Así fue la última entrega del programa 'Sopa de lágrimas' en 'MasterChef': lloran concursantes, jueces y presentadora

'Sopa de lágrimas' en 'MasterChef': lloran concursantes, jueces y presentadora
'Sopa de lágrimas' en 'MasterChef': lloran concursantes, jueces y presentadora

La 'noche del amor' del talent culinario se tornó en 'la noche de la emoción' con los mensajes de las parejas de los participantes, que se contagió a todos los presentes

La "noche del amor" en 'MasterChef' se convirtió más bien en la "noche de las lágrimas". El talent culinario de La 1 dedicó su entrega de ayer a sorprender a sus concursantes con cartas y recuerdos de sus parejas, lo que hizo que todos se emocionasen.

Al empezar el programa, los aspirantes encontraron una caja sorpresa en cada una de sus mesas. En ellas había una carta de sus parejas, que fueron leyendo uno por uno entre lágrimas de emoción y agradecimientos a todo el equipo.

La emoción se contagió incluso a los jueces del programa, que con los ojos vidriosos escuchaban los relatos de los concursantes, y a duras penas lograban dar paso al siguiente. Solo el buen humor de Víctor y Antonio mientras leían sus cartas, así como el curioso texto del novio de Andrea, lograron romper un poco el clima de emoción y conseguir un ambiente más distendido, entre las carcajadas de Samantha.

La única "soltera de MasterChef", Mireia, fue la expulsada de la noche

Antes de abrir su carta, Mireia ya anunció que "de mi novio seguro que no va a ser, porque no tengo. Soy la soltera de MasterChef", lo que se ganó la broma de Samantha: "Ábrela, lo mismo es de Pedro Sánchez", entre las risas de todos.

La militante socialista y maestra, que después leyó la carta de su padre, acabó la noche siendo la expulsada del talent pero sin perder su sonrisa. A la murciana se le atragantó el reto de "cocina de aprovechamiento" que propusieron los jueces, y su plato empleando las sobras de comida recibió duras críticas.

"Lamentable, fallido y repugnante" fueron algunos de los calificativos que recibió, como recoge la web de TVE. Jordi Cruz fue el más explícito: "Malo, malo. Si alguien tiene que hacer un plato de aprovechamiento con esto, le sale veneno".

Pese al mal trago, Mireia quiso despedirse con un mensaje positivo: "A la vida hay que ponerle actitud y si algo he aprendido de mi familia es que hay que sonreírle a la vida".

Etiquetas

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba