Vídeo Rapapolvo como nunca de Jordi Cruz a los concursantes de 'MasterChef'

Rapapolvo como nunca de Jordi Cruz a los concursantes de 'MasterChef'
Rapapolvo como nunca de Jordi Cruz a los concursantes de 'MasterChef'

El chef se mostró muy crítico con la actitud de los concursantes, a los que acusó de involucionar. De hecho, les reprochó que "a día de hoy" nadie del jurado tiene un favorito a la victoria final

Los concursantes de 'MasterChef' vivieron anoche uno de sus programas más complicados. A los nervios y la tensión habitual de cada entrega, en esta ocasión también tuvieron que soportar una dura bronca por parte del jurado.

En concreto fue Jordi Cruz el que llevó la voz cantante, mostrándose muy crítico con todos y cada uno de los concursantes durante una de las pruebas. En ella, los aspirantes, divididos en grupos de tres, tenían que cocinar un plato por turnos. La mecánica pasó factura a todos ellos, dando como resultado elaboraciones que distaron mucho de gustar al jurado.

Los concursantes "involucionan", según Jordi

"Bobaina", platos merecedores de ir "a la basura", o "esto es una marranada", fueron algunos de los calificativos que recibieron los platos de los distintos equipos. Jordi, como decíamos antes, no quedó nada satisfecho con ninguno de ellos, acusándoles de tener "evolución cero". "Telita marinera la prueba que estáis haciendo hoy, chavales. Merece muy poco respeto", continuó el chef en su modo más crítico.

Y es que sus críticas se sucedían una tras otra. "No evolucionamos, no entendemos, no escuchamos. No dais lo que en este programa es básico. Involucionáis. Yo ya no me enfadaré más, porque me enfado con quien merece ese enfado", fue otra de ellas, para terminar diciendo que, en otras ediciones, el jurado ya tenía a algún favorito, pero que "a día de hoy no tenemos ninguno".

Como no podía ser de otra forma, las caras de los concursantes eran todo un poema. Algunos, como Natalia, directamente ni querían presentar su plato.

Cabreo máximo del jurado

Los aspirantes cambian la dinámica en la prueba por equipos

Tras esta reprimenda los concursantes solo tenían una opción, cambiar el chip. Y eso hicieron durante la prueba por equipos, donde trabajaron con gran coordinación y esfuerzo. Entre todos ellos destacó el compuesto por Natalia, Pablo y José Luis, especialmente obligado a mejorar pues portaban el delantal negro. Finalmente se libraron de la eliminación con la venta de los hornazos, raquetas de crema y pastelitos jesuitas. Eso sí, Ángel, David y las gemelas fueron duros rivales.

Jordi, "orgulloso" de David

En la prueba de eliminación, el que más destacó en esta ocasión fue David, que demostró su destreza con la repostería de vanguardia. Hasta se ganó las alabanzas de Jordi, quien reconoció estar "orgulloso de él".

Jordi a David: "Estoy orgulloso de ti amigo"

Reichel, eliminada inesperadamente

Menos suerte tuvo Reichel, cuya expulsión pilló por sorpresa a más de uno, pues era considerada una de las favoritas a la victoria final. "Cuando el jurado dijo que tenía que abandonar las cocinas es como si sonase el despertador, poniendo fin a mi sueño", dijo tras ser eliminada.

Virginia sufre por su hermana

La eliminación de Reichel supuso la salvación automática de Virginia, quien también estuvo en la cuerda floja. Una situación que desesperó a Raquel, que rezó todo lo posible para que su hermana gemela continuara en el concurso.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba