Demanda de Mediapro Rosell dice que Roures le chantajeó con querellarse por espionaje

Rosell dice que Roures le chantajeó con querellarse por espionaje
Rosell dice que Roures le chantajeó con querellarse por espionaje

El expresidente del Barça niega ante la jueza haber espiado los correos del fundador de la productora

El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell ha asegurado en su declaración como investigado ante la jueza que el fundador de Mediapro, Jaume Roures, le presionó en 2011 chantajeándolo con querellarse contra él por espionaje si no renovaba los derechos televisivos entre el club azulgrana y esta empresa.

Según han explicado fuentes judiciales, Rosell ha relatado este martes 5 de abril ante el Juzgado de Instrucción 8 de Barcelona, al comienzo de su declaración, que estas presiones de Roures se produjeron en diciembre de 2011 para que renovase el contrato que había firmado su antecesor, Joan Laporta, pero Rosell le dijo que convocaría un concurso.

Roures presentó esta querella en febrero de 2016, más de cuatro años después, y en ella asegura que un informático había estado accediendo de forma sistemática a los correos electrónicos del fundador de Mediapro y se los reenviaba a Rosell y al entonces directivo del club Joan Carles Raventós.

En su declaración como investigado este martes --en la que ha contestado a la jueza y fiscal pero no a la acusación-- Rosell ha asegurado que nunca dio instrucciones de espiar los correos ni tampoco sabía si el que era responsable de IT de Mediapro y también acusado, Robert Cama, lo estaba haciendo.

En esta comparecencia Rosell ha echado balones fuera y sorprendentemente ha culpado a su secretaria, quien -según dijo- era la única que tenía acceso a su cuenta de mail, según recoge PR Noticias.

También ha declarado como investigado este martes Raventós, que sólo ha accedido a responder a las preguntas de su abogado y ha negado las acusaciones, y también lo ha hecho Cama, quien ha asegurado que nunca recibió instrucciones de Rosell para espiar correos de Roures.

LA QUERELLA

En su querella, el grupo Mediapro acusa a Rosell de un delito continuado de revelación de secreto profesional y de otro de hurto agravado por unos hechos que dicen se produjeron entre 2009 y 2011.

Según el escrito de la acusación, Cama estuvo accediendo hasta octubre de 2011 --cuando fue despedido-- a los correos electrónicos, y el informático cobraba primero a través primero de la empresa Bonus Sport Marketing y luego directamente a través del propio FC Barcelona.

Según explicó Roures en una rueda de prensa en febrero al presentar la querella, entre los correos supuestamente espiados hay negociaciones de derechos audiovisuales e intercambios de correos electrónicos con el entrenador Pep Guardiola, Joan Laporta, y representantes de jugadores, entre otros.

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba