Artículo El Mundo La Sexta puede "subastar" el Mundial en las zonas donde no tiene cobertura

Telespectadores y anunciantes permanecen a la espera de que se acallen o concreten los rumores sobre la entrada en liza de otro canal junto a La Sexta

Por su interés reproducimos a continuación el siguiente artículo que publica hoy el diario El Mundo:

La creciente presión de los espectadores que no van a tener cobertura de La Sexta puede hacer que esta cadena se vea obligada a subastar el Mundial. El operador(es) que compre los derechos deberá garantizar la emisión de los partidos de interés público en aquellos lugares de España donde no llega la señal de la nueva cadena, tal y como exige la Ley.

Para las asociaciones de usuarios la legalidad la marca la ley del fútbol (Ley 21/1997, de 3 de julio, reguladora de las Emisiones y Retransmisiones de Competiciones y Acontecimientos Deportivos), que garantiza la libertad de acceso de los espectadores a los eventos calificados de interés general por el Consejo para las Emisiones y Retransmisiones Deportivas. El artículo 4 de esa norma especifica: «Las competiciones o acontecimientos deportivos de interés general deberán retransmitirse en directo (o, excepcionalmente, en diferido), en emisión abierta y para todo el territorio del Estado».

No obstante, esa misma ley se abstiene de fijar porcentajes concretos de cobertura. Y prevé que «los operadores de televisión, cuyas emisiones no cubran la totalidad del territorio, podrán adquirir derechos exclusivos de retransmisión». Eso sí, «con la obligación de ceder los mismos, en régimen de pública concurrencia, a todos los demás operadores, a efectos de extender la transmisión al expresado ámbito territorial». Por su parte, el Real Decreto 946/2005, de 29 de julio, que aprobó el nacimiento de La Sexta establece que «la cobertura total estimada del nuevo canal es de un 70% de la población».

Ambos artículos hacen pensar que, en defensa del derecho de los españoles, bien TVE, bien Telecinco, Cuatro o Antena 3, el resto de las cadenas nacionales analógicas en abierto, pueden ser quienes compren los derechos para, de manera complementaria -sea en directo o en diferido-, emitir los partidos de interés general.

Pero es que, además, la propia ley añade: «En caso de que ningún operador o programador esté interesado en adquirir estos derechos, quedará sin efecto la obligación de cubrir todo el territorio del Estado». Así, aun en el caso de que La Sexta admitiera finalmente su limitación y se aviniera a repartir, si Telecinco, Antena 3 o Televisión Española no muestran interés...

Viendo que no hay cadena ni partido político dispuestos a reclamar ante los tribunales, y que el Gobierno parece decidido a hacer oídos sordos a la creciente inquietud de los televidentes, diversas asociaciones de usuarios han salido a pedir que, aunque en diferido, los partidos de la selección los emita un segundo canal.

José Miguel Contreras, consejero delegado de La Sexta, no ha querido admitir todavía la opción de acudir a esta nueva reventa obligada del Mundial a otras cadenas y asegura que -aunque parece técnicamente imposible- para cuando empiece el Mundial llegarán al 80% de los españoles, que es el porcentaje que se pide -dice- a los canales privados para hablar de cobertura total. «Cumpliremos así con la legalidad exigida», insiste Contreras, que añade: «Se nos puede exigir lo mismo que a otras, pero no más». No obstante, esas «otras cadenas» a las que se refiere (Antena 3 y Telecinco) aseguran que cubren más del 95% del territorio nacional. Y del 80% al 95% hay un trecho.

La realidad es que el 15% de los aficionados se perderá el Mundial a no ser que se abonen a Digital Plus o compren un descodificador de TDT.

En el sector audiovisual se comenta cada vez con más fuerza que el lunes 22 va a pasar algo con el Mundial. Los rumores se intensifican entre los gestores de publicidad, que recomiendan a los anunciantes que se reserven parte de la inversión prevista por si otra cadena se une finalmente a La Sexta en esa retransmisión deportiva.

El esperado evento -con los ciudadanos sintonizando la nueva cadena a razón de 30.000 antenizaciones diarias y los millones recaudados por compartir la emisión con Sogecable- ha abierto a La Sexta la puerta principal de los hogares españoles. Aunque no recupere los 90 millones invertidos, la rentabilidad está garantizada.

INCUMPLIMIENTOS Y OPCIONES

En defensa del interés general. El Gobierno no ha requerido a La Sexta respecto a cómo iba a cubrir 'todo el territorio' durante el Mundial, pese a que su concesión sólo le permite alcanzar el 70%.

Concurso público. La cadena de Mediapro puede convocar un concurso para que otro operador complete su cobertura.

La alternativa. El Ejecutivo podría 'in extremis' recurrir a TVE o a la Forta para que todos puedan ver los partidos de interés general.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba