Modelo de TV pública El Senado da luz verde a la ley de reforma de RTVE con el apoyo de todos los grupos menos el PP

"Un texto muy mejorado"

El Pleno del Senado aprobó hoy, con el voto a favor de todos los grupos a excepción del PP, la ley de reforma de Radiotelevisión Española (RTVE), tras pactar cuatro enmiendas sobre la producción propia, la estructura territorial, el primer nombramiento del presidente de la Corporación, y la creación de una fundación para la Orquesta y Coro. El PP se quedó solo en contra de las enmiendas y en apoyo del veto a la totalidad del texto, que no prosperó.

En concreto, la Cámara Alta aprobó la modificación de la "primera designación de los consejeros y el director general de la Corporación de RTVE", en el caso de que, "transcurridos dos meses desde la primera votación" en el Congreso no se alcanzase la mayoría de dos tercios, caso en el que "el Congreso podrá designar por mayoría absoluta --simple-- a los doce consejeros y al presidente". Esta enmienda, "de antibloqueo", pretende facilitar la puesta en marcha de la futura Corporación tras la reforma legal, y una vez acometido el plan de saneamiento y futuro del ente público. La actual composición del Consejo lleva dos años sin modificarse y presenta el reparto de fuerzas de la legislatura anterior.

También salió adelante una propuesta de IU que faculta a la Corporación a crear "fundaciones para coadyuvar a actividades" relacionadas con sus funciones de servicio público "entre ellas, la Orquesta y Coro". El objeto de esta enmienda sería facilitar la cooperación con ministerios, como el de Cultura, para asegurar el futuro de la Orquesta de RTVE.

Además, todos los grupos menos el PP --PSOE, CiU, Entesa, CC, PNV y Grupo Mixto-- pactaron dos enmiendas transaccionales. La primera, establece que la Corporación disponga de una estructura territorial "necesaria" para atender a la "adecuada prestación de sus funciones de servicio público, proveer de contenidos regionalizados a la realidad estatal y contribuir al desarrollo de la cohesión interterritorial, atendiendo al hecho insular y las condiciones ultraperiféricas".

Sobre la producción propia, el segundo de los acuerdos de los distintos grupos impide a RTVE y sus sociedades "ceder a terceros la producción y edición de los programas informativos y de los que expresamente determine el mandato marco". Asimismo, obliga a la Corporación a "impulsar la producción propia de forma que abarque la mayoría de los programas difundidos en las cadenas generalistas".

"UN TEXTO MUY MEJORADO"

El portavoz del PNV Joseba Zubía apeló a la necesidad de dotar al ente público de un nuevo sustento jurídico que sustituya el Estatuto de RTVE, que data de 1980, y anunció la retirada de sus enmiendas para "no enturbiar" la tramitación del proyecto, que consideró "muy mejorado" desde su entrada en el Parlamento. El PNV se sumó al resto de grupos con el voto a favor de las enmiendas.

Por su parte, el portavoz del Grupo Catalán, Jordi Casas, reprochó al PP su actitud de "oponerse al consenso", y justificó su apoyo por tratarse de un tema "estructural, en el que hay que buscar acuerdos". Así, calificó al Grupo Popular de "sectario" y recordó que CiU no tiene "ningún entusiasmo ideológico de votar junto a Izquierda Unida, sino que se trata de sacar adelante un marco legal sobre una cuestión tan importante" como los medios públicos.

Para el senador de IU Eduardo Cuenca Cañizares, que debatió con una pegatina donde se leía 'RTVE Sí', expuso las enmiendas con el espíritu de "encontrar un amplio acuerdo", y reprochó al PP que "utilizase" el proceso de conflicto sindical durante el debate legislativo, "cuando el texto está muy mejorado".

Jordi Guillot, senador de Entesa, dijo que "es importante que el futuro de RTVE no pase por encima de las cabezas de los trabajadores, porque es con ellos como se hará el futuro", y celebró el acuerdo de los distintos grupos, aunque lamentó la actitud del PP: "su grupo es incapaz de negociar ni de mejorar nada", dijo al 'popular' José Ferrández.


"FALSEDADES DEL GOBIERNO"

El 'popular' a su vez criticó que el texto no responde a lo que se plantea en el debate parlamentario y calificó de "falsedad" que se vaya a desgubernamentalizar el ente público al reformar la primera designación del consejo de administración, elegida por mayoría simple, y por quitarle al Parlamento "todo poder en la gestión de la futura corporación". Asimismo, Ferrández invitó a IU a que "se deje de pegatinas" y apoye sus enmiendas, propuestas por los propios sindicatos.

En este sentido, criticó que las pretensiones de los grupos de la Cámara se rebajasen en lo relativo a los centros territoriales, "que no quedan garantizados en la enmienda negociada", y acusó al PSOE de mentir con las reformas prometidas "utilizando para ello a los medios de que dispone" el Gobierno. "Todo esto es falso de pura falsedad", dijo. Ferrández defendió "ajeno a partidismos" que la ley aprobada "no responde a los intereses del servicio público", y culpó al Grupo Socialista "de hacer la ley sin consenso".

El socialista Mario Mansilla criticó la actitud del PP, "que sólo dice que existe diálogo y consenso cuando se hace lo que dicen", y les pidió que "reflexionen si a lo mejor no van en dirección contraria por la autovía".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba