Plan de saneamiento La Sepi, RTVE y todos los sindicatos alcanzan un "acuerdo histórico"

Para la reestructuración del Ente

Los máximos responsables de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y RTVE y de los sindicatos CCOO, UGT, APLI y USO rubricaron ayer por la tarde en Madrid un acuerdo que establece una plantilla objetivo de RTVE compuesta por 5.900 empleados fijos y 500 contratados, quedando fijado el "excedente" de trabajadores en 4.150 personas.

Tras lo acordado, ninguna emisora ni centro territorial será cerrada, a excepción de la radio en catalán Ràdio 4. En cualquier caso, la aprobación de este acuerdo está sometida a su aprobación por parte de los trabajadores en referéndum en un plazo de dos semanas.

El secretario general de UGT en RTVE, Paco Andújar, destacó que con la firma del acuerdo "no se cierra ninguna emisora" frente a las previsiones de cierre sobre más de 44, ni el centro de producción canario, que reorientará su actividad, y se asegura un mínimo de trabajadores en los centros territoriales, incluidos los de comunidades uniprovinciales: 32 trabajadores por centro. El acuerdo marco, además, compensará los despidos con 1.358 nuevos empleos y convertirá 450 contratos temporales en fijos.

Andújar destacó la tarea de conjunto de las distintas formaciones, y que "en ningún caso se ha visto mal" que CCOO firmase esta mañana un preacuerdo con la SEPI. "Hemos logrado el mejor resultado posible y amarrado un texto con muchas cosas buenas para los trabajadores que se van y los que se quedan", apuntó.

La retribución salarial de los trabajadores excedentes será, en virtud del acuerdo, "al menos" como la del pasado Expediente de Regulación de Empleo, firmado en 1997, lo que representará entre un 80 y un 90 por ciento del salario para cada trabajador, si bien cada caso tiene sus particularidades, explicó Andújar.

Marcel Camacho, secretario general de CCOO en UGT, destacó el "valor de futuro" que tiene el acuerdo, que asume los nuevos puestos de trabajo en las áreas de multimedia --120 trabajadores en total--, la de investigación de nuevos formatos --"para depender menos de productoras externas"-- y en las nuevas unidades móviles ligeras, que también restarán peso a la externalización de recursos. El acuerdo fija una producción propia mínima de 8.200 horas, y aporta una solución para que el ERE sea de aplicación a los miembros de la Orquesta y Coro.

Para el representante de APLI, José Antonio Villero, el acuerdo es también "muy positivo" y "suficiente para abrir la puerta al futuro", mientras que para José manuel Santomé --del sindicato USO--, "sienta las bases de la nueva Corporación y constituye un acto de responsabilidad".

Por su parte, la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, tildó el pacto de "histórico" y alabó la "generosa actitud de los trabajadores". Asimismo, ensalzó el papel de sus representantes, y de su compromiso, "que va más allá" de lo laboral, "para asegurar el futuro de la radiotelevisión pública". El presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, agradeció el "duro trabajo y la visión política de los sindicatos", y consideró el acto como "el punto de partida de la nueva televisión pública", que, según dijo, "tendrá su continuación" con la asunción de la deuda del ente por el Estado.

Contenido del acuerdo-marco

En concreto, el acuerdo incluye las medidas que habrán de abordarse para adecuar la plantilla al nuevo modelo de RTVE, con 5.900 trabajadores fijos y 500 con contrato temporal, "computando el total de empleados de la Corporación, las sociedades o fundaciones con participación mayoritaria o control de la citada Corporación y del Grupo en liquidación". Asimismo, se ha acordado que el porcentaje máximo de temporalidad, sobre la plantilla fija objetivo, sea del 10 por ciento.

El acuerdo establece también que la plantilla objetivo "determina la necesidad de un excedente del orden de 4.150 trabajadores". "Además de este dimensionamiento, se persigue poder llevar a cabo acciones de adecuación interna, facilitar la generación de 1.358 nuevos empleos y rejuvenecimiento de plantillas, y la conversión de 450 contratos temporales en fijos", señalan SEPI y RTVE.

Este acuerdo estará sometido a un referéndum entre los trabajadores de la empresa, cuyo resultado será vinculante, y que será convocado por el Comité General Intercentros (CGI), máxima autoridad de los trabajadores, en un plazo "de unas dos semanas". En este sentido, se negociará un sistema de prestaciones complementarias para el acceso a un sistema de prejubilación de los trabajadores fijos con una antigüedad en RTVE superior a 6 años y que tengan cumplidos 52 años o más al 31 de diciembre de 2006, requisito de edad que se extiende hasta el 31 de diciembre de 2008.

Se negociará también un sistema de bajas incentivadas para trabajadores menores de 52 años, de acogimiento del trabajador y aceptación por la empresa, así como un sistema de movilidad y adecuación funcional que permita la readaptación de empleados a funciones que se correspondan con sus respectivos potenciales profesionales. Para esto último, se establecerán sistemas y cursos de formación, reciclaje y readaptación, garantías retributivas y compensaciones.

Los trabajadores podrán manifestar a la Dirección su predisposición a acogerse a alguna de las medidas propuestas, haciéndoselo llegar a la misma en el plazo de 30 días desde la aprobación del expediente y en todo caso, antes del 30 de octubre de 2006. Tras tener esta información en cuenta, y previa consulta con los sindicatos, la Dirección de la empresa presentará el listado de bajas a la autoridad laboral.

Una comisión del CGI y de la empresa analizará la tipología de los actuales empleados no fijos del Grupo RTVE, para determinar los que se integrarán en la Corporación. Por otro lado, regularizar los incrementos salariales adeudados correspondientes a 2005 y 2006, tomando en consideración los acuerdos que definitivamente se alcancen respecto al XVII Convenio Colectivo, y, según Andúijar, se procederá a la negociación de un nuevo Convenio.

Producción propia y externalización

En este sentido, el acuerdo suscrito por SEPI, RTVE y los sindicatos establece que el número de horas de producción propia, a partir del 1 de enero de 2007 en TVE1, TVE2 y Teledeporte, será como mínimo de 8.200. "En todo caso, el número de horas de producción propia en programas no informativos no será inferior al actual, sin perjuicio de lo que se establezca en el Mandato Marco y los sucesivos Contratos Programas que se suscriban según lo dispuesto en la Ley de radio y televisión de titularidad estatal", según fija el acuerdo.

Entre otros compromisos concretos, se reserva un 23 por ciento de las horas de producción propia para el centro de Sant Cugat, al igual que algunos compromisos en Canarias, donde se efectuarán producciones dirigidas a los continentes africano y americano. En cuanto a la externalización, "se ajustará a lo establecido en el actual Convenio colectivo sobre esta materia", de manera que los trabajadores externos no hagan 'dumping' a los de la casa, por lo que deberán tener el mismo salario.

Orquesta y coro

Las partes firmantes están también de acuerdo en garantizar la continuidad de la Orquesta y Coro de RTVE en el ámbito de la Corporación, "bajo una fórmula jurídica que resuelva los inconvenientes actuales en relación con las exigencias comunitarias".

Por otro lado, se constituirá el área de Multimedia e Interactividad para gestionar la plataforma de Internet de RTVE y para el desarrollo de nuevos proyectos de servicios multimedia e interactividad, "que permitan a la Corporación RTVE estar alineada con otros operadores de servicio público".

El PP pide la comparecencia de Caffarel en el Congreso

El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ha solicitado la comparecencia de la directora general de RTVE, Carmen Caffarel, ante la Comisión de Control del ente público, para que informe del acuerdo alcanzado ayer con los sindicatos para la aplicación del plan de saneamiento, que supondrá la baja de 4.150 trabajadores.

Según la portavoz 'popular' en la Comisión de Control de RTVE, Macarena Montesinos, el acuerdo logrado ayer 'in extremis', "debe garantizar la viabilidad futura de RTVE y los medios para cumplir eficazmente con sus cometidos de servicio público", si bien considera que se ha perdido "un tiempo precioso de tres años por no aplicar el acuerdo anterior apoyado por todos los trabajadores y la SEPI en el año 2001 y que preveía el completo saneamiento de la cadena pública en enero de 2005".

Para Montesinos, Caffarel "ha sido incapaz hasta la fecha de identificar a RTVE con alguna rentabilidad social o con un proyecto ilusionante para los trabajadores y los televidentes". "Manipula mejor que gestiona y le han sobrado muchas dosis de altivez y enfrentamientos gratuitos con la plantilla", aseguró.

La portavoz del PP recordó también que "este ajuste laboral se produce en el momento de mayor debilidad de toda la historia de RTVE y después de haber perdido casi ocho puntos de audiencia en los dos últimos años", y acusó a Caffarel de "hacerse la foto sin acreditar ningún mérito" mientras "hunde cada día más la credibilidad y el prestigio de RTVE, que el mismo día de la firma obtuvo el 16,1 por ciento de la audiencia".

Por otra parte, la diputada del PP felicitó a los trabajadores "por haber logrado, entre otras cosas, lo que los mandatos parlamentarios no han conseguido respecto a la presencia territorial de RTVE, la Orquesta y Coro o el apoyo a la producción propia".

El PSOE afirma que el acuerdo "pone las bases para una televisión pública "independiente y saneada"

El secretario ejecutivo del PSOE y portavoz en la Comisión parlamentaria de Control de RTVE, Óscar López, manifestó hoy que el acuerdo alcanzado ayer para reestructurar RTVE, y la aprobación de la nueva Ley de la Radio y la Televisión de titularidad Estatal, han puesto las bases "para una televisión pública del siglo XXI: fuerte, independiente y saneada económicamente".

El dirigente socialista señaló que "por fin este Gobierno ha afrontado y llevado a cabo una reforma necesaria y tantas veces pospuesta", sustentada tanto en el Plan de viabilidad, "que como pidió el PSOE ha sido acordado por todos los sindicatos", como en la nueva Ley de radio y televisión públicas, que el Congreso aprobó el pasado mes de mayo y consensuaron todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP.

Por último, López destacó que "el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha cumplido un nuevo compromiso", sentando las bases para que todos los ciudadanos puedan disfrutar "de una televisión pública de calidad, independiente del poder político y sin pesados lastres financieros", informó el PSOE.

IU respalda el acuerdo y destaca la "consolidación" de la estructura territorial

El coordinador Ejecutivo de Economía y Mundo del Trabajo de IU, Javier Alcázar, respaldó hoy el acuerdo alcanzado ayer entre la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), la Dirección General de RTVE, y las secciones sindicales con representación en el ente público, y destacó que el mismo es "muy positivo" por las condiciones sociales y laborales conseguidas. Alcázar dijo que "hay que reconocer en este acuerdo el protagonismo sindical a la hora de fortalecer y mantener" los centros territoriales.

"Es un modelo de acuerdo muy positivo para las y los trabajadores y constituye un éxito de la negociación y la movilización sindical que hemos respaldado desde IU", afirmó Alcázar, para quien, "en todo caso, nunca es una buena noticia un recorte de empleo de la magnitud del que se va a producir en RTVE". A su juicio, estos despidos afectarán a "un gran número de profesionales, sus familias y al propio sector audiovisual, que viene sufriendo diversas convulsiones tanto en el ámbito público como privado".

El acuerdo alcanzado ayer, para Alcázar, "demuestra que es posible adecuar la plantilla al nuevo modelo de RTVE", y destacó el papel de los sindicatos, "que además han puesto unas condiciones no sólo labores sino sociales, que contribuyen decisivamente a consolidar un modelo de RTV público". "Tanto las condiciones de prejubilación, como la defensa de los puestos de trabajo en todos los niveles y la conversión en personal fijo son elementos fundamentales del acuerdo que respalda IU", destacó.

Asimismo, indicó que "hay que reconocer en este acuerdo el protagonismo sindical a la hora de fortalecer y mantener los centros de Cataluña, Canarias y Valencia, con un papel fundamental de producción propia". Del mismo modo, resaltó la consolidación en el acuerdo del porcentaje mínimo de producción propia, y la "consolidación de la estructura territorial de centros que contribuirá a vertebrar el territorio".

Por último, Alcázar felicitó a los trabajadores, por haber obtenido "un buen acuerdo en materia laboral que deberá ir acompañado de la puesta en funcionamiento de la nueva Corporación con voluntad política para cumplir los acuerdos alcanzados".

CCOO: Mejora de la plantilla propuesta por Sepi

Por su parte, el sindicato CCOO aplaudió el acuerdo firmado por su sección en RTVE, al considerar que la plantilla, de 5.900 trabajadores fijos y 500 temporales, es "bastante superior" a la planteada inicialmente por la SEPI. El sindicato valoró positivamente todos los puntos del acuerdo y destacó entre ellos la limitación de la temporalidad, la estructura territorial y la creación de un área multimedia.

Asimismo, destacó que la posible externalización de actividades se seguirá regulando en base a los mecanismos establecidos en el Convenio Colectivo vigente y, "en ningún caso, supondrá la salida de trabajadores de RTVE". También destaca el sindicato que los concursos de adjudicación de contratas o subcontratas, "serán informados preceptivamente por la representación sindical de RTVE", y se equipararán las condiciones laborales de los trabajadores de dichas empresas con los de RTVE en las mismas categorías o funciones.

Touriño admite que "no le gusta" el acuerdo porque no "fortalece" al ente en Galicia

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, admitió hoy que el acuerdo alcanzado entre la dirección de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y Radio Televisión Española (RTVE) "no le gusta", puesto que la "presencia" del ente público en Galicia "no sale fortalecida".

En la rueda de prensa posterior al Consello, Touriño se refirió al plan de reestructuración de RTVE culminado en el día de ayer y lamentó los términos pactados, tras el "trabajo de diálogo" promovido por su Gobierno "en la medida de las posibilidades" con las que contaba ante una negociación de carácter estatal.

Así, después de que la SEPI y RTVE pactasen la supresión de los servicios locales, el mandatario autonómico admitió que le "habría gustado" que la presencia en la comunidad fuese mayor, ya que, a su juicio, en los términos acordados el ente "no sale consolidado" como la Xunta hubiese deseado.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba