Estados Unidos “Search for a supermodel” mantiene el mercado internacional del reality en alza

El éxito del show en Australia y su próxima emisión en los Estados Unidos confirma el buen momento que vive este formato

Search for a supermodel, o lo que es lo mismo, el lado oscuro de las caras bonitas, es el nuevo formato que ha triunfado el pasado otoño en la televisión australiana. Basado en el programa más visto hace dos años, Popstars, Search for a supermodel se introduce en el mundo de los concursos de moda y belleza. Gracias a un contrato firmado con Ford por cinco años, el show seguirá el día a día de las modelos que compiten cada año en el Supermodel of the year, concurso en el que la chica elegida consigue un contrato de casi 50 millones de pesetas con la famosa agencia, a la que pertenecen modelos como, por ejemplo, Naomi Campbell.

Desde que fuera presentado en abril en el MIP-TV celebrado en Cannes, la productora que lo creó, Sportsworld Media Group, ha recibido ofertas de todo el mundo para ceder los derechos del reality. De momento ha sido el grupo Stone Stanley Entertainment quien ha adquirido el espacio para los Estados Unidos.

Estrenado en el Network Ten australiano el otoño pasado, rápidamente alcanzó los más altos índices de audiencia mostrando durante ocho semanas los entresijos del mundo de la moda: la competitividad, el duro trabajo, los enfrentamientos y las lágrimas. Las estadísticas dicen que el show fue seguido por el 70 por ciento de la población entre 16 y 24 años, mayoritariamente femenina. El show estuvo además rodeado de cierta polémica.

La estrella de Hollywood y supermodelo de Ford, Patricia Velásquez, ha anunciado en Norteamérica la proyección de la serie una vez concluya el proceso de adaptación para este país. Hay que recordar que la agencia de modelos Ford es una de las más prestigiosas y reúne a aspirantes de todo el mundo en la competición internacional que celebra cada año para elegir el rostro del año, que compartirá pasarela con las más envidiadas modelos del planeta.

Volver arriba