Polémica Sardá deja en evidencia a Cantizano

Negó ayer en “Crónicas” que hubiera llamado el viernes a “¿Dónde estás, Corazón?” para contestar a Francisco

Javier Sardá tiene un nuevo “amigo”, y se llama Jaime Cantizano. El director y conductor de “Crónicas” abrió su programa de ayer lunes con unas imágenes del programa rosa de Antena 3, “¿Dónde estás, Corazón?”, en su emisión del pasado viernes. En las mismas, el cantante Francisco, invitado de esa noche al espacio de Jaime Cantizano, arremetía por enésima vez contra “Crónicas” con expresiones como: “Ya lo he dicho en varias ocasiones, a Sardá y su equipo de 'Crónicas Marranas', que se vayan todos a la mierda”, rememorando así de nuevo la vieja polémica que enfrenta al artista valenciano con el programa de Gestmusic.

Segundos más tarde, Jaime Cantizano aseguró tener en antena a Javier Sardá a través de la línea telefónica, quien habría llamado al programa de Antena 3 en ese mismo instante, como aludido, para contestar a las palabras de Francisco. Pero antes de que se diera supuestamente paso en directo al presentador de “Crónicas”, el cantante rehusó “hablar” en directo con él porque, según afirmó, lo que tuviera que decirle se lo diría a la cara, a lo que la colaboradora de este espacio, María Patiño, preguntó “¿Por qué tienes miedo de enfrentarte a Sardá?”

A continuación, Jaime Cantizano zanjó el asunto bajo la excusa de haber perdido la comunicación con Sardá, “aunque intentaremos recuperarla”, aseguró. El presentador dejó claro que Francisco había pactado que no le pasaran ninguna llamada de aludidos durante la entrevista, y que el programa pensaba respetar el acuerdo, pero que una vez finalizada su intervención y abandonado éste el plató, darían paso a la llamada de Sardá.

Tras estas imágenes expuestas ayer en “Crónicas”, la cara de Sardá reflejaba una mezcla de perplejidad e ironía. Fue entonces cuando el presentador catalán negó rotundamente haber llamado al programa de Antena 3 y, en su habitual tono sarcástico, recomendó a Cantizano que mejorara la comunicación con su equipo del programa “porque, si no, uno puede quedar como un auténtico gilipollas”. Según afirmó Sardá: “No tengo otra cosa que hacer un viernes por la noche que llamar a un programa de televisión para contestar a Francisco”. A lo que apostilló: “Además, cuando uno está tranquilamente en su casa y escucha estas cosas de que va a entrar en directo... te pegan unos sustos”, expresión que acompañaba con mofa buscándose el móvil en su chaqueta.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba