50 millones de euros La Sexta espera triplicar a finales de año sus previsiones de ingresos y audiencia

Prevé llegar a un 3% de share en diciembre, un 8% en 2010 y lograr la rentabilidad en 2008

La Sexta espera cerrar el año con una facturación publicitaria de 50 millones de euros, el triple de lo previsto inicialmente (15 millones), según anunció ayer el consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras, en un encuentro informativo en el que se dieron a conocer las nuevas adquisiciones de ficción extranjera.

La cadena estrena “My name is Earl” y “Bones” hoy y mañana respectivamente, a las que a lo largo de la temporada se sumarán ocho nuevas series más: “Curb your enthusiasm”, “The office” (versión americana), “Hustle”, “Extras”, “Bodies”, “Robin Hood”, “Como conocí a vuestra madre” y “Qué hacemos con Brian”.

Un 3% a finales de año y un 8% para 2010

José Miguel Contreras también ha aprovechado para actualizar las previsiones audiencia de La Sexta. La nueva emisora gestionada por Globomedia y Mediapro espera alcanzar a finales de año una cuota del 3% frente, el triple de lo previsto al inicio (1.2%), y confía en lograr un share del 8% -un punto más de lo previsto- para 2010, año del apagón analógico.

El mes pasado la cadena se movió en torno al 2.7% de share, una cifra que según Contreras “no es del todo real porque incluía el mundial de Baloncesto”. El directivo de La Sexta apuntó otros de audiencia como el 2.6% conseguido por la cadena la semana pasada, “el dato semanal más alto registrado por la cadena desde su nacimiento, sin contar con eventos especiales”, o el 2.2% de share medio que anota actualmente de lunes a viernes.

Alcanzar la rentabilidad en 2008

El consejero delegado de La Sexta señaló que “se ha cubierto la primera etapa” y que la cadena espera alcanzar la rentabilidad en 2008, algo que consideró "muy difícil que ocurra", pero un objetivo que persiguen "décima a décima". El directivo admitió “el importante esfuerzo" realizado en la compra de derechos y contenidos, como los mundiales de baloncesto, fútbol y Liga española, pero aseguró que ha logrado atraer a "todos los anunciantes importantes, que han metido a La Sexta en su agenda comercial".

Llegar al 90% de la población en primavera

En lo que respecta a la cobertura, ésta continúa en el 80%, pero la cadena "sigue trabajando con Abertis" para intentar llegar al 90% de la población. Según explicó el consejero delegado, no quedan núcleos importantes por llegar pero todavía hay "tres importantes zonas de sombra" en el Corredor del Henares en Madrid, el Bajo Llobregat de Barcelona, y la margen izquierda de la Ría de Bilbao, que representan en total dos millones de personas. La cadena espera poder llegar a estas zonas en el próximo mes.

En cuanto al proceso de antenización, La Sexta mantiene su oferta de sintonización gratuita, en la que hasta ahora ha gastado 12 millones de euros de los 20 que tiene de presupuesto, para adaptar las antenas de 4 millones de hogares. En este cálculo no entran los edificios que ya estuvieran antenizados o las adaptaciones que se hayan realizado de manera particular y no a través de la Sexta. "Nuestro plan es que en la próxima primavera ya estemos en el 90% de las viviendas españolas, tanto de cobertura como de antenización", aseguró.

Un 60% de la población ve la Sexta, según Sofres

"Sin embargo, los datos que cuentan son los que da Sofres", aunque estén por debajo de la cobertura real, dijo Contreras. Según los cálculos de la compañía de medición de audiencias, un 60% de la población ya tiene sintonizada La Sexta.

Oferta de 14 series extranjeras de lunes a viernes

Contreras incidió en la importancia que tienen las series extranjeras en la programación de la cadena y aseguró que se refuerza su confianza en este género después de que ficciones como “Prision Break” haya logrado datos "inimaginables" para la cadena, en torno al 5% de share en el segundo capítulo.

La Sexta es actualmente la cadena analógica con más series extranjeras en emisión. En total ofrece 14 ficciones diferentes de lunes a viernes, entre ellas “Los Soprano”, “Todo el mundo quiere a Raymond” o “El Abogado”.

El consejero delegado de La Sexta señaló que a partir de este otoño comenzarán a llegar a la cadena "los mejores productos de ficción" que la cadena estaba "reservando" para lanzarlos con una mayor cobertura.

”My name is Earl” y “Bones”, las primeras en llegar

Hoy se estrena “My name is Earl”, una sitcom poco convencional, de “humor fuerte, casi alternativo, pero que ha sido “la sorpresa del año” en la NBC, en el horario estelar de los jueves dedicado tradicionalmente a “Friends”. Y mañana La Sexta estrena “Bones”, una serie criminal de corte más clásico al estilo de “CSI”, también precedida por su buena acogida en la NBC.

Según Contreras, la emisión de “My name is Earl” supone una apuesta “llamativa” ya que "nunca antes se ha programado en 'prime time' una comedia de situación como es el caso de 'Me llamo Earl”.

El boom de las series americanas

La entrada de dos nuevos canales analógicos y su apuesta por las series americanas ha cambiado el modelo de negocio televisivo y está permitiendo que se vean en España series que funcionan en un sistema multicanal y fragmentado y que no son igualmente rentables para las grandes cadenas", dijo Contreras, que puso como ejemplo los malos resultados de “24” (Antena 3), “Perdidos” y “Mujeres desesperadas” (TVE-1).

“Hemos pasado de ser el país desarrollado con menos series americanas a un auténtico boom en la actualidad”. Sin embargo, advirtió de una sobredemanda de series americanas que puede hacer que se dispare el precio de estas producciones hasta el punto de que "dejen de ser rentables". En este sentido, explicó que cada capítulo de una sitcom cuesta entre 10.000 y 30.000 euros, mientras que las de una hora pueden llegar a los 60.000 dólares, en función de los pases.

Obstáculos para la compra de series americanas

Contreras profundizó en la complejidad de la industria americana que en ocasiones dificulta las ventas a España. Según explicó, “casi todas las series se venden en mayo, en los famosos screenings de Los Angeles, cuatro meses antes de su estreno en EE.UU, de manera que las grandes cadenas ya tienen adquirido el producto de antemano y ni siquiera sale al mercado”. Contreras puso como ejemplo a “House”, cuyos derechos los tenía inicialmente la Forta, y después compró Cuatro “de rebote”.

Otro problema es que el sistema de compra americano obliga a adquirir el producto para emitirlo un año después de su pase en EE.UU., lo cual comienza a ser incompatible con el fenómeno de la descarga de series en Internet, porque para cuando llegan algunas series a España, muchos de sus seguidores ya las han visto. Al problema de la Red hay que sumar que desde que se compra una serie hasta que se emite, ésta ha podido ser cancelada en Estados Unidos y ello dificulta su presentación y promoción en España.

En cuanto a la posibilidad de ver las series en versión original, Contreras explicó que “en el canal analógico no es posible esta opción, porque sólo las cadenas públicas que emiten en estéreo pueden ofrecerlo”, aunque “estamos estudiando la posibilidad de permitir esta función en el canal TDT”.

De momento no habrá cine ni telenovelas

Por último, descartó que la cadena vaya a comprar telenovelas "por no aportar originalidad", al igual que el cine, porque ya “está todo vendido” y el precio es "estratosférico" y "ridículo para sus resultados de audiencia".

Contreras puso como ejemplo los cerca de 4 millones de euros que vale comprar una buena película frente al medio millón de euros que vale cada capítulo de una serie. “Es posible que nos planteemos comprar cine, pero dentro de dos años”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba