Plan de saneamiento RTVE recortará el papel de los centros territoriales y cerrará Ràdio 4

El presidente de la SEPI y Carmen Caffarel anunciaron las primeras medidas

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y la directora general de Radiotelevisión Española (RTVE), Carmen Caffarel, anunciaron hoy las primeras medidas que acarreará el plan de saneamiento, centrado en devolver la "eficacia" al ente público. Entre ellas, el cierre de la emisora en catalán Ràdio 4, el centro de producción de Canarias, y la reducción de la actividad de los centros territoriales a la elaboración de un informativo territorial de media hora y su labor como corresponsalía de los servicios informativos centrales. La 2 y Radio 5 perderán sus desconexiones territoriales.

En rueda de prensa en la sede de la SEPI, Martínez Robles remitió al imperativo legal tanto español como comunitario de "eficacia y eficiencia" en la gestión de los recursos públicos para explicar estas decisiones. En primer lugar, se refirió a la política de producción de los centros territoriales, de los que aseguró su supervivencia pero con una merma de su actividad, ya que algunos de ellos tienen un coste de producción "hasta 10 veces superior" al de otros servicios.

Esta reducción afectará a toda la producción territorial que no sea el informativo diario de media hora previsto en cada comunidad autónoma y su actividad informativa subsidiaria de los servicios centrales, tanto para la televisión como para la radio públicas. "Es absurdo que sigamos compitiendo en programas con escaso éxito con televisiones autonómicas, porque ahora la oferta de programación regional no es la que había en los 70", apuntó Caffarel.

"No tiene sentido que unos medios pagados por los ciudadanos compitan con los medios autonómicos que también los pagan los ciudadanos", señaló la directora general de RTVE en la línea de Martínez Robles, que añadió que además del alto coste de estos espacios, "es un hecho que la audiencia prefiere otras ofertas y no la de RTVE".

De esta manera, tras los recortes anunciados, la actividad de los centros territoriales quedará reducida en televisión al informativo de media hora de la primera cadena, ya que de La 2 desaparecerá toda desconexión territorial. El plan de saneamiento homologará al centro territorial canario al resto de los españoles, tras decidir la desaparición del centro de producción de las islas, que abastecía de contenidos únicamente a la emisión canaria. En cambio, Martínez Robles apostó por la continuidad de los centros de Madrid y Sant Cugat del Vallés (Barcelona), donde no está previsto un recorte de su actividad.

RÀDIO 4, "LA MÁS CARA POR OYENTE"

En el caso de la radio, la emisora en catalán cesará sus emisiones por ser "la de mayor coste por oyente de España y una de las más caras de Europa", según martínez Robles. "De los 7,5 millones de personas en Cataluña, sólo 8.500 personas escuchan esta emisora, y así no sirve para nada; ni es servicio público, ni cohesiona el territorio", apuntó. A esto, añadió las circunstancias del panorama radiofónico catalán, "donde la defensa de la lengua propia está garantizada". En Ràdio 4, según los sindicatos, trabajan unas 40 personas de los 110 trabajadores del centro catalán.

Radio 5 también dejará de emitir contenidos locales y provinciales cada 20 minutos como en la actualidad para centrar su papel en la información continua desde la sede central en Madrid. Radio Nacional de España (Radio 1) ofrecerá desconexiones de media hora, al igual que TVE-1, a mediodía, y de lunes a viernes, al margen de eventos especiales que ocurran en las distintas autonomías.

Los centros territoriales de televisión se mantendrán en 16 en el caso de la televisión y 18 para la radio (sumando a Ceuta y Melilla) junto con 35 unidades provinciales, todos ellos constituidos en función de su "dimensión territorial e importancia informativa". Las unidades locales desaparecerán.

Ambas partes transmitieron estas primeras decisiones en forma de "principios básicos" a los sindicatos en su reunión de hoy, sin aclarar en ningún caso qué coste de empleados tendrán estas medidas, cifras que saldrán de la negociación con los sindicatos mayoritarios. Además, negó que estos cierres acarreen un incumplimiento del servicio público sino su "robustecimiento" gracias a la reforma del ente. "Para hacer una reforma hay que recortar y para eso hay que bajar del mundo de las apariencias a la realidad", indicó.

Por último, el plan de saneamiento también prevé objetivos en cuanto a la programación por géneros, con una apuesta por incrementar el peso de los informativos hasta el 27,4 por ciento del tiempo (desde el 21,5 actual), y la programación infantil, hasta el 12,1 por ciento frente al 3,7 programado hasta ahora. El objetivo para los contenidos culturales será mantenerlos en el 36,7 por ciento, según datos de la cadena.

La deuda acumulada de RTVE asciende a 7.551 millones de euros, y su plantilla suma 9.212 trabajadores, 6.021 en TVE, 2.122 en RNE y 1.069 en el ente público.

Los sindicatos critican el centralismo de la nueva RTVE y la "injerencia en política" del plan de saneamiento

Los representantes de CCOO y UGT en Radiotelevisión Española, Marcel Camacho y Francisco Andújar, criticaron hoy el "centralismo que rezuma" en el plan de saneamiento del ente público, y la injerencia del mismo en la definición de la futura corporación, "un debate político" actualmente a debate en las Cámaras.

En rueda de prensa al término de la reunión con el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles, y la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, ambos coincidieron en señalar que la reducción del papel de los centros territoriales constituye una "dejación del servicio público y de su función social de cohesión territorial", y que los principios generales del plan que les han sido presentados confirman "sus peores pesadillas".

"Tenemos como objetivo primordial garantizar la cohesión territorial y con las medidas presentadas no podremos atender a esta función", señaló Camacho, que fue especialmente crítico con la reforma de Radio 5, que dejará de emitir desconexiones territoriales, perdiendo "su carácter histórico" a partir de ventanas locales que eran su esencia, "para pasar a ser una radio hecha desde Madrid".

Por su parte, el representante de UGT advirtió que esta reforma implicará que Radio 5 pierda su razón de ser con la desaparición de las emisoras locales y provinciales, y advirtió de que esta centralización provocará que "lo que sepa una comunidad de otra a través de TVE será lo que se quiera desde el informativo central".

Además, criticó que las "medidas de racionalización" presentadas vayan más allá del aspecto formal y técnico, hasta la "injerencia en el terreno político", y entre los aspectos concretos, que se fije unos costes a clientes "competitivos" con precios de mercado, "porque TVE no puede competir con los costes laborales de una empresa externalizada y sin convenio colectivo".

Por último, ambos eludieron hacer estimaciones del coste de personal que acarrearán estas líneas presentadas, y emplazaron cualquier valoración al respecto a una presentación de "algo concreto" por parte de la SEPI. "Que se concrete en algo, y entonces negociaremos, pero para defender los intereses de los trabajadores de la casa", concluyó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba