En Madrid y Barcelona La Sexta comenzará a emitir en pruebas el 16 de diciembre y nombra a Emilio Aragón presidente

El logotipo del canal será un 6 de color verde. Invertirán 492 millones de euros en los cuatro primeros años y esperan una cuota del 7% en 2010

La nueva cadena de televisión privada de Gestora de Inversiones Audiovisuales 'La Sexta' iniciará sus emisiones en pruebas en Madrid y Barcelona el 16 de diciembre, anunció hoy el canal en un comunicado.

Emilio Aragón será el presidente de esta nueva cadena, que prevé ser rentable en 2010 con una cuota de audiencia del 7 por ciento. El logotipo del canal será un 6 de color verde, tonalidad de identidad corporativa del nuevo canal, "que refleja la innovación como una de las principales señas de identidad de la nueva compañía".

Gestora de Inversiones Audiovisuales La Sexta tendrá bicapitalidad, con sede social, centro emisor y centro de continuidad en Barcelona y área de programación, dirección comercial y servicios informativos en Madrid.

Las productoras españolas Árbol, Mediapro, Drive, El Terrat y Bainet, agrupadas en la sociedad GAMP (Grupo Audiovisual de Medios de Producción) y la empresa mexicana Grupo Televisa, S.A. participan en este nuevo canal, el primero en España gestionado por productoras independientes, "que sigue abierto a la incorporación de otros grupos empresariales al accionariado de la compañía", según señala el comunicado.

Según el comunicado del nuevo canal, Televisa posee en la actualidad el 60%, mientras que el otro 40% corresponde a GAMP, repartido de la siguiente manera: Árbol (40%), Mediapro (38%), Drive (10%), El Terrat (7%) y Bainet (5%).


Estructura independiente de las productoras accionistas


Los responsables del canal subrayan igualmente que los socios españoles "participarán en la nueva sociedad con una estructura totalmente independiente de las productoras que representan", y que, al igual que el Grupo Televisa, cuentan con una amplia experiencia de gestión en la industria audiovisual y en medios de comunicación, acreditada práctica para desarrollar contenidos televisivos de calidad y solvencia económica para afrontar el proyecto.

492 euros de inversión y un 7% de cuota en los 4 primeros años

La inversión prevista es de 492 millones de euros en los cuatro primeros años, que aportarán íntegramente los socios en la parte correspondiente. La sociedad prevé alcanzar el equilibrio presupuestario financiero en 2010 y lograr una audiencia estimada del 7 por ciento.

La innovación tecnológica y el desarrollo de servicios avanzados de Televisión Digital Terrestre (TDT) y una oferta plural, con contenidos innovadores, creativos y de calidad, serán --según el comunicado-- las señas de identidad de esta nueva cadena que nace con la vocación de ser un canal alternativo al actual mapa televisivo.

Contenidos para todos los públicos

Contará con un canal analógico y dos digitales: TDT1 y TDT2. El canal analógico emitirá en simulcast (la misma programación) con el TDT1, y el TDT2 será un canal temático para el que se barajan diversas alternativas de programación aún sin cerrar.

La programación del canal analógico incluirá formatos y géneros con un enfoque diferente al habitual de las cadenas generalistas existentes y estará dirigida a todos los públicos, en especial, a los jóvenes y público urbano, y espectadores que buscan otras opciones a las ofertas televisivas actuales, explican los responsables de La Sexta.

Habrá informativos, magazines de actualidad, deportes, ficción, programas musicales, documentales, concursos y una programación infantil y juvenil que tendrá muy presente las recomendaciones del Código de Autorregulación sobre contenidos Televisivos e Infancia, afirma el comunicado.

Compromiso con el pluralismo

La pluralidad y las distintas corrientes de opinión forman parte del compromiso asumido por la compañía, que --subraya-- entiende que la información es parte fundamental de la obligación y vocación de servicio público de toda televisión en abierto.

Código Deontológico y Comité Editorial

Por ello, la cadena contará con órganos y mecanismos garantes de dicha pluralidad que incluyen un Código Deontológico, con un decálogo que recogerá las bases del compromiso de pluralismo. Además, se creará un Comité Editorial con representación de todos los socios del consorcio y un Consejo de Redacción formado por los responsables de los distintos espacios informativos, que establezca los fundamentos de la línea editorial y de contenido de los programas de la cadena.

70% de contenidos españoles y europeos

El hecho de que en la compañía participen cinco productoras independientes --explican los responsables del canal-- conlleva una política de apoyo al sector con la creación de un modelo de coproducción de contenidos según el cual los derechos serían compartidos entre la cadena de televisión y los productores. Además, se duplicará el mínimo legal vigente de contenidos de producción independiente y el 70% de los contenidos serán producciones de la Unión Europea y producciones españolas.

El nuevo canal se propone prestar especial atención que prestará a los colectivos desfavorecidos, con la implantación de las últimas tecnologías para el subtitulado de programas en analógico y digital.

Además, la compañía asume el compromiso de reservar parte de los puestos de trabajo previstos para personas discapacitadas y contempla el uso de las últimas tecnologías para facilitar la inserción laboral de personas con discapacidad.

Tras la firma del contrato de concesión, la compañía tiene previsto una reunión del Consejo de Administración a finales de diciembre para nombrar al equipo directivo.

La nueva cadena quiere llevar a cabo una política de transparencia informativa y, próximamente, creará una web con información sobre el desarrollo, área de información a los telespectadores y usuarios y una sala de prensa 'online' para facilitar información puntual a los medios de comunicación.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba