Entrevista Roberto Kamphoff: "Intentaré hacer bien mi trabajo, pero a la audiencia no la puedo controlar"

Vertele.- En Canarias eres un showman muy conocido. Además de presentar
La Guagua, estabas de gira con un show de monólogos..

Roberto Kamphoff.- Sí, es un espectáculo que se llama Kamphoff con
amor
. Son 6 monólogos que yo he creado y que hablan de lo que todos
hemos vivido en el amor, desde el amor adolescente hasta situaciones con los
padres, los hijos y los amigos. Y lo intercalo con una banda de blues en la
que canto 6 temas versionados. De momento pararemos con el espectáculo para ver como funciona el programa.

V.-¿Sólo haces este show en la Comunidad Canaria?

R.K.- Sí, porque es un show que hago humildemente en mi tierra y que la gente
va a ver porque me conocen de la televisión canaria, pero aquí ¡como no
venga mi madre...!.

V.- Eso lo dices ahora, ya verás cuando lleves un mes en Telecinco...

R.K.- Bueno, iremos despacito, no vendamos la piel del oso antes de haberlo
matado.

V.-¿Sueles fijarte en alguien a la hora de ponerte delante de la cámara?

R.K.-En esta profesión, como casi todo en la vida, nunca debes fijarte en lo
que hagan los demás. Tienes que mirar por lo que tú tienes que hacer y, si tú
sabes que lo que estás haciendo está bien, esa tiene que ser tu base.

V.-¿Tienes miedo ante este nuevo reto?

R.K.- Sí, nunca se debe perder el miedo, sobre todo en esta profesión. Porque
el miedo se convierte en una señal de tensión, no de inseguridad, y cuando no
tienes miedo se crea una sensación de prepotencia y te crees que lo sabes
todo y no evolucionas, lo cual no es bueno.

V.-¿Y miedo a la audiencia?

R.K.- Yo a lo que tengo miedo es a no hacerlo bien. Intentaré que la
audiencia esté con nosotros pero no la puedo controlar. Lo que está en mi
mano es hacer bien mi trabajo y eso es lo que voy a intentar.

V.-¿Te ha dado pena dejar La Guagua, el magacín que presentabas con éxito en TV Canaria?

R.K.- Sí, mucha porque era un directo de dos horas y media que tenía más que
masticado. Hicimos 600 programas. Aunque lo que más pena me ha dado ha sido dejar
en Canarias a mi mujer y a mi hijo. Veremos cómo va el programa.

V.- ¿Te pensaste mucho aceptar la oferta de Telecinco?

R.K.-Sí, porque tenía que dejar mi tierra, que es muy bonita y muy agradecida
para vivir. Pero había que evolucionar y esta era una oportunidad muy
importante para mí.

V.- Pero, ¿dejas una puerta abierta en la Televisión Canaria?

R.K.- Sí, porque nunca sabes lo que puede ocurrir.

V.-¿Qué programas ves en televisión?

R.K.- Soy un aficionado a Caiga quien caiga y absoluto admirador de El
Gran Wyoming, me parece un comunicador nato y con una rapidez mental
impresionante, yo disfruto viéndole en TV. Espero conocerle. También me
gustaba La Corriente Alterna.

V.- ¿En qué tipo de formato no te sientes cómodo?

R.K.- Me siento menos cómodo haciendo programas de testimonios, aunque he
tenido que hacerlos en Canarias. Me siento más cómodo con el humor, prefiero
el talk show al reality show.

V.-¿Qué te decidió a aceptar la oferta?

R.K.- Creo que hay
que apostar por lo nuevo y probarte a ti mismo para ver la capacidad que
tienes de hacer otras cosas. Y este formato me gustó mucho porque me
permitía aplicar cierta versatilidad de mi persona, que era el humor y jugar
a ser un poco serio.

V.-¿Tu acuerdo con Telecinco se limita tan sólo a El Legado?

R.K.- Sí, en principio he firmado por El Legado y, en caso de que no
funcionara, nos sentaríamos nuevamente, que sería un placer.

Noticias relacionadas:

-Telecinco ficha a Roberto Kamphoff para presentar El Legado

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba