Formatos Reality shows: En busca del nuevo "hit"

Sigue la tendencia de concursos con famosos, aunque las buenas ideas escasean

¿Quién ha dicho que los reality shows están en declive? El género de la telerrealidad goza de la misma buena salud que la ficción en todo el mundo. Simplemente, algunos formatos funcionan y otros no.

Los realities que ponen a famosos en situaciones complicadas se mantienen como tendencia general en las televisiones extranjeras, según apuntaba recientemente la revista Variety y como demuestra, por ejemplo, el éxito continuado del formato “I am a Celebrity.. Get Me Out of Here”, que sigue triunfando en la cadena analógica ITV1 y también se ha exportado recientemente con éxito a TF1. En la sexta temporada del programa, recientemente anunciada por ITV1, participarán el ex marido de Liza Minelli y una cuñada de Tony Blair, entre otros.

Pero los productores y programadores de todo el mundo siguen buscando ese nuevo gran formato revolucionario como fueron en su día “Gran Hermano” y “Operación Triunfo”, capaces de traspasar fronteras y generar beneficios millonarios a las cadenas.

“Últimamente, los programas exitosos giran alrededor de ideas extraordinarias”, opina Stephen Lambert, un creativo de la productora independiente británica RDF Media, responsable de éxitos como “Wife Swap” y “Scrapheap Challenge”.

“Algunos productores tienden a creer, por ejemplo, que porque “The Apprentice” haya sido un éxito, todos los realities de negocios ya lo van a ser también, cuando no es así, como prueba el fracaso de Channel 4 con "Risking It".

“En RDF tratamos de encontrar maneras de hacer reality shows más complejos y en los que los famosos no sea puestos en una situación muy desfavorable, ya que los personajes populares son cada vez más reacios a participar en programs que sólo muestren lo desagradables que pueden ser los unos con los otros”.

"Deja de tratarme como un crío" y "Millonario común"

RDF presentó en Mipcom dos reality shows con concursantes anónimos en lugar de famosos: “Stop treating me like a kid” y “Ordinary millionaire”. En este último, un grupo de adolescentes (14 y 15 años) que se consideran lo suficientemente mayores como para independizarse se mudan a una casa compartida durante tres meses. ¿Sobrevivirán estos chicos a la vida sin sus padres? Es la pregunta que plantea el programa.

En “Ordinary Millionaire”, producido para Channel 4, cada semana un exitoso empresario dispuesto a donar 72.000 dólares de su propio dinero vive “de incógnito” en un barrio humilde durante 10 días. Al final de este periodo, el empresario decide si ha encontrado a alguien merecedor de su generosidad. El único problema que Lambert ve a este formato es que tal vez sea demasiado “positivo”.

Famosos montando a caballo, un éxito en la BBC

Endemol, la productora europea más exitosa en el terreno de los reality shows, presentó en Mipcom una de sus últimas propuestas en este género: “Only Fools on Horses”, un formato que fue la revelación del verano el pasado mes de julio en la BBC.

En el programa, doce famosos son grabados mientras compiten como jinetes en una carrera de caballos. El ganador lo decide el voto telefónico del público. “Hay un montón de gente que monta a caballo, pero cuando ves a los famosos en una situación de peligro como ésta, se convierte en entretenimiento”, opina Mike Morley, uno de los ejecutivos creativos de Endemol. Morley vaticina que los concursos que muestran la evolución de los famosos en alguna actividad concreta van a ganar relevancia a partir de ahora.

“Se ha cumplido un ciclo”, opina. “En la actualidad estamos poniendo a gente extraordinaria en situaciones ordinarias y avanzando en los reality shows de talento con formatos como “Only Fools on Horses” y “Celebrity Circus”. Este último es un concurso de talento ambientado en el mundo en el circo con famosos imitando a hombres-bala y trapecistas. Se trata de un proyecto que ha funcionado bien en Australia y que Valerio Lazarov habría ofrecido sin éxito a TVE, según informaba recientemente El Confidencial Digital.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba