Francia Raquel, recepcionista, madrileña, representa a España en el "Nice people" francés

Este "Gran Hermano" europeo que ha conformado la televisión francesa arrancó el 26 de abril ante casi 7 millones de espectadores. Nuestra concursante trabaja en un hotel de París desde hace dos años y hace honor a su origen: le gustan los toros, el fútbol y el flamenco, lo cual encanta a los franceses

Raquel ha entrado en la casa, como todos sus compañeros, para conseguir una importante cantidad de dinero que le permita diseñar su futuro “ideal”. Su primera asignatura pendiente es el francés, que quiere dominar cuanto antes. Tiene 24 años y le encanta, como no, viajar. El pasado lunes por la tarde Nice People celebró su particular “Día de España” en el cual el arte y la cultura de nuestro país fue el tema central y “temático” del reality de TF1, que arrancó el sábado 26 de abril.

Los inquilinos de la “villa” francesa llevan solamente 72 horas en la casa y, de momento, han demostrado una buena convivencia. Parece que el humor y el buen rollo impregnan, de momento, el programa. Han hablando hasta la saciedad de proyectos, de futuro, aunque la mayoría de ellos son partidarios de vivir al día y del “carpe diem”.

35% de share y casi 7 millones de espectadores

Fueron 6.9 millones de espectadores los que decidieron pasar el prime time en compañía de los doce “nice people” y de los presentadores Flavie Flament y Arthur. La cuota de audiencia fue de 34,9%, y la primera entrega del programa superó en audiencia a los programas de la competencia.

La estructura en parrilla del programa es similar a los otros del género: Un prime time semanal que recogerá las eliminaciones en prime time (los sábados a las nueve de la noche), resúmenes diarios de lunes a sábado, a las seis de la tarde y una redifusión por la noche en late night a las once y cuarto de la noche.

Los participantes

Los compañeros de Raquel en esta aventura televisiva son los siguientes:

Inglaterra.- Eleanor, 22 años. Vive en Francia desde hace dos años, aunque sus mejores amigos son suecos. Cree que la mejor virtud de su país es el sentido del humor y le subleva que le digan que las inglesas son fáciles y los ingleses fríos. Tiene 22 años y le encanta bailar.

Finlandia.- Anttii, 27 años. Diplomado por una Escuela de Comercio de Toulouse, Francia. Busca un trabajo en el mundo del marketing. Es un apasionado de la política y ha sido Jefe de campaña de una amiga finlandesa que se presentó a las Elecciones europeas. Adora las piscinas y las saunas, una de las costumbres nacionales de su país, donde se baña siempre desnudo. Está orgulloso de representar a los finlandeses y está dispuesto a lanzarse a la aventura, curioso por la forma de ser y de comportarse de la gente perteneciente a otras culturas. Quiere que quede muy claro que en su país no hay osos blancos. “Está en Groenlandia”, afirma con rotundidad.

Rusia.- Elena, es animadora de televisión, y ha sido modelo. Es muy dinámica. No soporta perder el tiempo y quiere aprovechar cada segundo de su vida. Cuando se queda tranquilamente en casa lee thrillers, novelas y mira la tele. Le encanta recibir en casa a sus amigos, pero no cocina ni le apetece ordenar la casa. No bebe ni una gota de alcohol. Adora la música clásica y ha sido actriz en una película sobre el compositor Juan Sebastián Bach. De su país asegura que, a pesar de los estereotipos, mucha gente no bebe nunca vodlka.

Portugal.- Helder, 23 años. Es portugués. Nacido en Lisboa, está muy orgulloso de su nacionalidad y de su cultura y piensa que las portuguesas son mujeres muy guapas. Su gran pasión es el fútbol. Entrena a chavales jóvenes. Su objetivo en la vida es convertirse en entrenador profesional. Le encanta bailar, exhibirse y frecuenta el mundo de la noche. Le parece lamentable que los europeos crean que los portugueses son “pequeños y peludos”.

Polonia.- Karolina, 24 años. Vive en Francia desde hace ocho años. Compone música electrónica y trabaja mucho por la noche, en discotecas y salas de conciertos. Es fan de Björk y de Pink Floyd. Es una apasionada del billar, de los juegos de video y del black-jack. Le encanta discutir, imponer sus opiniones y desea dedicarse a algo que tenga un fuerte componente humanitario. Uno de sus problemas es que se enamora a menudo, y con gran intensidad. Le revienta que hablen de la frialdad de los polacos y de que son unos borrachines.

Bélgica.- Michaël, 22 años. Es estudiante de Ingeniería Comercial y habla cuatro idiomas. Ha vivido en Lisboa y adora el surf, el skating, y los coches sin motor, que funcionan a pedales. Le encanta montar a caballo en las playas del Mar del Norte. De un viaje a Australia le quedó su virtuosismo por tocar el didjeridoo, el instrumento de los aborígenes. Le encanta montar fiestas para que todo el mundo se disfrace.

Alemania.- Kathrin tiene 21 años. Es estudiante de Interpretación en Hamburgo y es una apasionada de su cultura y de su ciudad. Es una loca de las fiestas y del baile. Ha hecho cursos para bailar salsa, pero no le hace ascos a la danza clásica. Es una mujer muy independiente y le encanta organizar cocktails y sesiones de videos entre sus compañeras. Es muy deportiva y dinámica: juega al fútbol y le gustan los patines. Desmiente rotundamente que todos los alemanes sean grandes, rubios, y que les guste la cerveza.

Francia.- Prosper, de 21 años, es el representante francés en el grupo. Es originario de Montpellier y estudiante de teatro. Antiguo alumno de una Escuela de Fútbol, quiere convertirse en actor de cine. Conoce a todos los propietarios de las discotecas de su ciudad natal y le encanta jugar a la petanca con gente de la tercera edad. De la cultura francesa le encanta su sofisticación y, por descontado, la gran tradición gastronómica que tiene su país. También defiende el diseño francés. Asegura que, a pesar de su fama, los franceses se lavan muy a menudo y no son hipócritas.

Italia.- Raimondo, de 29 años, es el italiano de la banda. Es analista financiero en un banco, lo cual no le impide salir de noche porque le encanta la juerga hasta las tantas de la madrugada. Sus aficiones son numerosas y variadas: el cine de autor, el fútbol, los coches deportivos, la música electrónica y, como no, como buen italiano,...las mujeres. Es un italiano militante porque considera que su país ha aportado, al progreso de la humanidad, algunas cosas esenciales: grandes creadores de moda y , sobre todo, la elegancia legendaria de sus habitantes. No está de acuerdo, en cambio, que le digan que los italianos son “seductores” y “machos”. Desmiente la figura del “latin lover”, que no quiere que le apliquen.

Italia tiene una segunda representante, Serena, de 25 años. Es estudiante de teatro y vive en París desde hace cinco meses. Vive sola desde hace cinco años y se considera una artista integral. Fabrica flores de papel, se diseña y hace sus propios vestidos, canta y le encanta practicar la danza oriental. Enloquece a los hombres pero, no sabe como, al final se asustan y acaban por desaparecer de su vida. Quiere demostrar que los italianos comen mucho más que pasta, que no hablan gritando y que gesticulan lo justo, sin pasarse.

Y acabamos esta lista con Suecia. Nalle, de 27 aaños, es su representante. Ha vivido dos años en Estados Unidos. Su padre en Campeón de tenir y si una herida lamentable no se hubiera cruzado en su camino, posiblemente él hubiera seguido la tradición familiar. Forma parte del equipo de Francia de padel. Como muchos de sus compañeros de residencia, adora también el fútbol. Es muy sentimental. Sabe mostrarse muy comprensivo y tolerante. Quiere romper los tópicos que circulan en Europa sobre los suecos: asegura que no son “brutos y violentos”.

Este es el laboratorio europeo que TF1 ha montado en la ciudad francesa de Niza, en plena Costa Azul. Seguiremos el experimento para ver si esta historia “europea”, la primera en televisión, permite suponer que la Unión Europea puede llegar a ser, algún día, una realidad social, económica y política, aunque Nice People sea solamente una anécdota.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba