La próxima semana, último trámite en Congreso El Senado da el visto bueno a la nueva Ley General Audiovisual

Hay polémica por la limitación de la publicidad de vinos en la televisión

El Senado dio hoy el visto bueno a la Ley General de Comunicación Audiovisual con los votos a favor del PSOE, CiU y Coalición Canaria los votos en contra del PNV y las abstenciones de PP, con lo que a la ley sólo le queda superar un último trámite en el Congreso de los Diputados para ser definitivamente aprobada.

Tal y como adelantó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que asistió al debate en el Pleno del Senado de la Ley Audiovisual, el proyecto volverá previsiblemente al Congreso de los Diputados el próximo 18 de marzo y el Gobierno prevé que esté publicada en el Boletín Oficial del Estado antes de abril.

En esta última votación en el Senado, el PSOE transaccionó 11 enmiendas con el resto de grupos, con lo que consiguió sumar el apoyo de Esquerra Republicana e ICV-IU, que, a pesar de que votaron en contra de la mayoría del texto que había llegado del Congreso, apoyaron todo los cambios introducidos por el Senado.

El PNV, sin embargo, decidió a última hora votar en contra del proyecto, debido a una enmienda pactada por el resto de grupos para eliminar la obligación que actualmente tienen los operadores de poner sus cadenas en abierto en plataformas de cable o satélite gratuitamente, lo que se conoce como 'Must Carry'.

En virtud de la enmienda introducida en la futura Ley, sin embargo, esta obligación se limita a TVE y a las televisiones públicas autonómicas, mientras que las cadenas privadas tendrán derecho de negociar una contraprestación económica con las plataformas de satélite o de cable a cambio de sus canales en abierto.

Tras la votación, De la Vega recordó que la Ley Audiovisual, que regula el sector, ha sido "muy demanda durante muchísimo tiempo" y afirmó que "llega en el momento oportuno". Asimismo, destacó que establece "muchísimas garantías" para la protección de los menores y ha obtenido "un alto consenso" en el sector.

Presidenta de la Inquisición

Por su parte, el senador del PP por Valencia, Pedro Agramunt, opinó lo contrario y señaló que "quien ha impedido el consenso" ha sido el Ministerio de Presidencia (que elaboró el proyecto de ley). "La señora vicepresidenta no ha querido llegar a ningún acuerdo", subrayó Agramunt, quien acusó a De la Vega de querer "asumir el papel de presidenta de la Santa Inquisición".

En este sentido, el senador 'popular' lamentó que se incluya en la futura ley la creación del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA) adscrito al Ministerio de Presidencia y que, a su juicio, como órgano regulador con competencias para sancionar a las televisiones que incumplan la ley, tiene la "capacidad de cerrar una televisión" y "ejercer la censura". "Como hace el señor Chávez en Venezuela", apostilló.

Mientras, la senador socialista Ruth Porta indicó que no es lo mismo estar que un órgano esté adscrito a un ministerio a que sea "dependiente" de él. Así, señaló que el CEMA está pensado para que sea "autónomo del Gobierno, de las empresas y de otros organismos reguladores" con el fin de que pueda centrarse en los "contenidos" de igual forma que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) se centra en otros aspectos.

Además, acusó al PP de que siempre que habla de "libertad" se refiere a "libertad de empresa" y se olvida de la "protección de los derechos de los ciudadanos frente a los poderosos", que, a su juicio, es el objetivo último de la Ley Audiovisual. Asimismo, preguntó a Agramunt si cuando hablaba de inquisición no se había "confundido de parlamento". "Este no es el de Camps", afirmó en alusión al presidente valenciano.

Vino y bebidas de baja graduación

Tras el debate, los grupos votaron las enmiendas presentadas y lo tuvieron que hacer hasta tres veces en el caso de una presentada pro Entesa Catalana de Progres, en la que se pedía que se diferenciase las bebidas alcohólicas fermentadas de las destiladas para no limitar la publicidad de las bebidas alcohólicas de baja graduación, tal y como actualmente figura en la ley.

Finalmente, tras tres empates en la votación, ya que la medida contaba con el apoyo del PP, el Pleno del Senado votó en contra por lo que cuando quede prohibida la emisión de anuncios de bebidas de baja graduación, como la cerveza, fuera de la franja de tiempo entre las 20.30 horas y las 06.00 horas del día siguiente, salvo que la publicidad forme parte indivisible de la adquisición de derechos de la señal a difundir.

El resto de enmiendas aprobadas en el Pleno del Senado van en la dirección de aumentar la producción interna dentro de RTVE, garantizar la diversidad lingüística en las televisiones de las distintas comunidades autónomas y obligar a las televisiones a mantener un archivo de imágenes.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba