Balance RTVE prevé cerrar el año con unas pérdidas de 757 millones de euros

Sólo podrá "arañar" 43 de los 177 de pérdidas no presupuestadas detectadas para este año. La deuda acumulada rebasará los 7.000 millones

La dirección de RTVE ha diseñado un ajuste con el que se propone arañar en 43 millones de euros la desviación en el presupuesto para este año elaborado por el equipo anterior, y que una auditoría externa ha fijado en 177 millones de euros de pérdidas más de los 623 millones previstos.

Según explicó hoy en un encuentro informativo el secretario general del ente público, Jaime Gaiteiro, del análisis de la evolución de las cuentas de RTVE hasta finales de junio, las pérdidas alcanzarían 800,5 millones de euros a final de año si no se hace nada, pero se quieren rebajar a 757,3 millones, es decir, 43,2 millones menos, pero aun así 132 millones más de lo esperado. En cualquier caso, la deuda acumulada por el ente rebasará holgadamente a 31 de diciembre los 7.000 millones de euros.

INGRESOS IMPOSIBLES

De la desviación presupuestaria detectada por la auditoría, no podrá hacerse nada sobre 168,9 millones de euros. Corresponden a gastos no contabilizados o no presupuestados (como 16,3 millones de euros por inversiones en la TDT --TV digital terrenal- que se consideraron inicialmente como activo y que han pasado a ser gastos corrientes), o ingresos presupuestados pero de "imposible realización" (en concreto 100 millones de euros por la comercialización de derechos de la Eurocopa o las Olimpiadas de Atenas.

Gaiteiro afirmó que el presupuesto para este año, elaborado por el anterior equipo, contemplaba un aumento de ingresos del 10 por ciento cuando en el periodo 2003 se había estimado una reducción del 4,2 por ciento. Así, el presupuesto para Deportes de este año había crecido en más de 130 millones de euros sobre lo normal para hacer frente a eventos como la Eurocopa o los Juegos de Atenas, y se pretendía ingresar 100 millones, supuestamente emitiendo estos eventos sin revenderlos, algo que "no se sustenta de ninguna manera" y que, según el secretario de RTVE, debió obedecer a una decisión de "cuadrar" las cuentas.

Otra parte de las desviación detectada, cifrada en 42,7 millones de euros, sí podrá ser objeto de medidas de corrección. Afecta especialmente al capítulo de Programas, donde se estima que el gasto sería a 31 de diciembre 26,6 millones de euros mayor al esperado, o en Deportes, donde la desviación alcanzaría los 10 millones.

En este punto, el secretario general del ente reseñó que "se han encontrado" con una gestión anterior basada una reducción e las partidas para programas pero que no era al tiempo capaz de reducir el gasto, con lo que el resultado era un consumo de existencias que comprometía el stock de contenidos susceptibles de ser emitidos por la cadena.

La reducción de pérdidas se quiere conseguir asignando a partidas más afectadas por la desviación presupuestaria --especialmente programación, donde se esperan 23,3 millones de euros de gasto más de lo esperado-- excedentes en capítulos como los ingresos (20 millones más por una esperada positiva evolución de la publicidad) o gastos financieros por el pago de intereses de la deuda , que aportarán 27 millones de euros. En su conjunto, Gaiteiro espera que se recuperen 36,5 millones de euros de los 42,7 detectados.

Las modificaciones serán sometidas a la aprobación del consejo de administración del ente y también se notificarán al Ministerio de Economía y Hacienda, que como la SEPI están al tanto de la situación. Gaiteiro no espera objeciones porque opina que lo que se va a hacer es "lo más razonable" para intentar reconducir en parte una situación "que nos encontramos" en un plazo de tiempo que es cortísimo. Esta labor ha sido previa al diseño pendiente de los presupuestos para 2005.

Gaiteiro explicó que con la capacidad de endeudamiento de la que dispone RTVE será suficiente para afrontar las nuevas cuentas y confía en poder llegar con ellas a final del año, "modificando ligeramente la programación del último trimestre". Sobre el incremento previsto en las nuevas cuentas de los ingresos por publicidad, el secretario general de RTVE restó importancia a que pueda comprometerse ese objetivo por la bajada de audiencia frente a las televisiones privadas, y aseguró que no hay "obsesión" por el ranking en el nuevo equipo directivo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba