Avance Seleccionados 50 finalistas para "Gran Hermano"

Los concursantes tendrán un cociente intelectual diez puntos superior a la media

Después de tres meses de casting y de entre las más de 100.000 personas que se presentaron a la primera prueba, el equipo de Zeppelín y Telecinco ya ha seleccionado a a cincuenta finalistas que aspiran a participar en la segunda entrega de _self">Gran Hermano.

Para el próximo 15 de marzo ya se habrá elegido a los doce concursantes -seis hombres y seis mujeres- que convivirán, a partir del próximo 18 de marzo, en la nueva casa de Gran Hermano, situada en la localidad madrileña de Guadalix de la Sierra. En reserva y a la espera de poder concursar quedarán catorce candidatos.

Álvaro Augustín, subdirector general de Antena de Telecinco, ha declarado que en esta segunda edición del programa "habrá doce concursantes en lugar de diez debido a la ampliación del tiempo de permanencia en la casa, que pasan a ser cien días en lugar de noventa".

Cómo serán los nuevos habitantes

Enrique García Huete, psicólogo coordinador del equipo de selección, ha declarado que los finalistas “tienen un cociente intelectual diez puntos por encima de la media y se trata, además, de personas con un elevado índice de búsqueda de riesgo”.

Las pruebas de selección

Hasta llegar a los doce finalistas, el equipo de Telecinco y Zeppelín ha realizado tres tipos de pruebas a los candidatos. En primer lugar una relativa a la personalidad, donde se han medido los rasgos medios de extroversión, estabilidad, dureza, minuciosidad y flexibilidad mental. La segunda prueba consistía en una evaluación de los rasgos clínicos –donde se ha medido la tendencia a la depresión y a la psicosis y neurosis-, un test de inteligencia y una prueba de cámara. Finalmente, se ha llevado a cabo una entrevista personal en profundidad, para evaluar la estrategia personal de afrontar determinadas circunstancias y la resistencia a la tensión del concurso.

Tratamiento psicológico antes, durante y después

Conscientes del aislamiento al que van a ser sometidos los participantes, el equipo del programa ha decidido reforzar su asesoramiento psicológico en esta segunda entrega. Para ello ha estructurado una jornada de acompañamiento individual, previa a la entrada a la casa, para un conocimiento más profundo de los últimos candidatos.

Durante el concurso, los habitantes de la casa podrán entrevistarse con los psicólogos y redactores, aunque seguirá estando prohibido dar información del exterior. A la salida de la casa, tanto los concursantes como los familiares que lo requieran, contarán nuevamente con apoyo psicológico ante los efectos que se hayan podido producir.

Prohibido el pacto

Telecinco y Zeppelín no han querido desvelar todavía más detalles sobre esta segunda edición. Por el momento, lo que sí es seguro es que Mercedes Milá y Fernando Ácaso volverán a ser los conductores del espacio, el premio final seguirá siendo de 20 millones y las pruebas serán similares a las del año pasado. Como novedad y para garantizar la emoción en las votaciones, los responsables del programa han prohibido los pactos entre concursantes, de modo que los habitantes no tendrán más remedio que expulsar a sus compañeros.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba