Gran Hermano Sexo, confesiones y censura

Los habitantes de la casa han fallado la prueba. Pero aún no lo saben. Mientras tanto, la jornada de ayer versó sobre confesiones sexuales, por supuesto censuradas

Regreso al pasado. El estilo musical escogido para la prueba era pop español. Pero poco ha durado. Alonso ha fallado la prueba, ya que por dos veces entró al baño, pero no cantó. Lo peor del caso es que los concursantes no lo saben, así que entre visita y visita al baño, cantecito, porque la organización no les comunicará hasta el lunes el resultado de la prueba.



Escucha:
Fran
habla sobre las nominaciones



Escucha
lo que dice el de Barcarrota en el particular confesionario del Gran
Hermano.


Habrá que prepararse para la semana que viene. Menos comida y menos nicotina. ¿Lo pagarán con Fran, que fue el principal instigador para que se jugaran el 50 por ciento?

Ayer fue una jornada digna de cualquier etólogo que quisiera observar cómo los habitantes van modificando poco a poco sus biorritmos. Para hacerse una idea de ello, hay que ver la hora a la que se fueron levantando ayer de la cama los últimos habitantes: a las cuatro de la tarde. La actividad de la casa comenzó hacia las cinco de la tarde para sentarse a la mesa y empezar a comer hacia las seis de la tarde. Cualquier intento de atisbar vida antes es misión imposible.

Cuando la vida comenzó a brotar en la casa del Gran Hermano y las conversaciones comenzaron a ser fluidas, el tema elegido fue el sexo. Mala cosa para los espectadores que han pagado para ver la vida "durante 24 horas". Pero si lo que al público le interesa es el desarrollo de especies vegetales en Guadalix de la Sierra, entonces ideal, porque en cuanto las conversaciones comenzaron a ser más comprometidas, las cámaras pasaron a enfocar el jardín.

Como ayer la jornada era soporífera, la organización decidió que pasaran la tarde jugando al hundir la flota. El equipo ganador, los chicos, disfrutó de una cena a base de marisco. Y tras el pantagruélico banquete, vino el consiguiente apalanque que se mantuvo a lo largo de toda la noche, por aquello del cambio en los biorritmos.

El Senado investigará a Gran hermano

Fuera de la casa, una ponencia del Senado ha acordado investigar si hay tongo en Gran Hermano. La Cámara Alta pedirá la comparecencia de los responsables del concurso para averiguar cuál es el grado de verosimilitud del juego y si se respetan los derechos de los participantes. La Ponencia quiere ver cómo son las cláusulas del contrato que han firmado con Zeppelin, porque “impedirles ver a su familia después de que salen o limitarles los medios con los que pueden hablar podría constituir vulneración de sus derechos, de la que es cómplice la audiencia”.

Esta polémica coincide justo en el momento en el que finaliza el contrato con Zeppelin de los primeros Grandes hermanos. Según se comenta en muchos foros de Internet, hay muchos de ellos que están dispuestos a contar la verdad de este concurso.

De momento, para contar la verdad de lo que sucede dentro de la casa, vale la pena escuchar qué sucede en el confesionario particular de Latino Televisión.

Más vídeos y noticias en el especial elaborado por Latino Televisión.



Noticias relacionadas

-¿Esto no es un concurso?

-Concursantes y comodines

-Y en esto llegó la censura

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba