Italia La Rai lanza con éxito el primer reality show de su historia

Doce famosos se hacen cargo durante dos meses de un restaurante en Roma

La televisión pública italiana Rai Uno ha lanzado recientemente con éxito el primer reality show de su historia, un programa llamado “Il Ristorante” (“El Restaurante”), producido por Endemol Italia.

En el concurso de telerralidad, doce personajes populares tienen que organizarse para llevar un verdadero restaurante de Roma, que está realmente abierto al público durante los dos meses que dura el programa. Durante su estancia, un equipo de cheffs profesionales les aconsejan en sus labores culinarias.

Los concursantes, famosos artistas, deportistas, presentadores... se han convertido así en cheffs, maitres, camareros, cocineros y lavaplatos para los clientes que reservan mesa y a los que atienden diariamente a un precio medio de 25 euros.

Un día a la semana se celebra una “cena de gala” en prime time bajo rigurosa invitación, conducida por la presentadora Antonella Clerici. La eliminación de los concursantes -los denominados “despidos laborales”- se realiza como en cualquier reality show, a través de los votos de la audiencia.

Supera al estreno del primer “Gran Hermano” italiano

“Il Ristorante” se estrenó el pasado 22 de diciembre con una destacada audiencia del 27.5% de share (picos del 34%) y 6.700.000 espectadores (picos de 9.4 millones), lo que supuso el mejor debut en Italia de un programa de telerrealidad. El record lo ostentaba previamente el estreno italiano de la primera edición de “Il grande fratello” ("Gran Hermano 1") que consiguió, en el año 2000, 5 millones y medio de espectadores y el 24.8% de cuota.

En su segunda gala, “El restaurante” también fue líder del prime time y, en la tercera, se mantuvo por encima de los 6 millones de televidentes, siendo sólo superado por el exitoso concurso “Affari Tuoi” (versión italiana de "Allá tú"), que ese día batió su récord con un 38% de share y 10.300.000 seguidores.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba