Así cerró su primera temporada en MTV Sexo, peleas, destrozos, abandonos y 'sandiazos' en el adiós a Gandía Shore

Sexo, peleas, destrozos, abandonos y 'sandiazos' en el adiós a Gandía Shore
Sexo, peleas, destrozos, abandonos y 'sandiazos' en el adiós a Gandía Shore

El reality también despuntó en audiencias (4.2%)

Gandía Shore despidió ayer su primer verano en MTV siendo líder de la noche temática con 4.2% de cuota de pantalla y casi 900.000 espectadores. El programa, antes del adiós de todos, vivió la despedida de Ylenia, que abandonó después de ser reprendida por Marcelo y sus compañeros.

Después de una noche de fiesta, Ylenia duerme en el jardín y no se despierta para trabajar, por lo que el jefe Marcelo va a despertarla. Viendo que el ambiente no es bueno, reúne a todos y Labrador, ejerciendo de portavoz, le dice a Ylenia que ella es “el problema”, por lo que Ylenia coge las maletas y se va. Pese a los problemas, todos lloran, sobre todo Arantxa y Abraham.

A pesar de que parecía que todos se arrepentían, Ylenia aprovecha que lleva una falda de Arantxa en la maleta para regresar y devolvérsela, y la deja en la puerta junto a una nota de despedida y perdón a sus compañeros, pero sin quedarse. Sólo Arantxa agradeció las buenas palabras para todos, y la carta acabó quemada en la barbacoa. Y ya sin lágrimas.

Por motivos distintos también lloró Labrador en la última entrega. Su "novia" le deja por teléfono sin que él diga nada. Tras regar el jardín con sus lágrimas, y después de ser consolado por Esteban, poco después ella vuelve a llamar para decirle que pueden volver a intentarlo, pero que tendría que “compensarla” por sus experiencias en las fiestas de Gandía.

"Destrozaron" la casa para despedirse de la primera temporada

Tras leer la carta y quemarla, salieron de fiesta por última vez, ya sin Ylenia, la que se supone era “el problema”, según Labrador. Pero la noche empezó igual: Core intentó pegarse con unas chicas porque le pareció oir que la llamaban “puta”. La pelea se resolvió sin incidentes, pero también sirvió para que Esteban se enfadara y gritase a Core por “liarla” mientras rompía el mobiliario urbano de Gandía.

Clavelito se tomó la noche como una cacería. Lo intentó de nuevo con la novia del encargado, pero le rechazó, y volvió con otra chica a la que había dado calabazas poco antes. Luego ella no quiso ir a la casa, pero él sostuvo que “no quise llevármela a casa, quería estar con los amigos”.

Core, que también salió a por todas, acabó en tanga metida en una pequeña piscina en medio de la discoteca, y todos los demás la acompañaron. La fiesta salvaje se trasladó hasta la casa, donde iniciaron una guerra de comida a macarronazo limpio que derivó a los sandiazos, como hizo Labrador. Además de, por supuesto, lanzar a Clavelito metido en un carro a la piscina, volcar colchones, o golpear todas las superficies de la casa con una plancha, como hizo Arantxa.

A pesar de ver el destrozo, las dos chicas que llegaron a la casa justo después invitadas por Esteban y Abraham no hicieron ascos, y se subieron a las habitaciones con ellos. Aunque únicamente Abraham triunfó. Esteban sólo pudo dormir con ella. “Y encima roncaba, la hija de puta”, dijo.

El dueño de la casa les despidió: "si habéis sido felices, yo me alegro"

Tras dormir la mona, se despertaron, cogieron sus maletas y se fueron, no sin antes unas palabras del dueño de la casa, que les dijo que “si ellos habían sido felices, yo me alegro”. Por él perfecto, a pesar de que la casa quedara casi destrozada.

MTV emitirá dos especiales con imágenes inéditas los próximos domingos

Aunque el catastrófico final ya ha pasado, los domingos 27 de enero y 3 de febrero MTV estrenará dos programas especiales con imágenes inéditas que despedirán definitivamente la primera temporada del programa, titulados 'Gandía Shore: el diario secreto' y 'Gandía Shore: al desnudo'. En ellos, sus protagonistas comentarán los mejores momentos del reality.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba