Tenía solo 49 años de edad Repentina muerte de Lee Reherman, el mítico Hawk de 'American Gladiators'

Repentina muerte de Lee Reherman, el mítico Hawk de 'American Gladiators'
Repentina muerte de Lee Reherman, el mítico Hawk de 'American Gladiators'

El fisioculturista y actor ha muerto por causas aún desconocidas en su casa de Miami, después e llevar unos días encontrándose mal tras someterse a una operación de cadera

Lee Reherman, el famoso Hawk del popular programa 'American Gladiators', ha fallecido a los 49 años por causas todavía desconocidas, según ha informado su representante Anthony Turk.

Reherman llevaba varios días sintiéndose mal después de someterse a una operación de cadera, incluso su novia le encontró enfermo al volver el mismo martes de su defunción a su casa en Manhattan Beach, donde ha fallecido.

"Cualquiera que lo haya conocido, incluso las personas que compartieron el set con él durante un solo día... Lee era querido prácticamente por todos", dijo Kathy Carter, su manager durante 17 años.

Saltó a la fama en los 90 con 'American Gladiators' y luego siguió su carrera en TV

Lee Reherman saltó a la fama siendo uno de los personajes favoritos de 'American Gladiators' durante los 90. Tras el final del programa, desarrolló una extensa carrera en el cine y la televisión durante más de dos décadas.

Tuvo pequeños papeles en la película "El último gran héroe" de Arnold Schwarzenegger, y en "Star Trek: En la oscuridad". También realizó apariciones en programas de televisión como "Ellen", "Caroline in the City", "Las chicas de Gilmore", "Expediente X" y "The Shield".

Aparecía también de forma regular como el agente especial Ross Hardison en el programa "The First Family" y acababa de grabar un episodio de "Jane the Virgin". Además se presentó en varios episodios de "K.C. Undercover", un programa de Disney que inicia este mes su segunda temporada.

También fue productor de varios programas

Reherman también fue productor de varios programas, incluido el documental próximo a estrenarse "The League", en el que analiza la pureza y la formación de carácter del fútbol americano universitario tal y como se juega en la Ivy League, que no ofrece becas por buen desempeño deportivo y en donde la misma escuela de Reherman, Cornell, alguna vez se rehusó a aceptar un triunfo tras descubrir que había ganado un juego debido a una mala decisión de un árbitro.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba