Telemadrid Sindicatos calculan el seguimiento de la huelga en un 85%, cifra que la Dirección rechaza

La cadena emitió "Alto y claro" y "Madrid opina" pese al paro

Los sindicatos de Telemadrid cifraron el seguimiento de la huelga del martes en torno al 85 por ciento de la plantilla del ente público, mientras la Dirección de la cadena acusó a los trabajadores de intentar "manipular" los datos al ofrecer un seguimiento sin que hubieran dado comienzo todos los turnos de trabajo. Poco antes del comienzo del Telenoticias de mediodía, algunos trabajadores intentaron acceder a la redacción de informativos, donde miembros de seguridad de la cadena lo impidieron por la fuerza.

El presidente del Comité de Empresa de Telemadrid, José Ángel Jiménez, explicó a Europa Press que el comité de huelga, formado por trabajadores de los sindicatos convocantes, entre los que él mismo se encontraba, intentó acceder a la redacción "como es su derecho" para explicar los motivos del paro, y aseguró que "en ningún momento intentaron interrumpir el informativo", porque las huelgas en Telemadrid "son de guante blanco".

"No pueden impedir nuestro acceso a la redacción, porque somos los convocantes, los trabajadores de esta casa, y es nuestro derecho", dijo Jiménez, que repuso que, en caso de intentar interrumpir el programa, "sí pueden ser expulsados y sancionados", pero que "en ningún momento ha sido esa la intención de los trabajadores, que se han comportado durante toda la jornada con normalidad". Según Jiménez, debido a las agresiones de los vigilantes de seguridad privada, tres trabajadores "han terminado en urgencias con partes de lesiones", por lo que ha sido necesaria la intervención de agentes de la Policía Nacional.

Por su parte, la Dirección de la cadena emitió un comunicado en el que acusaba a los trabajadores de intentar "interrumpir por la fuerza el programa informativo" y de causar lesiones a dos miembros de la seguridad de la cadena.

En el comunicado de la cadena que dirige Manuel Soriano, la Dirección también acusaba a miembros de la plantilla de querer interrumpir el programa 'Alto y Claro', presentado por Curry Valenzuela e incluido en los servicios mínimos. En este sentido, Jiménez confirmó a Europa Press que hubo trabajadores que, desde fuera del plató, y de forma autónoma, lanzaron gritos y consignas de la huelga. La programación, según ambas partes, se emitió "con normalidad" como estaba prevista.

Durante esta tarde, está prevista una concentración de simpatizantes con la huelga, a la que no están llamados los trabajadores, "a los que se les ha pedido que contribuyan a la huelga quedándose en casa", según el Comité de Empresa. La dirección de la cadena aseguró que a la concentración de la mañana "han acudido no más de 50 trabajadores de un total de 1.466 que hay en la plantilla".

La cadena emitirá dos debates pese a la huelga

Telemadrid emitirá hoy durante la jornada de huelga convocada por los sindicatos los programas de debate 'Alto y Claro' y 'Madrid opina', presentados por Curry Valenzuela y Ernesto Sáenz de Buruaga respectivamente, tal y como ha sido aprobado por la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid, después de que la empresa y los sindicatos no alcanzasen un acuerdo para la fijación de servicios mínimos.

El presidente del comité de empresa, José Ángel Jiménez, denunció en declaraciones a Europa Press su disconformidad con esta decisión, que fija como servicio público esencial dos debates de opinión, que, según dijo, no fueron incluidos entre los servicios mínimos durante la huelga convocada hace dos años por motivos laborales en el ente público madrileño, cuando el debate de Valenzuela y el que presentaba entonces la periodista Isabel San Sebastián fueron suspendidos.

"La Consejería de la Comunidad de Madrid está diciendo que los madrileños no pueden vivir sin Valenzuela y Buruaga", ironizó Jiménez, que criticó además el número de trabajadores convocados a trabajar mañana, 281, para una plantilla de 1.400 empleados, "un calco" de la petición que hizo la empresa. La justificación de esta decisión, a su juicio, no es la de prestar el servicio público, sino la de "ocultar la huelga y la situación que viven los trabajadores" de Telemadrid debido a la proximidad de las elecciones autonómicas de finales de mayo.

El presidente del Comité de Empresa anunció que recurrirá la decisión del Gobierno regional, "para que quede claro ante posibles convocatorias que esto no puede ser así" y para "determinar si existe responsabilidad por parte de la Consejería", que preside Juan José Güemes, ya que, a juicio del Comité de Empresa "comete prevaricación porque actúa mal a sabiendas". "Por eso, seguiremos adelante para defender el derecho de huelga", añadió.


LA HUELGA, FRUTO DE "CONFRONTACIÓN" POLÍTICA

Por su parte, la cadena restó legitimidad a la convocatoria de la huelga, decidida en "una asamblea a la que acudió menos del 10 por ciento de la plantilla", y recordó que las reivindicaciones laborales "ya están pactadas en el Convenio actual, que tiene vigencia hasta finales de 2007". para la Dirección de Telemadrid, la huelga "sólo se entiende en el contexto de confrontación política" hasta las elecciones autonómicas.

En un comunicado, la Dirección de Telemadrid aseguró que "ha venido cumpliendo todo lo establecido en el convenio colectivo", y que "lo seguirá haciendo hasta que finalice su vigencia". "Mientras, las secciones sindicales tratan de tergiversar la realidad de Telemadrid, que no tiene graves problemas laborales, financieros ni de ninguna otra índole que justifiquen recurrir a la medida de presión sindical más agresiva", denunciaron.

Por otra parte, la Dirección aseguró que "respeta el derecho de huelga de sus trabajadores" y reclamó que de la misma forma "se respete el de los que no quieran sumarse a la huelga". En la nota hecha pública por Telemadrid, plantean respuestas al colectivo sindical para cada una de sus reivindicaciones, entre ellas, acerca de la creación de un Consejo Profesional en el ente público, la adecuación de categorías, los puestos de responsables de libre concurrencia o la contratación de productoras.

El PSOE no participará en los debates que emitirá Telemadrid "en solidaridad" con la huelga

El PSOE anunció hoy en un comunicado que declinará "cualquier tipo de invitación" para participar en los programas de debate en directo que mañana tiene previsto emitir Telemadrid pese a la convocatoria de huelga, decisión que justifica como acto de "solidaridad" con los convocantes, los sindicatos del ente público madrileño, que denuncian la manipulación informativa en esta cadena.

La Dirección de la cadena solicitó a la Consejería de Empleo, dependiente del Gobierno regional, que incluyese entre los programas de servicio público esencial, y por lo tanto, entre los servicios mínimos durante la huelga, dos espacios de debate: 'Alto y claro', presentado por Curry Valenzuela, y 'Madrid Opina', dirigido por Ernesto Sáenz de Buruaga.

Ante las quejas del comité de empresa por este motivo, la dirección del PSOE ha decidido "rechazar la presencia de representantes del partido" y sumarse a las denuncias de los sindicatos sobre la "ausencia total de pluralidad" que existe en la televisión pública autonómica, e instar al Partido Popular a que apueste por la "decencia y la transparencia".

El PSOE ha pedido además a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ponga fin a la televisión de "partido" e impulse a una reforma en Telemadrid "como la que se ha emprendido en RTVE".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba