En rodaje "Con "La Señora" queremos estar a la altura de "Herederos" y "Desaparecida"

TVE presenta su nueva gran apuesta de ficción nacional

TVE ha presentado hoy ante los medios “La Señora”, su nueva ficción nacional para el prime time que la cadena pública estrenará próximamente. Producida por Diagonal TV (“Amar en tiempos revueltos”), “La Señora” es una serie de 13 capítulos de 70 minutos de duración, ambientada en la España de los años 20.

En ella, se cuenta la historia de amor entre Victoria Márquez (Adriana Ugarte) y Ángel González (Rodolfo Sancho), dos jóvenes que proceden de mundos muy diferentes y que, pese a estar enamorados, se ven obligados a separarse por la rigidez de las normas sociales de la época.

Además de Adriana Hugarte y Rodolfo Sancho, en la serie también intervienen Anna Turpin, Laura Domínguez, Alberto Ferreiro, Lucía Jiménez, Roberto Enríquez, Carmen Conesa y Raúl Peña, entre otros.

“La Señora” comenzó su rodaje el pasado 8 de enero en unos estudios de casi 2.000 metros cuadrados, ubicados en la localidad madrileña de Navalcarnero. Posteriormente, el equipo se trasladará a Asturias y a varias localidades de los alrededores de Madrid (Sepúlveda, Miraflores) para el rodaje de exteriores.

"Queremos series adultas y cuidadas"

“La señora pretende enmarcarse dentro de las grandes series nacionales de calidad que tiene TVE, junto a Herederos y Desaparecida”, ha afirmado la directora de Programas de TVE, Eva Cebrián, durante la rueda de prensa en la que se ha presentado la producción.

En este mismo sentido, Cebrián ha explicado que la cadena “quiere series cuidadas, adultas y con repartos de prestigio”.

Por su parte, Jaime Banacolocha, productor Ejecutivo de Diagonal, ha dicho que “tiene mérito hacer una serie de época en prime time cuando todo el mundo quiere niños, familias y gente joven en sus producciones”. Además, ha destacado el reparto de la serie que “es un elenco de la Liga de las Estrellas”.

Por su parte, David Martínez, director de Ficción de TVE, ha coincidido con Banacolocha en la importancia del elenco, “un casting increíble”: “Además, hay unos guiones y una dirección de lujo. Con todo esto, es dificilísimo no hacer una gran serie. Que opine la audiencia pero la calidad está garantizada”.

“Intentaremos estar a la altura de Herederos y Desaparecida”

Para Diagonal TV, ésta es la cuarta serie de época que producen, después de “Temps de silenci”, “Espejo roto” y “Amar en tiempos revueltos”.

“Es un proyecto que tiene estrella y despierta ilusión entre todo el equipo”, ha asegurado el director de la serie, Lluìs Mª Güell, quien ha dicho que “intentaremos estar a la altura de las otras grandes series de TVE, Herederos y Desaparecida”.

Güell ha explicado que aunque la serie aborda una época ya pasada, vamos a tratarlo “con un lenguaje televisivo de hoy. Además, vamos a ser todo lo modernos que nos permite una época donde se cuestionaba todo lo establecido. No queremos hacer un documental de los años 20, sino un melodrama que transcurre en esa época”.

La historia de la familia Márquez

“La señora” está centrada en la familia Márquez, unos acomodados burgueses del norte de España. A través de ellos, se reflejarán las costumbres de los españoles en esa época.

El núcleo de la historia es el amor entre la hija menor de la familia, Victoria, y Ángel, un joven de otra clase social más baja que termina ordenándose sacerdote.

Rodolfo Sancho, que interpreta a Ángel, ha dicho sobre su personaje: “Tiene una vocación religiosa y una parte social de apoyo al desprotegido importante. En la adolescencia se le cruza una amor y vivirá un conflicto entre la fe y la pasión”.

Ese amor es Victoria, Adriana Ugarte, la hija de la familia Márquez: “Victoria es una gran revolucionaria. Una mujer que se libera de las cadenas de la época y pone por delante todo lo que siente”, ha contado la actriz.

El escenario

Una ciudad de provincias del norte de España, representativa de las arcaicas tradiciones del país de esos años, es el escenario de esta serie que buceará en la memoria histórica de una manera cercana a los telespectadores.

Una historia que se adentrará en una época en la que se comienzan a vivir cambios, que son el germen de una revolución que parece asentarse entre las clases populares, eternamente enfrentadas a los implacables oligarcas y terratenientes.

El amor entre dos jóvenes de distinta clase social

La serie se centra en la historia de amor de Victoria Márquez y Ángel González, dos jóvenes pertenecientes a clases sociales muy diferentes. Ambos están muy enamorados, pero, pese a los deseos de Victoria, la rigidez de la sociedad se impone y los rigores de la mísera realidad de Ángel y su tendencia vocacional, hacen que éste termine ordenándose sacerdote.

Por diversas circunstancias Victoria debe hacerse con las riendas del negocio de su padre, mientras su hermano Pablo se involucra en liderar los incipientes movimientos sociales de la época. Esta decisión, insólita y revolucionaria para una mujer de la época, entorpece los objetivos de Gonzalo, Marqués de Castro, socio del padre de Victoria y que planea controlar la empresa.
Victoria vivirá de primera mano las extremas diferencias sociales que durante años han venido asfixiando al país desde un difícil papel, tanto en el aspecto empresarial como personal.

Los personajes

Victoria (Adriana Ugarte): Victoria es una señorita de provincias, crecida en el seno de una acomodada familia burguesa. Comparte con Ángel su orfandad, ella de madre, también desde muy niña. Le separa de él su procedencia: se ha criado en el seno de una acomodada familia y ha desarrollado una personalidad independiente y decidida que le lleva a ponerse al frente de los negocios familiares (una próspera naviera y unos astilleros), algo poco habitual en la época.

Ha trabajado en cine, teatro y televisión. Aunque sólo ha participado en tres películas “El patio de mi cárcel”, “El juego del ahorcado” y “Cabeza de perro”, su actuación en esta última cinta le valió una nominación al Premio Goya 2007 a la Mejor actriz revelación. Ha intervenido además en varias series de televisión, como “Mesa para Cinco”, “El Comisario”, “Hospital Central”, “Policías” o “El Pantano”.

Ángel (Rodolfo Sancho): Huérfano de padre desde muy niño y de orígenes humildes, heredará el compromiso de su padre con los trabajadores, pero también, influenciado por su creyente madre, la vocación que finalmente le convertirá en sacerdote.

Inició su carrera profesional en el cine en el año 1995, con la película “Cachito”, dirigida por Enrique Urbizu. Desde entonces ha participado en una docena de filmes como“Taxi”, “La mirada del otro”, “La Comunidad”, “La camisa del revés” o “La noche de los giradoles”. Su última película ha sido “El prado de las estrellas” (2006), de Mario Camus. Ha intervenido además en casi una veintena de series de televisión, desde su debut en “Los desastres de la guerra”, de Mario Camus, en 1982, como “Al salir de clase”, “Paraíso”, “Policías”, “Un paso adelante”, “Hospital Central”, “Lobos”, “Amar en tiempos revueltos” o “MIR”.

Un reparto coral

- Gonzalo, Marqués de Castro (Roberto Enríquez): De origen humilde y rodeado de misterio, es un hombre hecho a si mismo, dispuesto a todo por alcanzar lo que se ha propuesto. Está casado con Irene, hija del Marqués de Castro. Lo que por sangre y linaje le ha sido negado, tratará de suplirlo con sus triunfos en los negocios. Los Castro jamás gozaron de un momento tan fructífero como el que tienen desde que Gonzalo gestiona los negocios de la familia. Es socio del padre de Victoria.

- Irene de Castro (Anna Turpin), Hija del Marqués de Castro, esposa de Gonzalo y fascinada con él, será cruel y agresiva con su hermanastra Catalina.

- Catalina de Castro (Laura Domínguez), fatalmente enamorada del marido de su hermana, es la hija ilegítima del Marqués de Castro y una criada. Muy distinta de su hermana: Irene es bella y elegante; Catalina es robusta y poco agraciada.

- Pablo Márquez (Alberto Ferreiro), el hermano idealista de Victoria. Un joven impulsivo y vehemente que se involucrará en la lucha de los movimientos sociales de la época.

- Encarna Alcántara (Lucía Jiménez), una chica del pueblo, de familia muy humilde. Decidida y voluntariosa, ilustra a las que se convertirán en mujeres revolucionarias de la Segunda República. Coincidirá con Pablo y sentirán una mutua atracción.

- Alicia Santibáñez (Carmen Conesa), mujer madura que regenta el mayor prostíbulo de la comarca. Confidente de Gonzalo, cliente habitual del local, es independiente e implacable en los negocios.

- Vicenta (Ana Wagener): Forma parte del personal de servicio de la familia Márquez. Es como una madre para Victoria y Pablo.

- Ricardo Márquez (Alberto Jiménez), padre de Victoria y Pablo. Un burgués liberal que hizo fortuna en Cuba. Su mujer murió dejando a su cargo a sus dos hijos, a los que ha procurado todo tipo de atenciones y la mejor educación.

- Salvador González (Raúl Prieto): Hermano de Ángel. De su padre no sólo ha heredado el nombre sino también sus firmes convicciones anarquistas.

- Amalia Ruiz (Pepa López): Madre de Ángel. Es una mujer muy creyente, frente a las convicciones de su marido, y está acostumbrada a trabajar sin descanso.

- Adelina (Berta Ojea): Cocinera de la casa de la familia Márquez.

- Conchita (Claudia Giraldez): El contrapunto de Vicenta. No quiere perder los mejores años de su vida al servicio de los señores.

- Justo (Pepe Oliva): Hombre callado y rudo, también forma parte del personal de servicio, es el encargado de cuidar los animales. Se especula que ha tenido un pasado delictivo. Vive una tímida historia de amor otoñal con Vicenta.

- Adolfo Martín (Blai Lloplis): Médico especializado en la atención a mujeres. Sensible, culto y respetuoso.

- Hugo de Viana (Raúl Peña): El prometido perfecto de Victoria, buena planta, buena familia. Amigo del éxito fácil sin esfuerzo, está enamorado de la joven. Sus negocios unidos a los de los Márquez supondrían una fructífera sociedad.

- Don Enrique (Pedro Miguel Martínez): Sacerdote, benefactor de Ángel.

1.600 metros cuadrados de decorados

“La Señora” es una cuidada producción que pretende recrear con todo lujo de detalles los años 20. Unos decorados de más de 1.600 metros cuadrados construidos con esta finalidad en Navalcarnero (Madrid) permitirán recrear las residencias de los principales protagonistas y algunos de los lugares donde acuden.

Uno de los decorados, de 800 metros cuadrados, representa la casa del Marqués de Castro y la vivienda familiar de Ricardo Márquez, recreada con todo lujo de detalles, con estancias como el jardín o el invernadero. El otro, de 700 metros cuadrados, ambienta las cocinas, la habitación de Irene, el prostíbulo de la comarca, el casino y la casa de Ángel.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba