El futuro ¿Salvará el comercio electrónico la televisión?

El comercio electrónico vive momentos de altibajos. Y entre las posibles tablas de salvación, una de las que puede despuntar es la televisión.

Se trata de una historia de desencuentros. El comercio electrónico quiere crecer y desarrollarse. Para ello necesita a la tecnología. Pero esta no puede ofrecerle su ayuda. O al menos al cien por cien. Y es que esta se dedica más al desarrollo de la televisión. Así que el llamado e-commerce decidió acercarse más a la televisión, en concreto a la incipiente televisión interactiva.

El resultado de esta relación está siendo la destrucción de las estructuras económicas en la industria televisiva tal como la conocemos en la actualidad y de la relación entre el público y su televisión. Gracias a la tecnología, ahora el consumidor puede crear su propio canal de televisión.

Esta posibilidad la ofrecen ya Replay TV y TiVo. Estas dos compañías ofrecen sistemas para grabar digitalmente y encodar en MPEG programas de la televisión. A diferencia de los actuales videos, estos sistemas posibilitan la grabación simultanea en un disco duro.

Según los expertos, este tipo de tecnologías pueden llegar a ser igual de comunes que le video en un plazo de cinco a diez años. La diferencia estará en el uso. Hasta un 50% de la programación que los espectadores vean en un futuro será grabada mediante Replay TV, TiVo ó sistemas similares que se vayan creando. Es decir, que la mitad de los anuncios serán grabados. Esto implica la posibilidad de poder adelantarlos.

Comercio electrónico

Esta situación modificará la estructura de negocio de la televisión que se conoce desde los años 50, porque los anunciantes no podrán determinar la cantidad de anuncios que los consumidores han adelantado. Y aunque se pudiera determinar esa cantidad, habrá que esperar que los beneficios por publicidad se reduzcan considerablemente.

A pesar de esta situación, la publicidad en televisión no morirá. Pero sus tarifas tendrán que adaptarse y sobre todo su apariencia. Ahí es donde entra el comercio electrónico. Los creativos publicitarios tendrán que apañárselas para que los consumidores se hagan a la idea de que lo que ven en sus pantallas, se puede comprar en Internet. Y en un futuro ya próximo en el que la Red estará al alcance de todo el mundo, las posibilidades de este tipo de publicidad son ilimitadas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba