Entrevista Joan Ramón Mainat: "El público de Operación Triunfo es como una ONG cuyo objetivo es ayudar a los concursantes"

El director del canal Operación Triunfo de Canal Satélite Digital, productor ejecutivo de las galas semanales y director de programas de Gestmusic, habla del pasado, presente y futuro del espacio de televisión más exitoso de los últimos cinco años

V.- ¿Cuáles son los criterios que siguieron para diseñar el Canal Operación Triunfo?

J.R.M.- En una primera fase hemos querido mostrar la actividad propia de la Academia, todo lo que sucede durante el día, las clases, las grabaciones de sus discos, y algunos ratos de ocio. Cuando todo eso acabe, la misión del Canal será reflejar ampliamente la vida profesional de estas 16 personas, que se prevé muy intensa, no sólo hasta que comience OT II, sino mientras dure su actividad. Además, se mostrarán todos los castings de OT II y una serie de programas en las que ellos serán los protagonistas.

V.- ¿Por qué se lanzó tan tarde el canal?

J.R.M.- El programa nació con voluntad de ser un programa de éxito, pero se ha convertido en un fenómeno, por tanto hay muchas cosas que no estaban previstas, por ejemplo la edición de los discos de las galas semanales, y el canal temático, que ha sido fruto de una reclamación popular, el público quería ver lo que pasaba dentro de la Academia.

V.- ¿Qué porcentaje de los contenidos del canal son en directo?

J.R.M.- En estos momento, podríamos decir que un 90 por ciento es en directo. A partir del 11 de marzo será alrededor de un 50 por ciento, pero claro, estamos en función de actividades que no están programadas, por eso todavía no está del todo definido.

V.- ¿Qué ofrecerá el canal desde la final, el 11 de febrero, hasta el Festival de Eurovisión, el 25 de mayo?

J.R.M.-Después del 11 de febrero se emitirán unas galas en las que se decidirá la canción y los concursantes que irán a Eurovisión, por lo que la Academia y estos programas especiales serán el plato fuerte del canal durante ese tiempo. A partir del 11 de marzo, cuando se decida la canción, las cámaras saldrán de la Academia para ir donde estén ellos o para que ellos acudan a los platós del canal, donde serán protagonistas de los programas que se emitan.

V.- ¿Por qué no se emite en Vía Digital, tratándose de una empresa del mismo grupo que Gestmusic?

J.R.M.- Que Antena 3 y Vía Digital sean empresas del mismo grupo no quiere decir que sólo podamos trabajar para ellas, sería muy endogámico. Este programa, como cualquiera de Endemol, está en el mercado. Gestmusic trabaja para todas las empresas televisivas de España, sin distinción.

V.- ¿Han pensado en la posibilidad de utilizar la Academia como un curso de formación para artistas a distancia?

J.R.M.- En la medida en que sabemos que la segunda edición va a ser seguida las 24 horas a través de CSD, se intentará que la actividad académica esté pensada para que pueda ser seguida desde su casa por cualquier persona que quiera ser cantante, aprender inglés, etc. Es decir, se trata de potenciar que la gente pueda seguir las clases como si tuviera de compañeros a los concursantes.

V.- ¿Existe algún canal en el mundo parecido al de Operación Triunfo?

J.R.M.- Hay canales temáticos de programas de televisión, como el de Gran Hermano. La diferencia es que el canal OT cuenta con una programación, hay unas clases que siguen unos horarios, siempre hay alguna actividad. En ese aspecto, es diferente de otros, como el de GH, que retransmite la vida de unos concursantes en la que muchas veces no ocurre nada.

V.- ¿Cómo fue el proceso de creación del formato de OT?

J.R.M.- El embrión es bastante lejano. Endemol tiene muchos programas de entretenimiento en la línea de la “realidad”. Nuestra productora, Gestmusic, está especializada en música. Por eso se comenzó a buscar algo en esta línea de “reality” y “música”. Después de dar muchas vueltas, al final es una suma de muchas cosas. Luego sufrió muchas variaciones, y después de comenzar, también se han hecho cambios. No fue una idea de un solo creativo, que se encierra y escribe todo el proyecto. El proceso es muy vivo, muy dinámico. Lo que sí es cierto es que este proyecto en seguida nos entusiasmó y hubo muchas aportaciones.

V.- ¿Se presentó el formato a otras cadenas de televisión?

J.R.M.- Sí, estuvo en las tres cadenas nacionales. Nosotros estábamos muy ilusionados porque lo habíamos imaginado, pero entendemos que directivos que ven diariamente muchos proyectos, no tienen por qué tenerlo tan claro como nosotros, que sólo estamos pendientes de dos o tres. Sin embargo, TVE lo aceptó enseguida y apostó fuerte por él.

V.- ¿A qué atribuye el éxito del programa? ¿Fueron conscientes en algún momento de la repercusión que podría llegar a tener?

J.R.M.- No, en absoluto. Podríamos pensar que iba a funcionar, pero no que fuera a arrasar y a convertirse en este fenómeno. Quizá el hecho de contener tantos elementos positivos es lo que ha permitido que interese y lo pueda ver mucha gente diferente, de edades y clases sociales distintas.

V.- ¿Estuvieron siempre de acuerdo en no mostrar la intimidad de los concursantes?

J.R.M.- El artista tiene una parte importante de glamour. Por tanto, buscábamos la parte positiva de los concursantes, no la intimidad, porque si lo que quieres es que al público le gusten los concursantes, lo último que haces es enseñar cómo se lavan los dientes, y despeinados por la mañana. No hemos buscado a concursantes que los espectadores puedan odiar, como otros programas, sino todo lo contrario. Queremos mostrar lo que hacen esforzándose, trabajando. No hemos buscado los aspectos negativos, sino a chicos que pudieran triunfar en el mundo de la música, con características artísticas, no sólo voz.

V.- ¿Tienen pensado hacer alguna variación en el formato de cara a próximas ediciones?

J.R.M.- Ninguna importante, quizá algún adorno. Ya en esta primera edición se han introducido cambios, como por ejemplo el reingreso de una persona en la Academia, que no estaba previsto. Como la experiencia ha sido tan positiva, seguiremos el refrán que dicé “si no está estropeado, no lo arregles”.

V.- ¿Han vendido ya el programa a otros países? ¿Distribuye el formato Gestmusic o Endemol?

J.R.M.- Lógicamente. Es un formato de Gestmusic, no de Endemol. Hay muchos países interesados y ya se están barajando todas las opciones en nuestro departamento de distribución.

V.- Con la experiencia que tiene ahora, ¿por qué cree que no funcionó como se esperaba El Bus, también de Gestmusic?

J.R.M.- Una razón podría ser la de “los sucedáneos”. En realidad no era un sucedáneo de Gran Hermano, porque era una creación de la misma productora, Endemol, pero para mucha gente entendió que era una copia, y eso siempre tiene un aspecto negativo. La gente rechaza todo aquello que considere copia o segunda parte. Si alguien hiciera ahora una copia de OT podría correr la misma suerte que El Bus porque las imitaciones raramente superan a los originales. El Bus no fue mal de audiencia, pero la gente tiene una idea de que fue fatal, simplemente porque fue mucho peor que GH. Sin embargo, fue uno de los 5 programas más vistos de todos los estrenados en el año.

V.- ¿Qué opina de las versiones de OT con futbolistas y actores que ya están estudiando otras cadenas?

Hay muchos programas similares. Todo depende de lo que sea y de cómo se haga. Pero en estos momentos cualquier programa que encierre a unos chavales en una Academia y que tenga un proceso de selección artística, pues habrá que verlo, pero personalmente me suena a Bus. Puede ir bien, pero le será difícil resistir la comparación.

V.- Todavía no ha terminado OT I y ya se están anunciando los castings para OT II, ¿no cree que puede ser contraproducente para el programa tan corto espacio de tiempo entre la primera y segunda edición?

J.R.M.- Tiene un sentido de continuidad, esto no es un experimento, es una convocatoria. Hay muchos programas que tienen una edición anual.

V.- Hábleme del impacto de OT en la Red

J.R.M.- Hemos querido hacer una web para el público, no para los medios, con un look joven, moderno como el programa, que vaya en paralelo al programa. Pero tenemos problemas de saturación propios de Internet. Otro fenómeno curioso es que este programa se ve en muchos países a través TVE internacional, donde tiene mucho éxito, pero no pueden vivir lo que está pasando y su único medio de comunicación con el programa es Portalmix. Con el programa, hemos pasado de tener 500.000 páginas vistas diarias a 3 millones diarias. La gente es muy participativa y muy creativa, se fijan en todo, hacen análisis bien argumentados, etc. El programa es como si fuera una ONG, en la que hay que ayudar a los concursantes. Si hay que comprar el disco, se compra, si hay que salvar a alguien, se salva, si se equivoca un concursante, el doble de votos y de ánimo para él o ella. Todo esto se nota todavía más en la Red, donde la participación es más fácil.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba