Reforma TV pública Sindicatos de TVE creen que el Plan de saneamiento traerá "planes de desmantelamiento" y "ajustes de plantilla"

Caffarel pide al Consejo de RTVE "consenso y compromiso". Un grupo de trabajo mixto (SEPI y RTVE) será constituido a comienzos de la semana que viene

El comité de empresa de RTVE en Madrid afirmó hoy que el Plan de saneamiento que prepara la dirección del ente traerá consigo "planes de desmantelamiento y ajustes de plantilla", y anuncia que "no se quedarán de brazos cruzados, sino que iniciarán las movilizaciones dentro de un plan de acción".

Por su parte, Alejandro Perales, miembro de la Plataforma en Defensa de la RTV Pública, anunció en declaraciones a Europa Press "un acto o movilización público" que incluya la lectura de un manifiesto consensuado por las asociaciones --sindicatos, consumidores, ecologistas, etcétera-- que la integran.

El comité de empresa considera que hay "proyectos de ley" que amenazan a los trabajadores y asegura que "ahora es cuando se van a tomar decisiones definitivas". Según los trabajadores, el momento actual constituye "una ofensiva en toda regla de quienes quieren desmantelar la empresa", y advierten de que han preparado "un plan de acción".

En este sentido, critican que los trabajadores de la casa "han sido desprestigiados y presentados como unos parásitos privilegiados", y denuncian que "es en la externalización donde se producen los verdaderos mangoneos y despilfarros". "Ahora quieren reducir el empleo para entregarlo a quienes explotan a trabajadores con menos salario, sin estabilidad ni derechos", afirman.

Por último, recuerdan que el Gobierno no subvenciona los intereses de la deuda, por lo que ésta crece en 275 millones, según sus datos, y critican que no "se actúe como se hizo con RENFE, cuando se subrogó la deuda y se amortizó de un golpe". "La negociación de planes de empresa vino luego --recuerdan--. No nos quitan de encima la deuda para seguir hundiendo el prestigio de RTVE y justificar las medidas previstas", concluye el comité de empresa.

El PP en RTVE expresa su "escepticismo" ante Caffarel, y señalan que el Plan "no tiene ningún mérito"

Los miembros del Consejo de Administración de Radiotelevisión Española (RTVE) a propuesta del PP expresaron hoy su "escepticismo" ante las líneas expuestas por la directora general, Carmen Caffarel, acerca del próximo Plan de saneamiento del ente público. Para la vocal del PP Isabel Ugalde, el citado Plan "no tiene ningún mérito porque existe un ultimátum de Bruselas" para ejecutar la reforma de RTVE.

Por su parte, el consejero a propuesta socialista Miguel Ángel Sacaluga explicó a Europa Press que "lo importante es afrontar el proceso de saneamiento" y que se ha garantizado "el diálogo social" en el proceso, y destacó la "serenidad y el gran acuerdo entre los miembros del Consejo" al aprobar una declaración por unanimidad por la que se intenta resolver los problemas estructurales de RTVE.

Para Ugalde, el resultado de la reunión ha sido una "mera declaración de intenciones", a la que, señaló, el PP "ha dicho que sí porque ante nada de lo que Caffarel ha dicho se puede estar en desacuerdo, porque no ha dicho nada". Ugalde calificó el contenido de la reunión, en declaraciones a Europa Press, de "cantos de sirena y declaración de intenciones sin medidas concretas".

En este sentido comentó que la reforma "es lo único que se puede hacer" con RTVE y por lo tanto restó mérito a lo planteado hoy, porque a su juicio el Gobierno lo ha hecho "forzado" por la UE. Así, señaló que si el PP no hizo la reforma durante su gobierno fue porque "había otras prioridades", como la de cumplir con los criterios del Tratado de Maastrich, de modo que "un déficit de cientos de millones era inadmisible".

Por último, reclamó que la reforma se haga "con perspectiva de generosidad y no con racanería", ya que, dijo, "el ERE [expediente de regulación de empleo] va a costar mucho dinero", y recomendó seguir el ejemplo del éxito del sector bancario. Además, pidió a la dirección de TVE que aclare sus criterios sobre compra de espectáculos deportivos, "porque nos quedamos con lo que no quiere nadie", ante lo que recibió el reconocimiento de que la casa debe "replantearse su política de compras".

Sacaluga, en declaraciones a Europa Press, celebró el acuerdo por unanimidad alcanzado hoy en el consejo sobre las líneas básicas del Plan de saneamiento, y añadió que "plazos y cifras no hay porque las cosas hay que hacerlas bien".

"Si el PP critica el Plan porque dice que no sabemos nada, actúa bajo criterios de partido, porque lo importante es valorar positivamente el proceso de saneamiento y la reordenación y redimensionamiento del ente, si fuera necesario", dijo Sacaluga, para quien las cosas deben hacerse "sin prisa pero sin pausa, sobre todo después de ocho años de absoluta inacción".

Caffarel pide al Consejo de RTVE "consenso y compromiso" ante el Plan de saneamiento

La directora general de Radiotelevisión Española, Carmen Caffarel, pidió hoy a los miembros del Consejo de Administración del ente público "consenso y compromiso" ante el que ya se denomina oficialmente Plan de saneamiento y futuro de la cadena pública. En la reunión de hoy, se aprobó por unanimidad una declaración que insta a que "todo proceso tenga por elemento fundamental el diálogo social e institucional".

Este llamamiento de Caffarel estuvo acompañado de las primeras medidas en el citado Plan, encomendado por el Gobierno a la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y a RTVE. Entre las primeras medidas consta la formación de un grupo de trabajo mixto (integrado por representantes de la SEPI y RTVE), que será constituido a comienzos de la semana que viene, según informó la cadena pública en un comunicado.

El cometido de este grupo de trabajo será encomendar a distintas comisiones, creadas al efecto, la elaboración de los distintos aspectos que abordará el futuro Plan de saneamiento de la casa. Además, será será el encargado de mantener consultas con los diferentes agentes sociales y profesionales vinculados al Ente Público.

Su labor culminará con la elaboración y diseño del Plan, en virtud de la disposición adicional que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado para 2006, por la que se supedita una subvención de más de 570 millones de euros a RTVE a la ejecución de esta reforma.

Además, hoy se aprobó por unanimidad una declaración que afirma textualmente que, "sin prejuzgar cual sea el resultado, el Consejo de Administración quiere valorar el intento de resolver los problemas estructurales del Ente Público mediante un Plan de saneamiento que reorganice y redimensione RTVE, si ello resultara necesario, para, en primer lugar, poder cumplir eficazmente con la función de servicio público encomendada y, a la vez, que posibilite una viabilidad económica y financiera en un entorno de fuerte competencia. Y todo ello, a través de un proceso de diálogo social e institucional como elemento fundamental en la toma de decisiones".

Los objetivos del Plan, según RTVE, es "conseguir una gestión eficaz y eficiente del servicio público", y entre sus propósitos concretos menciona la "adecuación de la estructura organizativa central y territorial" y la "adecuación de la organización de medios y recursos tanto materiales como humanos".

Además, se fija como meta la "racionalización de gastos (o costes)", la "mejora de los ingresos y de la productividad", y la "reorganización o reestructuración técnica de la explotación económica".

"OBJETIVOS DE POLÍTICA DE PERSONAL", UNA "LÍNEA MAESTRA"

La aplicación de principios mencionados, además, supondrá "determinar los objetivos de la política de personal y las prioridades en su ejecución" y "fijar objetivos de política comercial y de previsiones de optimización de los ingresos a implantar en 2005". Además, se deberá determinar la cifra máxima de pérdidas antes de subvenciones para 2006.

Según afirmó hoy Caffarel ante el Consejo de Administración, éstas son ya "las líneas maestras" del futuro Plan, del que comentó que sólo hay eso: principios y objetivos. "Por tanto --explicó--, es preciso dar tiempo para que se trabaje con la finalidad de establecer el diagnóstico y, sobre el mismo, definir más en concreto los términos de aplicación de los principios enumerados", dijo.

A su juicio, "es evidente que lo primero y fundamental es trabajar en la elaboración del diagnóstico", es decir, "estudiar alternativas, cuantificarlas y proponer soluciones". Las "distintas fases" en que tendrá lugar el trabajo de la comisión tendrá, según Caffarel, la condición de "mantener el diálogo a todos los niveles".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba