Estados Unidos "Los Soprano" se convierten en un fenómeno social

Vídeos, discos, revistas, camisetas o libros sobre la serie y un léxico propio invaden la sociedad norteamericana al finalizar la tercera temporada de esta serie

Pese al contenido violento de Los Sopranos, la serie ha triunfado en lo que a cuota de pantalla y a fenómeno cultural se refiere. Los 13 episodios de esta última temporada emitidos en la cadena HBO han sido más sangrientos que nunca. Pero eso no ha importado a la audiencia, quien ha aupado a esta serie a la categoría de ser la más vista de la historia en un canal por cable con 6,5 millones de espectadores durante esta última temporada.

Tony Soprano es un hombre de Nueva Jersey que quiere a su esposa y a sus hijos, pero que no los entiende y que comparte con sus padres italianos su gusto por la buena pasta. Tony está a la cabeza de una familia violenta y mafiosa, aunque esto le tiene traumatizado y acude constantemente a la consulta de su psicoanalista. Esta idea fue vendida por David Chase, un realizador de series de TV como Alfred Hitchcock Presenta, al canal HBO. Los directivos de esta cadena se quedaron tan encantados con este argumento que programaron la serie en horario estelar.

Y hasta ahora. Los Sopranos han sido capaces de extender sus tentáculos fuera del televisor, donde vídeos, discos, camisetas o libros se han ido incorporando a la vida de muchos estadounidenses que incluso empiezan a utilizar el léxico de estos nuevos mafiosos, como Borgata, Capo o Consiglieri.

A lo largo de esta temporada, una especie de Sopranomanía se ha ido adueñando del país. Lo narra muy bien la periodista del la revista The American Prospect Elaine Showalter. “Todo el mundo en Nueva Jersey cuenta ahora que desciende de una familia de mafiosos. Incluso mi peluquero, un imitador de Frank Sinatra en un club de durante sus ratos de ocio, está contento porque la gente lo confunde con un tipo de la serie.

El mayor beneficio lo ha recibido el famoso “Bada Bing” en la serie (“Satin Dolls” en la vida real), club de strip-tease donde la familia Soprano pasa el rato y que ahora es destino de los que toman parte en la gira de tres horas que ya se ha organizado para recorrer el Nueva Jersey descubierto por la serie.

Los críticos de televisión y periódicos más afamados de Estados Unidos han coincidido en alabar esta serie. La revista TV Guide llegó a comparar la serie creada por David Chase con la obra de Federico Fellini, mientras que para el New York Times es una obra maestra del pop, comparable con Chejov o las tragedias griegas. “Está llena de personajes y situaciones con una dimensión sólo comparable con Dickens”, añade el periódico.

Además de admiración, polémica

En Chicago, la ciudad donde Al Capone le dio mala fama hasta a la mafia, un grupo legal ítalo-americano demandó a Time Warner Entertainment, “por mostrar a la gente de origen italiano como criminales natos”. La productora respondió con un comunicado en el que decía estar “muy orgullosa de Los Sopranos. No somos los únicos que consideran que el programa es un extraordinario logro artístico".

También un grupo de feministas boicotearon un acto público al que asistía el actor Joe Pantoliano después de que en su papel como el psicópata Ralphie en la serie matara a golpes a una joven embarazada.

Pero todas las polémicas no se han visto seguidas de una caída en las suscripciones al canal por cable HBO.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba