Artículo de interés Los socios de La Sexta tienen previsto invertir 550 millones hasta 2010 en la nueva TV

Esperan lograr la rentabilidad el año del «apagón» analógico, con una audiencia media del 7%

Por su interés reproducimos el siguiente artículo de María Penedo que publica hoy La Razón:

El plan de negocio de «Sociedad de Inversiones Audiovisuales La Sexta», con la que un consorcio encabezado por Globomedia, Mediapro y la mejicana Televisa que opta a la licencia de televisión analógica que el Gobierno adjudicará en diciembre, contempla una inversión que rondará los 550 millones de euros en los cuatro primeros años de vida del canal. El quinto año de actividad, en 2010, espera alcanzar el equilibrio presupuestario, con una audiencia estimada del siete por ciento.

A pesar de que el porcentaje de audiencia puede considerarse modesto conforme al reparto actual (Antena 3 y Telecinco superan en octubre el 22 por ciento), la progresiva fragmentación del mercado y la estructura de La Sexta -con una plantilla inferior a la de las grandes cadenas públicas y privadas existentes y con la mayoría de la producción externalizada-, hace pensar a los promotores de este proyecto en su viabilidad.

En términos de programación, los socios de La Sexta han planteado un canal alternativo y complementario a los actuales, donde tengan cabida formatos que no suelen verse en televisión por su carácter innovador o por dirigirse a públicos muy específicos, más allá de la programación para todos los públicos que demandan las grandes cadenas. De esta forma, no está inicialmente previsto incluir series de corte familiar y alto presupuesto, que cada semana logran reunir frente al televisor a toda la familia, desde el niño al abuelo. Se da la circunstancia que muchas de estas series (desde «Los Serrano» a «Mis adorables vecinos») son producidas por Globomedia, que controla el 38 por ciento de la sociedad Grupo de Medios Audiovisuales de Producción (GAMP), que posee a su vez el 60 por ciento del accionariado de La Sexta.

Las fuentes consultadas han explicado que, de obtener la licencia, las productoras implicadas en el proyecto -además de la citada Globomedia, Mediapro, Drive (José Manuel Lorenzo), El Terrat (Andreu Buenafuente) y Bainet (Karlos Arguiñano)- han acordado separar sus áreas de producción de la estructura del futuro canal, con el propósito de actuar en La Sexta como inversores. Con esta separación, los productores asociados buscan mantener activo su negocio principal, como proveedores de contenidos de las principales cadenas, ya sean públicas o privadas. Globomedia, Arguiñano y Buenafuente tienen productos en emisión en la mayoría de las cadenas, caso de «Los Serrano» (Telecinco), «59 segundos» (TVE-1), «Buenafuente» (Antena 3) o «Karlos Arguiñano en tu cocina» (Telecinco).

Respecto a los informativos del futuro canal, es intención de los socios que no tengan un gran peso específico en la programación, por la alta inversión que requieren. Aún no han decidido si serán externalizados. En cualquier caso, los socios de La Sexta han establecido varios organismos de control interno de los mismos como es un Comité Editorial (con representación de los accionistas), un Consejo de Redacción (integrado por los responsables de los distintos informativos) y un Código Deontológico.

En relación a la composición accionarial, ésta está abierta a modificaciones si finalmente obtiene la licencia de televisión, con la que compite con el proyecto presentado por Kiss Media, propiedad de Blas Herrero. La víspera de la presentación de la candidatura en el Ministerio de Industria, Globomedia y Mediapro -que afrontan la recta final de su fusión empresarial- tuvieron que asumir un porcentaje de acciones superior al previsto, tras la retirada del Grupo Zeta en el último momento. Al parecer, tres productoras nacionales han mostrado interés en incorporarse al proyecto una vez conocida la decisión del Gobierno el próximo mes de diciembre.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba