Entrevista Roberto Arce: "No pagamos exclusivas de dudosa ética como el caso Neira"

Hablamos con el periodista, que ayer reabrió el debate de "360º"

Roberto Arce, uno de los profesionales del periodismo mejor reconocidos en nuestro país, estrena esta noche la segunda temporada de "360 grados" (23:45 horas), el debate revelación del curso pasado.

Vertele.com habla con el presentador de Antena 3 Noticias 1 sobre la nueva etapa del programa, así como de otros asuntos de la actualidad televisiva.

LOS TITULARES DE ROBERTO ARCE

“Somos el único debate serio de la televisión privada en España”

“No pagamos exclusivas y, mucho menos, a gente de dudosa ética como en el caso Neira”

“En ‘360 grados’ intentamos que los políticos se sientan incómodos”

“Me parece lamentable que muchos políticos no quieran dar la cara”

“No somos un gallinero ni pretendemos hacer más ruido del necesario”

“La Ley de memoria histórica y los toros son los temas que más bronca han provocado”

“Un formato como ‘59 segundos’ tiene sus pros y sus contras”

“Ricardo Ortega es el profesional del periodismo al que más he admirado”

¿Qué novedades nos trae la nueva temporada de "360 grados"?

Queremos potenciar más, aún si cabe, la participación de la gente implicada en los asuntos de la actualidad que abordemos. Por ello, hemos ampliado el plató con el objetivo de sentar a todos los que tengan algo interesante que decir. Un debate no sólo lo forman los contertulios o invitados de turno sino que hay muchas personas afectadas que deben tener voz.

Regresan con un tema delicado, como es el de la seguridad aérea de nuestro país tras la catástrofe de Barajas…

Es un tema pendiente desde el verano. Intentaremos hacer un debate plural aunque faltará gente importante que, en este asunto, se niega a dar la cara. Hemos intentando contar con algún representante del Ministerio de Fomento, Aviación Civil o la compañía Spanair, pero no se han atrevido. Me parece lamentable y, por su puesto, así lo haremos saber en el programa.

¿Quién se resiste más a acudir a un programa como “360 grados”?

Sobre todo, los políticos. Siempre están dispuestos a una entrevista cerrada pero se esconden cuando se trata de un debate delante de un auditorio. En este sentido, nuestra misión es que ellos, por estar en el poder, se sientan incómodos, todo lo contario que en el caso del ciudadano.

¿Cuáles serán los asuntos estrella de este curso?

Lógicamente, los irá dictando la actualidad pero ya hay algunos a la vista que seguro concitarán bastante polémica, como son la Ley del aborto o de la muerte asistida. También estará la economía española o la educación de nuestros hijos, que siempre está en boca de todos.

¿Está satisfecho con la primera temporada del programa o cree que hay cosas que pulir?

Siempre hay cosas que se pueden mejorar pero estoy realmente satisfecho del camino que hemos emprendido. Somos el único debate serio de la televisión comercial en España, producido además por los servicios informativos de una cadena. Estamos muy lejos de parecer un gallinero o de provocar más ruido del necesario. Además, aquí no se pagan exclusivas y mucho menos a gente de dudosa ética, como ha ocurrido recientemente con el caso del profesor Neira.

¿Cuál es el tema que más controversia ha producido en 360 grados?

Hubo dos que provocaron, por decirlo así, bastante bronca por encima de la intensidad que tiene que tener todo debate. Recuerdo el de los toros, ya que se enfrentaron en plató dos posturas muy diferentes como son las de este mundo y los antitaurinos. Sin embargo, el que me dejó un mayor poso de tristeza fue el de la Ley de la Memoria Histórica, que nos trajo a la mente la irreconciliable guerra civil. Tuvimos dos ex combatientes, uno del bando republicano y otro del nacional, que acabaron muy mal y sin querer hablarse.

¿Qué le parece el formato del programa de TVE "59 segundos"?

Tiene sus ventajas e inconvenientes. Esta fórmula puede ayudar a que el debate sea más dinámico pero, en ocasiones, se cortan intervenciones muy lúcidas en el momento más inoportuno. Además, otras veces no hace falta ni un minuto para algunas declaraciones que, por reiterativas o vacías, deberían durar incluso menos.

¿Cree que los debates podrían ocupar un hueco en prime time o el late night es su lugar?

Me encantaría ir en el horario de máxima audiencia o que empezáramos un poco antes. En cualquier caso, el prime time de hoy en día está más enfocado al entretenimiento puro y duro y entiendo que los programas de debate queden un poco relegados en la parrilla. Tampoco está mal y, como diría Carrascal, llegamos al filo de la medianoche.

¿Se puede debatir de todo en televisión o hay temas que es mejor no tocar?

Considero que se puede debatir y hablar de todo. El único límite lo pone la ley y la ética profesional de cada uno. De todas formas, en “360 grados” somos valientes y tenemos claro que nuestros temas son aquellos que están pegados a la actualidad e interesan a la gente, y no tratamos el corazón o las vísceras.

¿En qué terreno se siente más cómodo, presentando su informativo o moderando el debate de "360 grados"?

En ambos, porque los dos son complementarios y me enriquecen por igual. Lógicamente, en el informativo todo es más previsible y cerrado, pero en “360 grados” no sólo soy un mero conductor de tiempos de palabra sino que tengo que saber entrevistar y documentarme muy bien sobre lo que hablo, para no quedar así en evidencia delante de los invitados y el propio público.

¿Cómo se lleva ser el colíder de los informativos de sobremesa en España?

Estoy muy contento pero de verdad que, para mí, la audiencia es algo secundario. Me importa más que se nos reconozca que hacemos un informativo serio, creíble y, por qué no decirlo, entretenido.

¿Ha recibido propuestas para saltar al entretenimiento? ¿Lo haría como hicieron colegas suyos, caso de Juan Ramón Lucas, Susanna Griso o Maxim Huerta?

Nunca se sabe pero, francamente, no me veo. Es evidente que tengo tres hijos y, para darles de comer, debo que estar dispuesto a trabajar en cualquier formato. Sin embargo, espero tener la suerte de acabar mi carrera dentro del periodismo. Además, en este campo no sólo existen los informativos o los debates, sino todo un abanico amplio de posibilidades que me apasionan.

EL TEST DE VERTELE

Un programa o serie de televisión que le guste:

Me gusta mucho el deporte y, en particular, el fútbol. Sobre todo, disfruto con los partidos de la Champions

Un programa o serie de televisión que no le guste:

Los de tripas y vísceras. Los respeto pero no los comprendo

Su trabajo en televisión del que se siente más orgulloso:

Mi informativo de las tres de la tarde y “360 grados”

Algo que no haría nunca en televisión:

Un programa de corazón, porque sigo sin entender cómo alguien puede vender su intimidad para llegar a ser famoso.

Un personaje de televisión al que admire:

Desde Jesús Hermida a Matías Prats, hay muchos con los que he trabajado y admiro.

Un profesional de detrás de las cámaras al que admire:

Nuestro periodista, tristemente fallecido, Ricardo Ortega. Y no lo digo porque ya no esté entre nosotros, sino porque siempre fue un ejemplo y referente. De hecho, a lo largo de toda mi carrera, no he conocido a nadie que tuviera ese talento para contar para las cosas como él.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba