Guerra del fútbol Sogecable tacha de "ilegal" la emisión de laSexta

El partido de Liga Villarreal-R.Madrid, ayer en horario estelar

Audiovisual Sport (AVS) acusó esta noche a Mediapro y a la Sexta de ejercer un acto "ilegal" al retransmitir en abierto el partido entre el Real Madrid y el Villareal correspondiente a la segunda jornada de Liga y destacó que las televisiones autonómicas no se hayan sumado a esta emisión.

"La productora Mediapro y La Sexta han retransmitido esta noche ilegalmente el partido de Liga Villarreal-Real Madrid, a sabiendas de que los derechos de ambos clubes de fútbol son propiedad de Audiovisual Sport (AVS) y en contra de la voluntad expresa del Real Madrid", afirma AVS a través de un comunicado.

Asimismo, el comunicado destaca que las televisiones autonómicas que tienen acuerdos con Mediapro para emitir partidos en abierto (TV3, Cana9 y la TVG) "se desmarcaron de la estrategia seguida por Mediapro-La Sexta y no emitieron el partido Villarreal-Real Madrid".

"La retransmisión de este partido por Mediapro-La Sexta, junto con la emisión el pasado sábado del Zaragoza-Rácing en directo y el Levante-Murcia en diferido, supone una escalada de gravísimas consecuencias", indica AVS que acusa a Mediapro de "apropiarse ilegalmente de unos derechos que en realidad no tiene, y que, sin duda, va a generar también gravísimos daños y perjuicios a todo el mundo del fútbol y a Audiovisual Sport, la titular de los derechos de los clubes".

Según indica la productora de Sogecable, el director general Ejecutivo del Real Madrid, José Ángel Sánchez, comunicó esta semana a Mediapro, el Villarreal, La Liga de fútbol y a AVS -ésta última transmitió esta comunicación a la Sexta y demás operadores de televisión en abierto- que sus derechos para esta temporada corresponden a AVS y que cualquier retransmisión del partido distinta a la autorizada por AVS en PPV (pago por visión) "se haría en contra, por tanto, de la voluntad del Real Madrid".

Mediapro veta los partidos de R.Madrid y Barça a Sogecable

Mediapro informó hoy por escrito a Sogecable y a Audiovisual Sport (AVS) de que ambas empresas no cuentan con "los derechos suficientes" para transmitir aquellos partidos en los que participen equipos cuyos derechos pertenecen a la productora y que, si lo hacen, podrán "tomar medidas de legítima defensa".

Según informó Mediapro en un comunicado, los partidos de esta segunda jornada de liga que no podrán emitir Sogecable y AVS son el de FC Barcelona-Athletic Club de Bilbao (domingo), Villarreal-Real Madrid (domingo), Zaragoza-Racing de Santander (sábado), Levante-Murcia (sábado) y Almería-Valencia (domingo).

Mediapro aseveró que la transmisión de todos o alguno de dichos encuentros "constituiría un acto injustificable de piratería televisiva", además de una demostración de "desprecio a las más elementales normas de comportamiento" entre empresas del sector.

"Mediapro intenta crear confusión", según Audiovisual Sport

En relación con el comunicado remitido esta tarde a los medios de comunicación por Mediapro, Audiovisual Sport (AVS) "quiere aclarar que Mediapro conoce perfectamente que AVS es la titular de los derechos de todos los clubes de fútbol, en virtud del acuerdo firmado el 24 de julio de 2006."

En una nota enviada a los medios, la compañía subrayar que "Mediapro está intentando crear una confusión malintencionada para tratar de enmascarar sus contínuos incumplimientos del contrato de julio de 2006."

Por último, AVS recalca que "ejercitará todas las acciones civiles o penales para la defensa de sus derechos e intereses ante las actuaciones de Mediapro."

La Sexta dará al menos dos partidos este fin de semana

Los máximos directivos de Mediapro, Jaume Roures y Tatxo Benet, se mostraron hoy dispuestos a renegociar un acuerdo con Sogecable sobre los derechos de retransmisión de los partidos del fútbol profesional, aunque sin renunciar a los partidos en abierto.

"Nosotros tenemos un compromiso de dar partidos en abierto, y la ejecución de nuestros derechos nadie nos la puede impedir", advirtió Benet en rueda de prensa. Tatxo Benet insistió en que Mediapro no se "echará atrás" sobre aquello en que creen que tienen razón, y aseguró que en todo momento han actuado con legalidad.

Por su parte, Jaume Roures aseguró que desde Mediapro siempre han estado dispuestos a negociar y que es Sogecable quien "no quiere sentarse a la mesa".
Tanto Roures como Benet manifestaron que Sogecable no ha cumplido el acuerdo del 24 de julio de 2006, porque uno de los puntos fundamentales era que Mediapro entrara en el capital de Audiovisual Sport (AVS) "comprando el 25%" antes del 20 de octubre de ese año", destacó Roures, quien constató que aún no se han cambiado los estatutos de AVS para que esto sea posible.

Jaume Roures también dijo que el acuerdo del Consejo de Ministro del 23 de marzo de 2007, que estableció ocho puntos para impedir un abuso de posición de AVS, según el directivo, contradice el contrato del 24 de julio.

Roures consideró que se limita la libertad de AVS en la elección de horarios y partidos, además de recortar la duración de los contratos de cesión a sólo tres temporadas de derechos, haciéndolos inviables. Para él, "este acuerdo hace que el acuerdo del 24 de julio sea papel mojado".

En la rueda de prensa, Mediapro también anunció que Mediapro presentará esta semana una denuncia alegando que AVS/Sogecable pretende echar a Mediapro del mercado de compra de derechos, infringiendo de esta manera la normativa de competencia. Benet aseguró que no existe ninguna prohibición de adquirir derechos de transmisión por parte de su empresa.

Sobre el hecho de que Sogecable reclame a Mediapro una deuda de 58 millones de euros, Benet dijo que, efectivamente, según el contrato del 24 julio, Mediapro debía pagar anualmente unos 150 millones de euros.

Sin embargo, destacó que "Mediapro, como tiene derechos directamente con clubes, paga directamente 98 millones de euros a los clubes", y que son derechos de los cuales "Sogecable también se está beneficiando, y que además se ahorra porque no los tiene que pagar a estos clubes".

Según él, Sogecable crea confusión "porque cuenta el dinero pagado a los clubes como deuda". El directivo afirma que en estos momentos Mediapro tiene un saldo positivo con AVS.

Benet consideró ridículos los 200 millones que Sogecable pide a Mediapro por la transmisión de los tres partidos de la primera jornada de la Liga, y que supone "veinte veces la facturación anual de Sogecable y 25.000 veces sus beneficios".

Por último, Roures y Benet afirmaron que durante el próximo fin de semana se emitirán en abierto al menos los partidos de la Liga Zaragoza-Racing y Levante-Murcia.

Roures afirmó que en este conflicto "el espectador no está perjudicado porque ve partidos en abierto". "Es posible que la guerra continúe toda la temporada, aunque para nosotros se acabaría hoy mismo", aseguró.

Desestiman las medidas cautelares que pedía Audiovisual Sport

El Juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid desestimó hoy la petición de Audiovisual Sport (AVS) de impedir la entrada de las cámaras de Mediapro a los estadios de fútbol, así como la retransmisión de la señal de los partidos por parte de esta productora televisiva, según informó hoy Mediapro en un comunicado.

La resolución judicial considera que "de accederse a la medida cautelar se estaría propiciando, de hecho, la suspensión de la emisión prevista de los partidos", según prevé el acuerdo que en 24 de julio de 2006 suscribieron ambas compañías.

El juez añade que AVS pide por vía cautelar "unas medidas que producen consecuencias distintas a las que solicitó en su demanda inicial", según Mediapro.

En el comunicado, la productora recuerda que "el juez considera que no puede admitirse, sin más, que las pretensiones de AVS gocen de una apariencia de buen derecho que permita adoptar las medidas cautelares solicitadas tras el Acuerdo del Consejo de Ministros del 23 de marzo de 2007".

Mediapro consideró que, tras el auto judicial, "se siente reafirmada en la posición que ha mantenido hasta la fecha en relación al conflicto provocado por AVS/Sogecable".

AVS recurrirá la decisión del juez

Audiovisual Sport (AVS) anunció esta noche a través de un comunicado que recurrirá ante la Audiencia Provincial el auto emitido hoy por el Juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid en el que desestimó la petición de AVS de impedir la entrada de las cámaras de Mediapro a los estadios de fútbol, así como la retransmisión de la señal de los partidos.

Desde AVS consideran esta decisión "errónea, no sólo en sus consideraciones jurídicas, sino también en las puramente fácticas".

Según Audiovisual Sport, el Juzgado "no tiene en cuenta en esta resolución los graves incumplimientos de Mediapro en la primera jornada de Liga", donde incumplieron, según ella, los compromisos contractuales firmados en el contrato de 24 de julio de 2006 "que establecía una explotación pacífica y estable de los derechos audiovisuales de la Liga de fútbol".

Asimismo, alegan que el juez que ha resuelto este auto "es el sustituto del titular del citado órgano" y que, en su sentencia, "no entra verdaderamente a enjuiciar cautelarmente el problema jurídico planteado, sino que difiere la solución del problema a la sentencia de fondo o definitiva".

Por último, AVS recordó que, "reiteradamente, se ha dirigido a los operadores que durante la temporada pasada retransmitieron partidos en abierto así como a la Televisión de Aragón, para ofrecerles la señal para retransmitir un partido en abierto por jornada, hasta tanto no se regularizaran las obligaciones por parte de Mediapro, y cumpliendo con la aplicación de la Ley 21/97 sobre el interés general, y en las mismas condiciones que éstas tenían suscritos con Mediapro pero todos los operadores citados han declinado el ofrecimiento".

TV3 pide una "tregua"

Televisió de Catalunya (TVC) ha reclamado a Mediapro y a Sogecable, a través de Audiovisual Sport (AVS), que pacten una "tregua" que permita la explotación de los derechos de la actual temporada de fútbol, y se ha ofrecido como mediadora para facilitar una aproximación.

Las diferencias entre ambas compañías con intereses en la retransmisión del fútbol ha llevado a AVS -propiedad en un 80% de Sogecable- a suspender la señal de los partidos de la Liga a Mediapro, que viene emitiendo un encuentro semanal en abierto a través de laSexta, por el supuesto impago de una deuda de 58 millones de euros que esta empresa niega, informa Efe. 

Ante esta situación, TVC, que en julio de 2006 firmó un acuerdo sobre explotación de los derechos de retransmisión de fútbol con Sogecable, Mediapro y AVS, ha reprochado a estas compañías en un comunicado su actual enfrentamiento, que considera "absurdo" y que "no responde a los intereses de ninguna de las partes ni tampoco del público en general".

La televisión catalana ha emplazado a ambas empresas a "reemprender un proceso de negociación para adaptar el acuerdo (existente entre ellas) a las nuevas circunstancias", entre las que cita los acuerdos del Consejo de Ministros y los cambios producidos en el mercado de los derechos.

A su juicio, "sería aún más grande la irresponsabilidad de las dos (Sogecable y Mediapro) si se pusiera en peligro la explotación de los derechos en la actual temporada, tal y como ya está pasando".

Tras pedir, al menos, "una tregua" que permita la continuidad de la explotación durante la temporada 2007-08, TVC se ofrece a actuar como "mediador" y advierte de que, si no es así, les pedirá responsabilidades por cualquier perjuicio que se le pueda causar.

Audiovisual Sport y Mediapro se reparten los derechos audiovisuales de los 20 equipos de la Primera División para la próxima temporada, después de que ambos grupos firmaran en julio de 2006 un acuerdo para la explotación pacífica de los derechos de los partido de Liga y Copa.

Sogecable exige "el cumplimiento del contrato en vigor"

El director de Comunicación de Sogecable, Javier García, pidió hoy, en relación con el "conflicto" por los derechos de emisión de los partidos de fútbol, "el cumplimiento por parte de Mediapro del contrato firmado en julio de 2006 y que reiteradamente ha incumplido".

Así, dijo, en declaraciones a Europa Press, que no quieren "entrar a valorar los juicios y las acusaciones" de Mediapro e insistió en que serán "los tribunales los que resuelvan del asunto". "Los contratos están para cumplirse y hay un contrato en vigor que ha sido reiteradamente incumplido por Mediapro y por eso mismo hemos acudido a los tribunales", señaló.

Por el acuerdo firmado en 2006 entre ambas compañías, la productora catalana tiene derecho a emitir un partido en abierto cada jornada (señal que vendió a la Sexta y las autonómicas catalana, gallega, valenciana y aragonesa), a cambio de pagar 150 millones de euros.

La Sexta se ofrece como intermediario

LaSexta manifestó hoy "su voluntad de negociar" o "intermediar" "en cualquier momento y en cualquier sitio" en la disputa entre Sogecable y Mediapro por los derechos de retransmisión del fútbol, pero matizó que lo hará siempre y cuando no se impongan "condiciones previas".

"Es un conflicto entre Sogecable y Mediapro y a nosotros, como terceros, nos afecta porque damos el fútbol. Nosotros lo que queremos es que lleguen a un acuerdo y reiteramos nuestra disposición a ayudar, a mediar o aportar lo que sea necesario para que se solucione la situación", indicó a Europa Press una portavoz de la cadena.

En cuanto al ofrecimiento de hoy del secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, de "colaborar" si "es requerido" por ambas empresas, la portavoz de laSexta dijo que "lo importante es llegar a un acuerdo", y se mostró a favor de que alguien medie si así se cumple dicho objetivo. 

"No cuentan con el consentimiento de TV3"

Mediapro afirmó hoy que las actuaciones que Sogecable atribuye a Audiovisual Sport (AVS) acerca de los derechos sobre las retransmisiones de los partidos de fútbol de Primera División y Liga BBVA no cuentan ni con el conocimiento ni con el consentimiento de TV3.

"Las últimas medidas tomadas por Sogecable, que se nos quieren presentar como propias de AVS, no han contado ni con el previo conocimiento, ni con el consentimiento expreso ni tácito del otro socio de AVS, Televisió de Catalunya, en frontal vulneración de lo dispuesto en los Estatutos Sociales de AVS", indica en un comunicado.

Mediapro dijo, "en referencia al último y disparatado comunicado de Sogecable", en el que "intenta una vez más ocultarse bajo la pantalla de AVS", que "no entrará en una absurda guerra sobre cuantías de las reclamaciones judiciales: el papel aguanta todos los ceros que se quieran añadir".

Mediapro se refería así a la ampliación de demanda de la empresa de gestión de derechos deportivos AVS, participada mayoritariamente por Sogecable, contra la empresa que preside Jaume Roures. En la demanda se solicita que Mediapro pague a AVS 200 millones de euros después de que laSexta retransmitiera el fin de semana pasado tres partidos de Primera.

"Se trata, por tanto, de medidas adoptadas exclusivamente por Sogecable", afirma el comunicado, que a continuación añade que Sogecable está, "de hecho, actuando como si ya tuviese el control absoluto de AVS; pero, claro está, sin cumplir las condiciones que, para tal situación de control, prescribió el Acuerdo del Consejo de Ministros de 23 de marzo de 2007".

Mediapro indica que "la única culpable de la actual situación, sin duda perjudicial para todos, es la propia Sogecable, que, ante la oferta firme de Mediapro de mantener provisionalmente la situación de explotación conjunta de los Derechos Audiovisuales hasta que los Tribunales de Justicia se pronunciasen, respondió: primero, con la medida de cortar a Mediapro la señal audiovisual, y seguidamente, con el intento de apropiarse de los derechos audiovisuales de los clubes de fútbol con los que Mediapro, y sólo Mediapro, tiene celebrados contratos".

Así, dice que "todo ello lo ha hecho Sogecable, instrumentalizando y sacrificando el interés social de Audiovisual Sport y en exclusivo beneficio monopolista de sus negocios de televisión de pago y pago por visión".

Ante todo lo que antecede, agrega el comunicado, también Mediapro podría, "sin llegar al extremo de tomar el nombre del Estado de Derecho en vano, dirigir enfáticos llamamientos a todos los directamente afectados, al público en general, y a las Administraciones y Autoridades públicas, comenzando por las que tutelan la libre competencia, para que impongan a Sogecable un mínimo de cordura".

"También podría Mediapro declarar que nunca retrocederá ante la prepotencia de los que se creen intocables. Pero haremos algo más simple: Mediapro propone a Sogecable, por tercera vez, y ahora ya públicamente, la posibilidad de mantener provisional y pacíficamente la situación de explotación conjunta de los Derechos Audiovisuales que existió durante la temporada 2006/2007, hasta que los Tribunales de Justicia se pronuncien sobre la vigencia o no del Acuerdo de 24 de julio de 2006 y los incumplimientos del mismo aducidos por una y otra parte, sin que renunciemos en modo alguno a nuestras posiciones al respecto".

Del mismo modo, la empresa presidida por Jaume Roures pide "mantener dicho status quo provisional, en las condiciones económicas que acordemos, o que establezca un tercero de la confianza de ambas partes, con base en lo previsto en el mismo acuerdo".

El Gobierno se ofrece a mediar

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, se ofreció hoy a "colaborar" entre Sogecable y Mediapro sobre los derechos de transmisión de los partidos de fútbol si "es requerido" por ambas empresas, pero matizó que el Gobierno "no ha realizado ni realizará ninguna propuesta formal para la solución del problema".

Así, Moraleda explicó en declaraciones a Europa Press que no hará ninguna propuesta por parte del Ejecutivo por dos motivos: porque no está dentro de su "ámbito competencial y porque cualquier posibilidad de acuerdo descansa en la voluntad de consenso de ambas empresas".

"En todo caso, esa voluntad de consenso será considerada por el Gobierno si es requerido por ambas empresas. El Gobierno no oculta su deseo de que se solucione esta situación, en beneficio del deporte y de los aficionados y de todos los afectados, para lo que reitera su disposición a colaborar si se produce esa petición de ambas", añadió.

Mediapro ofrecerá en abierto "todos los partidos que pueda"

Mediapro anunció que ofrecerá en abierto "todos los partidos que pueda" de la Liga de fútbol para que sean emitidos por laSexta o el resto de televisiones con las que mantiene acuerdos, y dijo que se ha entrado "en una nueva fase" en las retransmisiones, tras el pulso que mantiene con Audiovisual Sport (AVS).

En declaraciones al Tirachinas de la COPE, el presidente de Mediapro, Jaume Roures, aseguró que "hasta que las aguas no vuelvan a su cauce, vamos a ofrecer todos los partidos en abierto que podamos, que serán tres, como esta jornada, cuatro ó dos, en función de las posibilidades del calendario". "Hemos entrado en una nueva fase que no sé cuándo va a acabar", añadió.

Roures se mostró de acuerdo con los horarios fijados por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para la segunda jornada de Primera y Liga BBVA. "Ellos (AVS) tenían que plantear los horarios el viernes y no lo hicieron. A la Liga no le quedaba más remedio que fijar unos horarios porque los clubes necesitan saber cuándo juegan", indicó.

Roures afirmó que estos horarios "son definitivos" y "garantizó" que el Villarreal-Real Madrid se jugará el domingo a las 21.00 horas. "El Villarreal es un club del que tenemos derechos. Puedo garantizar que se jugará el domingo a las nueve y que daremos ese partido", manifestó.

Asimismo, desveló que la semana pasada el Gobierno invitó a Mediapro y AVS a una reunión aprovechando que hay un parón de quince días tras la segunda jornada y les instó a que dejaran el panorama como estaba. "Nosotros lo aceptamos, pero Sogecable no. Con Polanco creo esto no hubiera pasado. No creo que Jesús fuese partidario de 'echarse al monte'", indicó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba