían, a partir de la campaña 2009/2010, 120 millones el primer año, incrementándose esta cifra en cinco millones en cada uno de los otros seis ejercicios contratados), quiso hacerse en exclusiva con los del Madrid y presentó una oferta de 1.190 millones de euros por siete temporadas, a razón de unos 170 por cada una de ellas.

La oferta quedaría en nada ante el hecho de que la entidad madridista aún tuviera contrato en vigor con Sogecable, y por el posterior acuerdo para que Mediapro fuera la encargada de la comercialización de los derechos en abierto de la Liga española de fútbol, que cedió para las próximas tres campañas a La Sexta, cadena de la que es accionista mayoritario.

Duplica la oferta presentada por Telemadrid

El tercer gran rival que ha tenido Murdoch ha sido Telemadrid, en una operación que contaba con el respaldo económico de la propia Comunidad de Madrid. La cadena, que se había quedado sin su partido de fútbol televisado los sábados, tentó a los blancos con una oferta de 120 millones de euros anuales, durante un periodo mínimo de cinco temporadas.

La operación se llevaría a cabo a través de una sociedad en la que se repartirían el accionariado la propia Telemadrid (el 32%), Cajamadrid (el 48%), y los tres clubes madrileños, toda vez que la idea inicial era la de comprar también los derechos del Atlético de Madrid y del Getafe. En todas las operaciones, el equipo de Calderón, a diferencia del Barça, mantendría en propiedad sus derechos de imagen.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba