Vacaciones anticipadas Sardá despide a Aída por pasarse de "mala"

Tras su fatal comentario de este pasado miércoles hacia un chico en silla de ruedas que estaba entre el público

Aída Nízar, la ex concursante de “Gran Hermano V” y habitual colaboradora de “Crónicas Marcianas”, no se sentará más a la mesa del late night show de Telecinco. El pasado miércoles, la vallisoletana cruzó definitivamente la línea por la que habitualmente se mueve todas las noches. Realizó un comentario totalmente fuera de tono a una persona del público que le valió el rechazo de todo el equipo del programa. Consciente de su error, la propia Nízar posteriormente pidió perdón a quien había ofendido.

Según Javier Sardá, quien abrió el programa de ayer con este asunto, Aída en estos momentos se encuentra francamente mal por lo que hizo: “que los espectadores tengan clara conciencia de que les pido disculpas”, transmitió el presentador de parte de Aída. Por todo lo sucedido, la organización del programa ha estimado terminar su contrato por esta temporada. Al menos hasta septiembre, la pucelana ya no volverá por "Crónicas".

Un comentario fatal

La secuencia de este pasado miércoles y que ha supuesto el despido de Aída es la siguiente:

Durante el habitual debate del programa, la vallisoletana se levantó de su silla y se encaminó hacia el público en tono jocoso para "comprobar" su nivel de popularidad. Le pidieron besos, los dio, recibió abucheos, aplausos, pitos.... Hasta ahí todo normal dentro de lo que suele ser "Crónicas". Sin embargo, cuando Aída se encaminaba ya hacia su sitio en la mesa, topó con un chico en silla de ruedas que se encontraba entre el público como un espectador más.

Fue entonces cuando Aída se dirigió a él con ánimo de darle dos besos, pero él la rechazó tajantemente y negó el afectuoso saludo. Este hecho provocó el donaire de Aída quien, inmediatamente después, realizó en voz alta el siguiente comentario: "Te iba a decir una cosa pero, ¿sabes? Dios da a cada uno lo que se merece", y volvió a la mesa entre los gritos de desaprobación del público y de su compañera Marta López, quien exclamó varias veces: "¡Retira ahora mismo eso que has dicho o te juro por Dios que no te vuelvo a hablar en mi vida, retira lo que le has dicho a ese chico y pídele perdón!".

En ese instante, Aída trató de escurrir el bulto alegando que con ese comentario no se refería a su estado en silla de ruedas ya que ni se "había dado cuenta" de ello. Pero ya era tarde, todo el mundo había entendido el fatal comentario y la tensión en el plató de "Crónicas" se respiraba en el ambiente. Fue entonces cuando, justo antes de dar paso a publicidad, Sardá aseveró ante el silencio de todos: "Perdona Aída, pero si en ocasiones he dicho en público que Bush era un hijo de puta, ahora tengo que decir que, Aída, eres una hija de puta".

En el programa de ayer, además de las disculpas de Aída en boca de Sardá, el presentador se apresuró también a pedir perdón a la madre de Aída por su insulto y a zanjar el tema con el anuncio de su despido.

Las interrogantes que surgen ahora son: ¿La perdonará Sardá para la próxima temporada? ¿Veremos pronto a Aída en algún programa de crónica rosa pidiendo perdón por su comportamiento?

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba