Entrevista Vertele Ruth Núñez: "'Bea, la fea' fue algo precioso pero ya se acabó"

Ruth Núñez: "'Bea, la fea' fue algo precioso pero ya se acabó"
Ruth Núñez: "'Bea, la fea' fue algo precioso pero ya se acabó"

Hablamos con la actriz, que ha estrenado con acierto 'Frágiles' en Telecinco. "Estoy encantada de volver a trabajar en una serie, si no lo había hecho antes es porque no me habían llamado", nos confiesa. Sobre si le gustaría participar de nuevo en una ficción con el actor y su pareja Alejandro Tous, dice: "En teatro, sí

La actriz Ruth Núñez (Nerja, Málaga, 1979) regresó ayer a a televisión con Frágiles, la nueva serie de Telecinco en la que da vida a Lola, una paciente del fisioterapeuta encarnado por Santi Millán. El síndrome de Asperger que padece, que le provoca una aversión al contacto físico, dificultará el tratamiento de recuperación. Este papel certifica su vuelta al canal y al medio, algo más de tres años después de su despedida delserial Yo soy Bea.

La intérprete, después de haber aparecido en producciones como Compañeros, El Pantano, Policías, Mi querido Klikowsky, Periodistas, Hospital Central o El comisario, saltó a la fama gracias a su papel protagónico en la versión española de Betty, la fea. Tal fue el éxito y reconocimiento que logró que incluso llegó a dar las campanadas de Nochevieja en Telecinco en 2006, junto con sus compañeros de reparto Norma Ruiz (con la que vuelve a coincidir en Frágiles) y Alejandro Tous, quien acabó convirtiéndose en su pareja en la ficción y en la vida real.

No obstante, tras la salida de su personaje en febrero de 2009, Núñez se había mantenido alejada de la televisión y centrada esencialmente en el teatro. En los últimos meses ha estado defendiendo sobre las tablas un montaje de Los monólogos de la vagina, de Eve Ensler, junto a Marta Belenguer (Stamos Okupa2), Esperanza Pedreño (Camera Café), Diana Lázaro (Cyberclub, Grupo 7) y Rebeca Valls; y en 2009, giró por los escenarios con una versión de Romeo y Julieta, al lado de Alejandro Tous o Sonia Almarcha (Crematorio).

De su complicado personaje en Frágiles, de sus proyectos teatrales y del recuerdo de Yo soy Bea hablamos con Ruth Núñez:

¿Cómo ha sido interpretar un personaje tan complejo en "Frágiles"?

Ha sido una experiencia muy nueva. Lola es un personaje que tiene Asperger, que era un síndrome que yo desconocía. No estaba muy familiarizada con ello y ha sido todo un reto.

Una de las características de "Frágiles" es que los actores no tienen guion como tal, ¿había hecho este estilo de interpretación alguna vez?

En teatro sí que lo había trabajado, pero en cambio, no había hecho nada parecido en televisión. En Frágiles, no hay guion dialogado como tal, pero sí tenemos guías que explican lo que pasa en la trama y lo que se tiene que hacer en cada escena. Por ello, hay reuniones con el director para que te dé indicaciones y poco a poco se llega a un acuerdo definitivo. El trabajo de los guionistas está ahí. Lo que sí se improvisa son los diálogos, pero como digo, nosotros ya estamos advertidos de cuál es el objetivo en cada escena o momento. No grabamos sin saber.

Hace tiempo que no se le veía en TV, ¿qué tenía este proyecto para que haya regresado a la pequeña pantalla?

Que me han llamado (Risas). La verdad, mi personaje es precioso. No he tenido todo el tiempo que me hubiera gustado para profundizar todo lo que quisiera (en la historia y facetas del personaje), pero ha sido un trabajo muy divertido para mí. Me encanta mi trabajo y todo lo que conlleva. Interpretar a Lola ha supuesto mucha preparación, de campo y de investigación. Me gusta tanto ser actriz, que tengo la suerte de que me hayan ofrecido personajes muy especiales, que me ponen retos a la hora de trabajar.

Al dar vida a un personaje enfermo, ¿ha conocido a personas que sufren Asperger?

No, no he conocido a ninguna persona Asperger, porque no quería poner en situación o compromiso a nadie. He ido a asociaciones y he leído libros contados en primera persona, pero no he conocido a nadie. Me gustaría matizar que Asperger no es una enfermedad, como una gripe, es una forma de ser, como yo puedo tener la mía, tú la tuya. Ellos tienen unas características muy particulares y tienen diferencias, como todos podemos ser diferentes. Es complicado ponerse en la piel, como es difícil trasladarlo a la ficción.

¿Qué es lo que más le ha aportado y más le ha costado de participar en "Frágiles"?

Como actriz, es diferente. Con tu compañero o compañera tienes el contacto directo y normal que puedes tener a la hora de actuar en otros casos, aquí es distinto. He tenido que trabajar la gesticulación, el trabajo corporal. He estado dentro de mí. Eso ha sido la parte complicada.

¿Su trama en la primera temporada de la serie está cerrada o podría tener continuidad en una posible segunda temporada de "Frágiles"?

Queda muy abierto. El final es "vamos a hacer otro capítulo mañana". (Risas)

En "Yo soy Bea" interpretaba a una mujer sensible, en "Frágiles", también, ¿puede que tenga un punto de sensibilidad extra para que le ofrezcan este tipo de papeles?

Yo creo que Lola en Frágiles es una mujer fuerte. Hablamos de Bea o Lola porque pueden ser los dos ejemplos más mediáticos, que más se pueden ver en la tele, pero he hecho cosas diferentes. Además yo tengo otro concepto: para mí Bea era mujer muy fuerte, metida para dentro pero que siempre luchaba. Y Lola en Frágiles es muy fuerte. A lo mejor da la sensación de fragilidad y vulnerabilidad por los prejuicios de los demás pero ella es muy fuerte. Vive una situación complicada, ahí está la fragilidad. Yo soy frágil como todo el mundo, la vida te va a enfrentando a situaciones que debes superar.

En su descanso de la televisión, ha estado haciendo teatro…

Sí, he trabajado en Romeo y Julieta y después en Monólogos de la vagina.

¿Le daba miedo regresar por la sobreexplotación que supuso "Yo soy Bea" al ser tan exitosa?

No, miedo ninguno. Me encanta mi trabajo, estaba muy feliz haciendo teatro, y estoy muy feliz por hacer televisión. Me lo paso muy bien. Me gusta mucho y estoy encantada de volver a hacer una serie.

¿Sigue siendo parada por la calle o ya la euforia por "Yo soy Bea" se ha calmado?

No, ya se ha calmado. La gente se acuerda de Bea, me lo dicen y se agradece. Fue un personaje que, en general, la gente lo recuerda con cariño. Para mí fue una experiencia preciosa, guardo buenos recuerdos. Hice un personaje en todas sus facetas –personal, profesional, familiar…-. Bea ya acabó, lo bueno es la experiencia que te llevas, que la gente se acuerde con mucho cariño.

¿Fue fácil sobrellevar la fama?

Lo que tiene la TV es que cuando tu serie o programa se emite, te ve todo el mundo y es normal que te conozcan, que te digan algo. En el momento en el que las cosas se dejan de emitir, todo pasa. Es parte tu trabajo. Es gratificante, si la gente te conoce es que lo estás haciendo bien. En cualquier caso, Bea no era la primera vez que yo salía en televisión, ya había hecho otras cosas. Tuve la suerte de estar en otra serie de éxito como fue Compañeros. No fue con la misma intensidad que en Bea, pero estabas todas las semanas haciendo buenas audiencias y teniendo éxito en TV. Era más jovencita, sí, pero el tiempo pasa para todos (Risas).

¿Tiene algún otro proyecto en la actualidad?

¿Ahora mismo? Irme de vacaciones. ¡Ya casi es agosto y hay que irse de vacaciones! (Risas) Estamos pensando en algún proyecto de teatro, pero vamos a verlo.

¿Trabajaría con Alejandro (Tous)?

En teatro, sí.

¿Le gustaría que participara en la serie?

No. (Risas). Quiero decir, si le dan el papel, claro, por supuesto. Es un actor estupendo, maravilloso. Si le llaman, hará cualquier personaje fantásticamente.

¿Han formado una compañía de teatro?

Es una productora de teatro… En estos tiempos, en los que parece que lo mejor es que salgan proyectos, arriesgarse, vamos a intentarlo.

¿Qué prefiere: teatro o televisión?

Las dos cosas. Me quedo con todo. Son experiencias muy distintas. He tenido suerte en teatro. Los dos últimos proyectos que he hecho han sido tan agradables, con grandes compañeros, contacto, experiencia... El teatro tiene otra instancia, da una energía muy buena, pero también tengo ganas de tele.

El trabajo de actriz es inestable, con crisis, como los tiempos que corren. ¿Le han aconsejado sus amigos y familiares buscarse otra cosa?

He tenido bastante suerte. Siempre he tenido apoyo de mi familia desde joven.

¿Ha pensado dejar la actuación alguna vez?

No, nunca. Puedes sufrir algunos momentos malos, pero pensar en abandonar, nunca. Un día descubrí qué es lo que me gusta hacer y es esto. Luchar por ello me da la motivación para vivir, para seguir. Es una suerte.

* Síguenos en Twitter (@Vertele) yFacebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba