Formatos Realities: la imaginación al poder

La próxima temporada depara una nueva hornada de programas de telerrealidad, cada cual más extravagante, que inundarán las pantallas norteamericanas

La televisión americana sigue dándole vueltas de tuerca a los reality shows. Parece que el público ya no se conforma con contemplar a través de la pequeña pantalla las penurias de dos niñas ricas enfrentándose a las duras y pesadas tareas diarias de una granja ("The Simple Life"), ni tampoco observar cómo la gente es capaz de comer insectos por dinero o por un permiso de residencia ("Win the green").

Para la temporada que se avecina, los realizadores no han puesto límites a su imaginación e, incluso, han ido aún más lejos que otras veces con objeto de asegurarse unos buenos resultados de audiencia, informa el diario mexicano La Voz.

El otoño reserva a los estadounidenses programas de telerrealidad basados en minorías religiosas, niños probeta y operaciones de cirugía estética, estas últimas de probada eficacia ante las cámaras de televisión ("Extreme Makeover" o "The Swan").

Los Amish se enfrentan a la vida moderna

La cadena norteamericana UPN ha escogido la religión como tema principal para crear el "conflicto". En su programa "Amish en la ciudad", estrenado hace dos semanas, cinco jóvenes del grupo religioso Amish, conocido por su austeridad y por ser extremadamente conservadores en su modo de vida como reflejó la película "Único testigo", convivirán en una lujosa mansión en Hollywood con otros chicos y chicas que han crecido en grandes ciudades y que están más que acostumbrados a la vida moderna.

Por su lado, Fox lanzará en unas semanas "Whos's my daddy?" ("¿Quién es mi papi?"), reality show en el que jóvenes o adultos nacidos a través de la inseminación artificial tratarán de encontrar a sus padres biológicos.

Continuando con las rarezas televisivas, la Fox prepara una segunda edición de la singular versión de "The bachelor" ("El soltero"). Bajo el título de "El novio más pequeño", aquí el protagonista es un enano de un metro y veinte centímetros de estatura que busca a su pareja ideal.

La pequeña pantalla americana asistirá también a una segunda parte de “El Aprendiz” (“The Apprentice”), del millonario Donald Trump, donde varios jóvenes con aspiraciones a convertirse en hombres de negocios luchan por convertirse en alumnos aventajados de Trump. La recompensa: un alto cargo en una de sus empresas.

Las bellas también lloran

Pero si lo que quiere ver son mujeres bellas peleándose entre sí y llorando porque no saben caminar, su programa es "American Next Top Model", conducido por la popular modelo Tyra Banks, y que atravesará su tercera edición a partir del mes de septiembre.

"American Idol", todo un triunfo de la cadena Fox, conocerá una cuarta temporada. Como informábamos en Vertele el pasado jueves, ya está en marcha el casting por el que se seleccionará a varios jóvenes anónimos con talento musical para lanzarlo al estrellato.

El aluvión de reality shows confirma una vez más la visión de futuro que tuvieron los pioneros en este género, como la cadena MTV.

Hoy la Fox es la emisora líder en programas de telerrealidad, a pesar de que sus prácticas, como el plagio de programas que incluso lanza antes que el original de su competidor, sean calificadas de antiéticas por las cadenas rivales. También es la televisión que más ha invertido en este tipo de proyectos, el más ambicioso de los cuales es el lanzamiento en 2005 de un canal dedicado exclusivamente a estos espacios.

Realities en las cadenas hispanas

En la televisión hispana también se vive el éxito de los realities. Por ejemplo, Telemundo emite en estos momentos “Protagonistas de la Fama VIP”, en el que participan artistas con cierta trayectoria profesional y donde se pone a prueba el ego de los concursantes.

Por su parte, Azteca América tiene preparado para el mes de octubre “La Academia Hispana”, que según Daniel McCosh, director de información del canal, será mejor que las anteriores academias y estará dirigida a los hispanos nacidos en Estados Unidos. La selección de los participantes se llevará a cabo en este país con el fin de conseguir que los mejores tomen parte en este reality.

Según McCosh, el éxito de este formato radica en que la audiencia se siente identificada con unos personajes de la vida real que, al final, alcanzan el sueño tan común de convertirse en ídolos de la canción.

Otros reality shows en la televisión hispana son "Cenicienta", versión del americano "The Bachelorette", y "Objetivo: Fama", adaptación de "American Idol". Pero para los que buscan una mezcla de "Supervivientes" y "Gran Hermano", Sí TV tiene la respuesta con "Urban Jungle" ("Jungla Urbana"), donde 13 concursantes sin ninguna experiencia de barrio tienen que "sobrevivir" en el área sur de Los Ángeles, muy conocida por la lucha entre pandillas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba