Legislación El Senado propone un órgano de arbitraje para resolver conflictos entre cadenas de TV y con los espectadores

Se plantean otras 4 iniciativas legislativas: configurar un marco legal que regule las actividades audiovisuales para todo el Estado, el derecho de explotación de imagen y la cesión de derechos de explotación; el régimen de los concursos televisivos, de juegos, concursos y subastas online´y en las nuevas tecnologías

El Senado propone incentivar un sistema de autorregulación del sector audiovisual basado en un Código de Buenas Prácticas y Conductas, que tendría que recoger el régimen sancionador y la constitución de un órgano de naturaleza conciliadora y arbitral para resolver los conflictos que puedan presentarse entre los propias cadenas de televisión o entre éstas y los usuarios y consumidores.

Esta es una de las conclusiones de la Ponencia de estudio de los derechos de la audiencia televisiva incluida en el informe que tiene previsto aprobar hoy la Comisión de la Sociedad de la Información y el Conocimiento de la cámara alta. El informe, al que ha tenido acceso Europa Press, plantea en total cinco inicativas legislativas.

Asi, se aboga también por configurar un marco legal que regule las actividades audiovisuales para todo el territorio del Estado, con respeto a las competencias que sobre esta materia tienen las Comunidades Autónomas.

Como tercera medida, se apuesta por regular el derecho de explotación de imagen y la cesión de derechos de explotación (alcance y límites). Esta iniciativa debería de tener por ámbito no sólo los concursos televisivos sino todos los demás sectores (espectáculos, fútbol, merchandising y otros), todo ello con respeto a las competencias que sobre esta materia tienen las Comunidades Autónomas, subraya el informe.

La ponencia defiende también el desarrollo normativo sobre el régimen de los concursos televisivos, tanto en el ámbito tradicional de comunicación como en Internet. Esta regulación debe pormenorizar que los aspectos relativos a la elección de los concursantes, desarrollo del juego o concurso y elección del ganador y entrega del premio, deban ser intervenidos por fedatario público, al que pueda tener acceso cualquier ciudadano interesado y todo ello con respeto a las competencias que sobre esta materia tienen las Comunidades Autónomas.

Finalmente, se apuesta por establecer un marco legal de referencia sobre el régimen de juegos, concursos y subastas 'online' y en las nuevas tecnologías. El objetivo es determinar un régimen transparente de este sector que ofrezca las debidas garantías para los usuarios y concursantes, y que permita proscribir los fraudes derivados de la extraterritorialidad y los paraísos fiscales y todo ello con respeto a las competencias que sobre esta materia tienen las Comunidades Autónomas.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba