Tribunales Sardá recurre la sentencia que le obliga a pagar 75 euros a Álvarez Cascos

El presentador "apisona" el proyecto del AVE

Xavier Sardà está dispuesto a llevar hasta el final su batalla judicial con el exministro del Partido Popular Francisco Álvarez-Cascos y su pareja, la marchante de arte María Porto. La pareja le demandó por haber difundido en “Crónicas Marcianas” unas imágenes que desvelaban su idilio cuando el político aún estaba casado con Gema Ruiz.

Xavier Sardà anunció en su programa de la madrugada del martes que había sido condenado a pagar 75 euros, la misma cantidad que a Boris Izaguirre, a la productora Gestmusic y a la cadena Tele 5, "lo que ya va siendo un dinerito". Sin embargo, es una cifra modesta comparada con los 300.000 euros que se solicitaban para cada demandado (1,2 millones en total). Sardá dijo que estaba “triste” pero que recurrirá la sentencia. Luego Sardà recordó que hasta la fiscalía pidió a "la jueza que la sentencia fuese absolutoria". El periodista añadió que acata la sentencia, pero discrepa "en que el vídeo sea constitutivo de delito", por lo que presentará el recurso.

Sardà montó un espectáculo para acatar la parte de la sentencia que le obliga a destruir el vídeo de Cascos y Porto, con sus hijos, en Lanzarote. La cinta fue aplastada por una apisonadora y el presentador aprovechó para poner bajo el rodillo fotos de los demandantes y hasta el informe del trazado del AVE, que fue responsabilidad de Cascos.

Sardá ofreció también imágenes del juicio en las que su abogado, Javier Val, rebatió los argumentos del exministro de que, con el vídeo --que también emitieron otros programas de Tele 5 que salieron airosos de la demanda--, se había violado su intimidad personal y familiar.

Val dejó claro que Cascos vivía "un adulterio", ya que tenía una relación con "una tercera persona" y hasta se permitió compararle "con el tren del AVE, que utiliza doble vía". También le reprochó su doble moral --"no ser ejemplo de nada"-- y de haber mostrado su vida desde "cazando urogallos hasta pescando salmones". "Los tiempos del oscurantismo han pasado", remató el letrado.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 12 de Madrid, Pilar Planas, condenó hace pocos meses a Tele 5, a la productora Europroducciones TV y a dos periodistas de la cadena a pagar 120.000 euros al ex ministro Francisco Álvarez Cascos y a su pareja, María Porto Sánchez, por intromisión ilegítima en su intimidad. Cascos, que había pedido 450.000 euros, recurrió para que se aumentase la cantidad.

El motivo alegado por ex ministro de Fomento fue que Tele 5 había reproducido, el 7 de enero de 2004, en el programa Día a día, imágenes suyas y de María Porto cuando pasaban unos días en Lanzarote, "captando su entrada en un hotel, su estancia en la piscina, en un parque infantil con los hijos de ambos, en la playa, y la comida de la pareja y los niños en un restaurante".

Las imágenes ilustraban "la noticia de la relación sentimental iniciada por Álvarez Cascos y la señora Porto" y se captaron sin consentimiento ni conocimiento de los demandantes. La juez señala que el programa divulgó "escenas de la vida privada de los demandantes", que captó "clandestinamente" y que "no tienen por qué ser entregadas al conocimiento general, pues pertenecen al terreno de su privacidad".

Según la juez, la difusión de esas imágenes no puede quedar amparada por la alegada existencia de un interés general, "ya que no lo hay en observar al entonces ministro de Fomento y su pareja entrando en un hotel o comiendo en un restaurante con sus respectivos hijos". La contemplación de esas escenas "en modo alguno contribuye a la formación de la opinión pública, sino a satisfacer cierto género de curiosidad sobre las vidas ajenas".

Agrega la sentencia que "el carácter público del señor Álvarez Cascos" no le obligaba "a soportar la difusión de imágenes totalmente ajenas a las funciones correspondientes a su cargo" y tampoco puede oponerse el hecho de que Álvarez Cascos "se dejase fotografiar en momentos anteriores con motivo de su boda, el nacimiento de sus hijos o en una jornada de pesca con su familia".

La juez apoya su sentencia en la del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que declaró el derecho a la protección efectiva de Carolina de Mónaco. El fallo absuelve a la directora del programa María Teresa Campos, que ese día no intervino ni decidió su emisión, aunque condena a dos de sus colaboradores. Tele5 no podrá volver a emitir el reportaje y tendrá que destruirlo cuando la sentencia sea firme.

Cascos, que había pedido una indemnización de 450.000 euros ha presentado recurso por su abogado, Rafael de Mendizábal Allende, al entender que la indemnización "resulta muy inferior a la que hubiera debido fijarse". El recurso pide que se reconozca la lesión del derecho a la propia imagen y a la inviolabilidad del domicilio de Cascos y su pareja.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba