Declaraciones Sánchez, partidario de aumentar la retribución de los directivos de RTVE para evitar la "fuga" a las privadas

Defiende en el Congreso la sintonía con SEPI, niega presiones y garantiza que al final de 2004 habrá desaparecido la deuda

El director general de RTVE, José Antonio Sánchez, reconoció hoy en el Congreso que los directivos del grupo están "mal pagados" y que habría que estudiar una modificación de sus retribuciones para evitar el peligro de que estos profesionales se vayan a las cadenas privadas. "A los directivos de RTVE se les paga mal en comparación con los mismos puestos del sector privado. Hay un desfase notable", señaló Sánchez, para quien, aunque resulte "doloroso" es "lógico" que los responsables del grupo público, que cuenta con "los mejores profesionales", acepten las ofertas de los canales privados.

No obstante, reconoció que hay algunos que "prefieren quedarse incluso perdiendo dinero". El portavoz del PSOE, Máximo Díaz Cano, denunció que TVE está siendo una "cantera" para las privadas y consideró que estos trasvases "distorsionan el funcionamiento de TVE" y debilitan al ente. Sánchez, que compareció hoy por primera vez ante la comisión de control parlamentario de RTVE, enmarcó en estas circunstancias la renuncia del director de Televisión Española, Alvaro de la Riva, y negó que se haya marchado de la cadena pública por discrepancias con los presupuestos para 2003.

Sintonía con la SEPI

Por otra parte, el director general aseguró en su primera comparecencia ante la comisión de control parlamentario que los presupuestos del próximo año "no ponen en peligro" el Plan Marco para la Viabilidad del ente y aclaró que la SEPI "no ha impuesto absolutamente nada" en la elaboración de esas cuentas.

Sánchez aseguró que no tiene "presión ni del Gobierno ni de SEPI", que ésta quiere para RTVE "lo mejor" y que ambas trabajan conjuntamente para que al final de 2004 se haya conseguido eliminar la deuda, que el próximo año superará ya los 6.000 millones de euros.

Respecto a la solución al problema de la deuda, dijo que la única forma de acabar con ella "es que el Estado la asuma" porque, según dijo, "es evidente que RTVE no puede pagarla". Sobre la reducción de gastos operativos en 96 millones de euros, dijo que "está muy estudiada y no trastocará nada", gracias al stock de películas con el que cuenta TVE y la tendencia a la baja de los derechos del fútbol.

Preguntado sobre posibles planes de privatización de las cadenas públicas, Sánchez explicó que esta decisión correspondería en todo caso al consejo de administración, aunque no considera que esté previsto. Además, señaló que "personalmente" no le gustaría que se privatizara TVE. En otro orden de cosas, rechazó las críticas a la línea editorial de los informativos públicos y señaló que "si fueran tendenciosos, en dos días no los vería nadie". "Son líderes porque son los mejores, dan credibilidad, son imparciales y objetivos", dijo.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba