Artículos de interés Sofres incorporará sistemas para medir la audiencia de la televisión digital terrestre

La empresa que gestiona los audímetros en España prevé ampliar la muestra de hogares

Por su interés reproducimos el siguiente artículo de Rosario G. Gómez que publica hoy El País:

Los sistemas de medición de audiencia en España se adaptarán a las nuevas ofertas audiovisuales. La compañía TNS-Sofres, que registra segundo a segundo los programas que ven los telespectadores, prevé ampliar la muestra para reflejar el consumo de televisión digital terrestre (TDT). Esta tecnología estará operativa el próximo miércoles y permitirá acceder a 20 canales de ámbito estatal, que serán explotados por los actuales operadores, públicos y privados. Aunque muy pocos podrán acceder a ellos. Es necesario modificar las antenas y acoplar un descodificador a los receptores.

La TDT acarreará una profunda revolución en el consumo de televisión. Descodificadores con memoria permitirán la grabación y el visionado de programas a la carta. Es la previsión de Anthony Taylor, director de mercadotecnia de Global TNS, matriz de la empresa que gestiona los audímetros en España. Estos aparatos -instalados en 3.300 hogares- reflejan minuciosamente las preferencias del público y sus datos dictaminan la vida o la muerte de los programas.

Durante el VI Encuentro Internacional de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), Taylor explicó los desafíos para la medición de audiencia ante la multiplicación de canales que se avecina. En su opinión, con la implantación de la televisión digital terrestre, la audiencia decidirá lo que quiere ver. Para adaptarse al entorno digital, TNS confeccionará muestras más amplias que puedan reflejar lo que el público demanda realmente y dirigir la medición hacia la persona que consume la programación y no hacia el aparato que la proporciona.

Taylor aseguró que el 50% del consumo televisivo se realizará mediante programas grabados o bajo demanda, lo que repercutirá negativamente en la publicidad. Los espectadores podrán saltarse los anuncios, ya que los descodificadores inteligentes permitirán grabar sólo lo que se desea ver -la televisión a la carta- y serán piezas fundamentales para conocer las preferencias del espectador.

No obstante, auguró unas perspectivas muy complejas para la medición de audiencias, ya que muchos de los nuevos canales tendrán un futuro incierto. El directivo de TNS puso como ejemplo la experiencia de Estados Unidos, donde la nueva tecnología admite más de 200 canales, aunque sólo cinco han superado el 5% de cuota de pantalla y 90 están en el entorno del 0,1% o menos, lo que significa que prácticamente son invisibles.

El reto para el futuro de la medición de audiencia, según Taylor, consiste en "seguir a la persona" y no a la televisión, ya que los programas se podrán recibir incluso a través del teléfono móvil. La fragmentación de los públicos hará que las cadenas minoritarias no obtengan datos fiables, porque se necesitarían "grandes inversiones en investigación", informa Europa Press.

Para Fernando Falcón, director general de AGB Nielsen Media Research, el auténtico desafío procede del cambio del entorno analógico al digital, de un consumo fijo de televisión a uno móvil. El medio más preciso para conocer exactamente qué personas consumen qué medios y en qué momentos consiste, a su juicio, en un sistema de medición "mixto" enfocado tanto a las personas como a los dispositivos móviles.


Parque de descodificadores

En España, los hogares con descodificador de TDT son poco significativos (500.000 según los cálculos más optimistas). A mediados de año, el Gobierno tenía contabilizados unos 170.000 (1,2% de los 13 millones de hogares). Los más básicos cuentan alrededor de 65 euros y los más complejos se aproximan a los 400.

Buena parte de estos aparatos fueron abandonados por la plataforma Quiero TV. Contaba con 14 canales, pero el escaso atractivo de sus contenidos llevó a la quiebra a la compañía en 2002. Ahora, el Gobierno ha redistribuido ese espacio radioeléctrico entre los operadores públicos y privados, que el próximo miércoles pondrán en el aire 20 canales. Cinco (TVE-1, La 2, Antena 3, Tele 5 y Cuatro) repetirán la programación analógica.

El diputado de CiU Jordi Vilajoana puso el ejemplo de Italia, donde se han implantado 1,5 millones de descodificadores. A este tirón han contribuido las subvenciones otorgadas por el Gobierno y la posibilidad de acceder a partidos de fútbol, mediante tarjetas de prepago, a través de la TDT.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba