Tendencias ¿Realities para niños?

Los pequeños disfrutan con los reality shows tanto o más que los mayores. Los productores de televisión infantil lo saben y ya están orientando su creatividad en este sentido para salvar su negocio

Teniendo en cuenta que a los niños les interesa cada vez menos la televisión diseñada para ellos, y cada vez más la de los mayores, era cuestión de esperar que a los productores de televisión infantil se les ocurriera recurrir a la telerrealidad para salvar su negocio. Los reality shows también arrasan entre los niños. Por poner un ejemplo reciente, una media de 172.000 espectadores de entre 4 a 12 años siguieron el jueves pasado el reality de Telecinco “La casa de tu vida”, que alcanzó una cuota en este target del 29.6%.

Los niños se enganchan a los reality shows, sobre todo a los de edad intermedia, entre 7 y 8 años, porque “son programas muy ligeros, muy fáciles de entender”, explica una psicóloga infantil. “Les gustan las actitudes que adoptan los personajes de estos programas porque suelen ser muy descarados y maleducados.

Si no puedes con el reality, únete a él

Si ya les está pasando por la cabeza la imagen de un grupo de niños sufriendo las picaduras de mosquitos en una selva amazónica, o enzarzados en una pelea sobre quién se ha terminado el bote de Nocilla, no van muy desencaminados.

Según un artículo que publica esta semana Variety, los canales de cable estadounidense –que son los que concentran la mayor parte de programación infantil- se están enfrentando a un serio problema: su audiencia está bajando porque los niños se están pasando cada vez más a la televisión en abierto para ver, principalmente, los realities de competición como “Survivor” o “Fear Factor”. Parece que el “morbo” y el “conflicto”, dos de los ingredientes casi imprescindibles en todo reality show que se precie, fascina a los niños tanto o más que a los mayores.

Esta temporada, 4 de los 10 espacios más populares entre los niños han sido reality shows: “American Idol”, “Survivor” “Fear Factor” y “My Big Fat Obnoxious Fiance”. Y es precisamente en los días en los que se emiten estos programas cuando la audiencia de los canales infantiles de cable baja significativamente, por lo que éstos se están pensando muy seriamente orientar su programación en esta dirección. Es decir, “combatir el reality con reality”.

Versiones infantiles de realities de éxito

Nickelodeon –el canal de cable infantil más visto- ya tiene entre manos varios formatos en la línea de “American Idol” y “Survivor”. Por su parte, Disney Channel está resucitando el reality de 1998 “Bug Juice”, una variante de “The Real Word” ambientada en un campamento de verano para niños de 13 a 15 años.

Ya se están testando versiones infantiles de realities de éxito. El objetivo es utilizar la fórmula que ha funcionado entre los mayores para hacer algo apropiado para los pequeños, como hizo TVE con “Eurojunior” (versión infantil de “OT” que tuvo una buena aceptación y de la que ya se prepara un segunda edición) o la Fox con “American Junior” (“American Idol con niños).

Tanto Nickelodeon como Disney ya están dando sus primeros pasos en este sentido. El primero ha ampliado la duración de su magacín de tarde “U Pick Live” con más pruebas y juegos basados en la realidad, y el segundo está incorporando más contenidos “no guionizados” a sus programas “Sports Dreams”· y “Cool Pets”.

Algunas televisiones en abierto también han experimentado ya con versiones infantiles de reality shows en la franja del sábado por la mañana. La NBC y el canal Discovery Networks se asociaron para producir “Trading Spaces: Boys vs Girls” (una vesión infantil del veterano reality de decoración “Trading Spaces”) y “Endurance” (versión junior de “Survivor”).

¿Es bueno que los niños vean realities?

El único obstáculo con el que suelen encontrarse los productores para poner en marcha este tipo de programas es el económico. La telerrealidad resulta más cara para los canales infantiles que la producción de series porque aguantan peor las reposiciones.

Otro obstáculo que a menudo tienen que salvar estos programas es el que ponen algunas asociaciones de padres, a quienes no les agrada que la telerrealidad –un género que ya de entrada consideran nocivo para los adultos- termine imponiéndose también entre la audiencia infantil.

Para Alejandro Perales, presidente de la Asociación de los Usuarios de la Comunicación, todos los realities que se han emitido hasta ahora en España –“Gran Hermano”, “La Selva”, “La casa de tu vida”..- son inapropiados para el público infantil, y sólo se salvaría alguno como “Operación Triunfo” o “Lluvia de estrellas”.

El principal aspecto negativo de los reality shows es que “los concursantes se convierten en ídolos para los niños y les transmiten la idea del triunfo fácil, que puede ser muy negativa”, advierte la psicóloga consultada por Vertele, aunque añade que a partir de los 11 años sí se pueden ver estos programas, “siempre y cuando después se comenten con los padres”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba