Polémica Sardá ataca a Correo por llamar "basura" a los programas de Tele 5

Dedicó la primera media hora de su programa a arremeter duramente contra el accionista de la cadena por un reportaje de El Semanal TV que puntúa a espacios y presentadores de T5 como "los peores programas de la TV". "Punto final a la hipocresía, Correo debería devolver todo el dinero que ha ganado con la telebasura"

Javier Sardá sorprendió el lunes a sus espectadores al dedicar los 30 primeros minutos de Crónicas Marcianas a criticar duramente a Vocento (antiguo grupo Correo-Prensa Española), segundo accionista de Telecinco. ¿El motivo? Una de sus publicaciones, la revista El Semanal TV, dedicó la semana pasada un reportaje al debate de la telebasura, titulado “Los peores programas puntuados por los críticos”, que ocupaba la portada con montones de cubos de basura de los que asomaban varios rostros de Telecinco, en concreto el propio Sardá, Boris Izaguirre, Malena Gracia, Yola Berrocal y Santiago Acosta. El presentador y director de Crónicas Marcianas estaba indignado porque Vocento llamara “basura”, precisamente, a los programas de la cadena en la que tiene participación y “de los que se lucra”, y no a los de Antena 3 o TVE. Sardá pidió que se pusiera un "punto final a la hipocresía, al falso debate de la telebasura, y que comenzara el auténtico debate, el de la coherencia". A continuación, ofrecemos una transcripción literal del discurso de Sardá.

“Estoy escribiendo un diario y lo he establecido así. Primero la noticia. La revista El Semanal TV ha publicado una lista de los peores programas de la televisión. Casualmente, de los 10 programas, 8 son de Telecinco, 2 de Antena 3 y ninguno de TVE. Esto se ilustra con una portada repleta de cubos de basura de los que asoman presentadores de TV, todos de Telecinco. Ahora, el chiste, en contra de lo que algún malvado pueda suponer, esta revista no forma parte de ningún grupo editorial relacionado con Antena 3 o TVE. No, esta revista forma parte del antiguo Grupo Correo (nunca mejor dicho lo de antiguo) que es accionista de Tele 5.

"Correo debería devolver todo el dinero ganado con la telebasura"

Entonces yo me hago una reflexión. La empresa que ha publicado esta revista, el antiguo Grupo Correo, ha ingresado bastantes millones gracias a los beneficios que estos 8 detestables programas de Tele 5 le han reportado. La conclusión de mi diario: si estos programas son considerados como una basura inmunda que envilece a quienes los hacen y a quienes los ven, creo que esta empresa (el antiguo Grupo Correo, accionista de Tele 5) debería devolver todo el dinero que ha recaudado con estos programas, o propongo que los donen a una ONG, por ejemplo, me parecería muy honesto que hicieran esto.

Pero... hay más, el antiguo Grupo Correo tiene también intereses en grupos de televisiones locales cuya programación incluye, desde maratonianos programas de corazón hasta películas eróticas en abierto, no abierto de piernas, sino sin codificar; además, tienen consultorios de videntes y otros espacios de estos que se llaman de “telebasura”. Por si fuera poco, sus diarios incluyen los tradicionales anuncios por palabras que ofrecen los servicios sexuales más diversos y, para aumentar sus ingresos, lo cual me parece razonable, han tenido la brillante idea de insertar, además, la fotografía de estas personas que ejercen la prostitución, es decir, hay anuncios de putas, pero además ponen las fotos.

"Punto final a la hipocresía, comienza el debate de la coherencia"

Dicho todo esto y después de esta paliza que hoy os estoy dando, lo que yo digo esta noche es que se ha acabado el debate de la telebasura y propongo que empiece el apasionante debate de la coherencia. Hace ya algunas semanas, después del pistoletazo en una entrevista al señor Aznar, que empezó esta especie como de carrera del debate sobre la llamada “telebasura”. Pues bien, yo pienso que ya se ha acabado este falso debate y que ahora empieza el auténtico debate, el de la coherencia, insisto, el de la coherencia, que todo el mundo piense lo que quiera, pero que actúe en consecuencia. Por lo tanto, punto final a la hipocresía, PUNTO FINAL A LA HIPOCRESÍA”. Sardá interrumpe los aplausos del público: “No aplaudáis que luego se creerán que os obligamos”. Y prosigue: “Yo pongo un ejemplo, yo soy pacifista y, por lo tanto, jamás tendría acciones o admitiría entrar en un negocio de armamento. Otros son del Opus Dei, y es lógico que no quieran participar en un negocio de condones. ¿Se entiende o no? Esto es la coherencia. Por lo tanto en mi diario he escrito: Que ningún empresario de prensa, radio o televisión se lucre con programas, artículos, fotos o anuncios publicitarios que vayan en contra de sus principios morales; que ningún político, banquero, religioso o empresario predique una cosa y practique la contraria; no se puede estar en misa y recaudando. Pero todo el mundo tiene derecho al arrepentimiento. Pongo por ejemplo: si un ladrón se arrepiente de su delito hay que perdonarle. Pero con el perdón va la penitencia y la voluntad de enmienda. Pero, sobre todo, lo que tiene que hacer el ladrón es devolver lo robado. Y esta forma tenemos que aplicárnosla todos. AMEN”.

"Telebasura, tu puta madre"

Sardá calma de nuevo a su público: “Un momento, hay que estar siempre con un distanciamiento y una tranquilidad personal muy por encima de la tensión profesional. Yo esta noche me quiero solidarizar con todos los equipos de todos los profesionales de todos los programas de Telecinco, porque me parece injusto que cuando acaba esta temporada el balance sea que en un periódico de un grupo accionista de Telecinco nos hagan salir de un cubo de basura. En mi libro, alguien me pregunta que qué hago cuando alguien me dice que los que hago es telebasura. Y yo le respondo, en plan de cachondeo, como basura tiene vocación de insultar, yo le digo: Telebasura, tu puta madre.

Felicidades y gracias a los directivos de Tele 5

Perdón, porque quiero corregir una cosa, me he de solidarizar con todos los profesionales de Tele 5 y me quiero solidarizar también con los directivos, que son los que han hecho que esta cadena haya ido en aumento durante este año de una forma esplendorosa. Por tanto, felicidades a los directivos de Tele 5 de parte de este equipo y de este humilde servidor al que compran el trabajo y no la religión. Gracias a los directivos de T5 por dejarnos trabajar en lo que yo creo que cada uno de los espectadores que nos ven cada noche es la más absoluta de las libertades”.

Solidaridad con los compañeros

Sardá dio paso entonces a una ronda de llamadas telefónicas a todos los presentadores de los programas de Telecinco que aparecen en el reportaje de El Semanal TV, a los cuales felicitó, uno por uno, por su trabajo. Primero, Jesús Vázquez. “Estoy viendo el programa y encantado de escucharte, qué bien hablas, Javier, cuando quieres. Gracias y felicidades a ti también”, dijo el conductor de Hotel Glam. El siguiente, Jordi González, conductor de A corazón abierto, que agradeció la felicitación de Sardá: “Me solidarizo con esta propuesta de iniciar el debate de la coherencia. Creo que esta reflexión deberíamos hacérnosla todos antes de acostarnos”. A continuación, el presentador de Salsa Rosa, Santiago Acosta: “Enhorabuena por lo que has dicho. Suscribimos todas tus palabras. Afortunadamente trabajamos este verano porque eso significa que le gustamos a la gente. Con lo que hay que tener cuidado es con esa infección que se extiende, que es la de la intolerancia”. Sardá no se olvidó de Jorge Javier Vázquez: “Estamos encantados con el quinto puesto que hemos conseguido, un puesto mejor que el de Beth y Rosa en Eurovisión y te tenemos que decir, Sardá, que tengas cuidado, porque llevas muchos años en las noches de T5 y nosotros acabamos de llegar y ya te estamos cogiendo, con 13 cubos de telebasura...”, bromeó el conductor de Aquí hay tomate. Y, por último, la reina de las mañanas, María Teresa Campos, que se encontraba en Málaga disfrutando de sus vacaciones y tan sólo dijo: “Gracias al público que nos sigue y, supongo, que tapándose la nariz”.

Tras esta ronda telefónica de felicitaciones, Sardá se dirigió a su colaborador más veterano, Boris Izaguirre, a quien El Semanal TV también coloca dentro de un cubo de basura: “Quiero felicitarte por tu trabajo y tu talento delante de la cámara, porque uno puede ser crítico de deporte y haber jugado al fútbol, uno puede ser crítico de música y tocar la guitarra en casa. Pero hay que saber lo que es estar aquí para tener un poco de consideración y saber que la gente no es imbécil y decide qué programas quiere ver libremente, pero yo que sí sé lo que es el talento detrás de las cámaras, y mucho público que lo sabe intuitivamente, gracias por tu trabajo”. Boris agradeció la felicitación de Sardá con su habitual sentido del humor: “Yo siempre me identifiqué con ese personaje que se llama Tom Cats que vivía en un cubo de basura, así que me siento divina de estar en esa portada”.

Y después de esta catarsis de 30 minutos de duración, un relajado Sardá prosiguió con el programa: “Bien, sigamos, esto distensiona que da gusto, estoy tan a gusto que pondría los pies encima de la mesa. Y así, como en casa, con los pies encima de la mesa, Sardá dio la bienvenida a los tres colaboradores del día: los grandes hermanos Marta, Kiko y Jorge Berrocal.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba