Artículo de interés La Sexta y Cuatro, las más interesadas en comprar el Mundial de Alemania

Telefónica fija un precio de salida de 80 millones por los partidos de España, el inaugural y la final

Por su interés reproducimos a continuación el artículo de María Penedo que publicó La Razón el pasado 7 de diciembre.

La repesca de la selección española, que mantuvo en vilo a los aficionados hace apenas un mes, se vivió con particular intensidad en Telefónica Contenidos, filial de la operadora encargada de comercializar los derechos televisivos del Mundial de Alemania, adquiridos en 2002 por Telefónica en el marco de la renegociación de los derechos del Mundial de Japón y Corea de aquel mismo año. Ahora, a falta de conocer mañana (Telecinco, 20:30 horas) la suerte que el bombo deparará a la selección española, el equipo negociador respira tranquilo, espera ofertas, conocedor del interés que ha generado la cita mundialista y ha fijado ya un precio de salida: 80 millones de euros por el «paquete» estrella, integrado por el partido inaugural, la final y los encuentros que dispute la selección española.


230 millones por dos mundiales.
Tres años después de aquella compra conjunta de Japón y Alemania, por la que Telefónica pagó 230 millones de euros, el escenario televisivo ha dado un vuelco de tal calibre que, a día de ayer y pendientes de saber los rivales de España en la primera ronda, las cadenas más interesadas en el Mundial son las últimas en llegar al mercado nacional de la televisión en abierto: La Sexta, que no ha empezado a emitir, y Cuatro, que el siete de noviembre comenzó su andadura. Ambas optarán al paquete denominado de «interés general», que incluye los partidos de la selección nacional y que la ley obliga a emitir en abierto.

Telefónica Contenidos no ha comenzado oficialmente el proceso de venta y evita hacer declaraciones al respecto, pero fuentes próximas a la negociación aseguran que en las primeras conversaciones mantenidas con los operadores ha avanzado que el precio de partida del paquete de la selección asciende a 80 millones de euros. Este precio es considerado desorbitado por los expertos, que esperan una rebaja importante. La recompra de la opción preferente de compra que tenía Antena 3 permite ahora a Telefónica tener las manos libres para cerrar el acuerdo que considere más ventajoso.

Fuentes del sector conocedoras de la negociación han confirmado a LA RAZÓN que «La Sexta está superinteresada». Esta cadena -liderada por Televisa y las productoras Globomedia y Mediapro- ha restado importancia a su interés por el Mundial. Fuentes de La Sexta han recordado a este periódico que Telefónica aún no ha puesto oficialmente a la venta los derechos, aunque reconocen que «sería una cosa estupenda y ojalá pudiéramos comprarlo, pero no creemos que estemos a la altura de los demás competidores para poder hacerlo». En el caso de La Sexta, el Mundial puede ser el espaldarazo que necesita para que las comunidades de vecinos se decidieran masivamente a adaptar las antenas colectivas para captar su señal.

La Sexta, que comenzará a emitir en pruebas el 16 de diciembre, tiene previsto iniciar su programación regular la próxima primavera, en principio en Madrid y Barcelona. De hacerse finalmente con el Mundial, esta cadena podría llegar a un acuerdo con La 2 para completar la cobertura nacional que exige la ley de «interés general».

Por lo que respecta a Cuatro, que ha eludido pronunciarse oficialmente, las fuentes del sector consultadas confirman el interés de la cadena propiedad de Sogecable, que en su primer mes vida ha mostrado una programación más débil de lo esperado. Prueba del interés de Cuatro por el fútbol es que pujó, junto a Telecinco, por el último partido de la repesca, el Eslovaquia-España, finalmente emitido por Antena 3.

En cuanto a Telecinco y Antena 3, ambas condicionan cualquier decisión al precio que fije Telefónica, conocedoras de la dificultad de rentabilizar un producto donde la emisión de publicidad está muy acotada. En cualquier caso, Telecinco ha marcado su posición con la compra del sorteo.

Antena 3, en la fase previa. Antena 3, por su parte, ha emitido todos los partidos de la fase de clasificación y la repesca que la selección jugó fuera de España. En 2002, cuando Telefónica, además de propietario del Mundial de Japón, era el socio de referencia de esta cadena, Antena 3 emitió los partidos de «interés general». Entonces, el precio fue fijado entre los 43 y los 55 millones, en función de la evolución de la selección en el torneo.

Respecto a las autonómicas, han descartado pujar por el paquete estrella y estudiarán otras opciones. El último año que emitieron partidos de un Mundial fue en 1998, cuando se celebró en Estados Unidos. Entonces, compraron los partidos del torneo no sujetos a la ley de interés general por un precio que hoy, ocho años después, resulta impensable: 250 millones de pesetas. Por uno solo de los partidos de clasificación de España se ha llegado a pagar, siete años después, más de tres millones de euros.

Por último, un portavoz de TVE ha asegurado que «no hemos renunciado al Mundial, pero siempre que nuestro presupuesto lo permita». Todo apunta a que los 80 millones pedidos por Telefónica alejan a la cadena pública de Alemania.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba